X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de agosto y se habla de CIUDADANOS alicante LA BOUCHE ecisa primor COMERCIO CINE DOCUMENTAL

Ignacio García May y la barcelonesa sala Becket, homenajeados en la Muestra de Teatro

7/11/2017 - 

ALICANTE. La Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos alicantina vivió este lunes uno de los puntos álgidos de su veinticinco edición. En el hall del Teatro Principal de Alicante se entregaron los premios honoríficos que este año recayeron en la barcelonesa Sala Beckett y el Obrador Internacional de Dramaturgía, que ha obtenido el premio Palma de Alicante, y en el dramaturgo Ignacio Garcia May, que ha sido el homenajeado de esta edición.

El acto fue presentado por Guillermo Heras, director de la Muestra de Teatro Español de Autores Contemporános, que no quiso obviar la señalada fecha de la edición. Por ello recordó “a los cientos de autores, traductores y editores” que han pasado por la Muestra durante estas más de dos décadas existencia. Heras señaló algo que fue una constante durante la ceremonia: resaltar la importancia de la ciudadanía alicantina para mantener vivo este certamen. Diversas personalidades como Juan Luis Mira, dramaturgo y miembro del Consejo Territorial de la SGAE de la Comunidad Valenciana, y Alicia Garijo, coordinadora de la Unidad Territorial del Institut Valencià de Cultura en Alicante, también quisieron participar en el acto para felicitar a la Muestra por su excelente salud y homenajear a los premiados.

El primero de los galardones fue la Palma de Alicante entragada por Cesar Asensio, vicepresidente segundo de Cultura y Educación, a la Sala Beckett / Obrador Internacional de Dramaturgía por su “continuada  y  comprometida  acción  en  defensa de las escrituras teatrales contemporáneas” desde la fundación de la misma en 1989. El premio fue recogido por Toni Casares, director de la Sala Beckett, cuya primera reacción fue pedir que la Muestra se premiará a sí misma por su “apoyo a la autoría dramática”. Casares habló del buen momento de la dramaturgia española y su reconocimiento internacional aunque reconoció que ahora vivimos “algo huérfanos de relato”. Por ello pidió apoyo a los dramaturgos que son los que elaboran estos relatos.

El momento más esperado de la noche llegó con el reconocimiento al dramaturgo Ignacio García May. Fernando Cerón, del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, fue el encargado de presentar al premiado al que definió como un “pensador incansable”. García May habló de la ilusión que le hacía estar en Alicante “por muchas cosas”, especialmente por los recuerdos que le traía  la ciudad del alicantino José Estruch, “su amigo y colega”. El homenajeado reivindicó la labor del teatro como reflejo de la sociedad actual. “El teatro tiene que salir a la calle a preguntarle a la gente, ¿qué te aflige? ¿qué podemos hacer?”, decía García May añadiendo que “no hay nada más inútil que el teatro inútil”. El acto lo cerró el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, que tras felicitar efusivamente al director del Teatro Principal de Alicante, el presente en la ceremonia Francesc Sanguino, por su trabajo realizado, reivindicó la estabilidad de la Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos desde su nacimiento en 1993. Tras el acto se puso en escena la obra Sofía, del homenajeado Ignacio García May e interpretada por Victoria Salvador.


Noticias relacionadas

next
x