Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

declaración de impacto ambiental sujeta a diversas exigencias

Transición Ecológica aprueba el trazado para la conexión del AVE con el casco urbano de Elche

17/07/2020 - 

ELCHE. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha dado luz verde a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto Red Arterial Ferroviaria de Elche y su variante para la conexión de su estación de Alta Velocidad en la pedanía de Matola con el centro urbanoproyecto que implicará 3,5 millones en expropiaciones—. La alternativa elegida entre las dos viables a nivel socioeconómico, que consiste en pasar por encima en el cruce de uno de los del ramales de conexión con la Línea de Alta Velocidad de Alicante-Murcia, tiene ahora que verse corregida tras la consulta pública de diferentes administraciones en cuestiones relativas a la flora y fauna, al terreno o a cuestiones hidrográficas. 

Antecedentes del proyecto

El pasado 7 de febrero de 2019 fue cuando la Subdirección General de Planificación Ferroviaria de la Secretaría de Estado de Fomento entregó en el Ministerio su propuesta de trazado. Un año y un mes después, el pasado 7 de julio, el Ministerio de Transición Ecológica ya ha aprobado el trazado y la alternativa elegida. Una alternativa que busca permitir la circulación de los trenes de Cercanías a mayor velocidad que la actual, la reducción de los tiempos de viaje, el confort de las circulaciones, y el incremento de capacidad del tramo, ya que en casi toda la longitud de la Variante se proyectan dos vías. Eso sí la aprobación del proyecto, como siempre, está condicionada a distintas actuaciones para mitigar el impacto ambiental en la zona. 

En el actual proyecto, según el informe de la Subdirección, se permite aprovechar el potencial de la nueva estación de Alta Velocidad con los servicios de Cercanías y se mejora la accesibilidad de la estación de Elche Alta Velocidad. Además, en el tramo actual entre Elche y el apeadero de Crevillente se mantendrá el tráfico de mercancías y, al reducir las circulaciones ferroviarias, se mejorará la seguridad de los 5 pasos a nivel que existen en la actualidad. 

Según el estudio, el impacto global no es significativo y la propuesta elegida tiene un menor valor de impacto. El promotor, es decir, el Ministerio, ha tenido en consideración algunas alegaciones relativas a la afección acústica, al diseño de las obras de drenaje y afecciones a zonas inundables, entre otras. En cambio, no se modifica el trazado ni se modifica la alternativa seleccionada como proponían los alegantes particulares, ni se duplica el túnel, como solicitaba el Ayuntamiento, que proponía el soterramiento a la hora de entrar al casco urbano. Considerando ajustado el contenido del estudio, prefería la otra alternativa, dado que que el trazado se plantearía en desmonte, presentando un mayor grado de integración paisajística tanto en el entorno rural como urbano.

Afecciones al entorno y soluciones propuestas

En cuanto al factor suelo, en el estudio de impacto ambiental se han considerado una serie de afectaciones, como son las excavaciones del terreno y las necesidades de rellenos para la plataforma, siendo ambas significativas. En este sentido el promotor indica que los préstamos serán procedentes de las canteras y plantas de tratamientos de áridos en explotación.

En el estudio de impacto ambiental se señalan 8 graveras y 12 canteras, (autorizadas y con planes de restauración aprobados), por lo que no será necesario abrir nuevas zonas de préstamos. El material sobrante que no se reutilice en la propia traza irá destinado a la restauración de canteras activas y a los vertederos autorizados (en el estudio de impacto ambiental se proponen 5 vertederos ubicados en los municipios de Elche y Crevillente), por lo que, no será necesaria la creación de nuevos vertederos.

Sobre afectaciones al agua, los cauces que se localizan en el ámbito del proyecto son los barrancos de los Arcos y de Barbasena. El proyecto salva ambos cauces con sendos viaductos. Se indica que ninguno de los estribos del viaducto sobre el barranco de Barbasena ocupará el cauce y serán ubicados fuera del Dominio Público Hidráulico, por lo que se concluye que no existirá ninguna afección sobre el barranco. En relación al riesgo de inundación, el promotor ha destacado que los sectores catalogados por el Patricova (plan de inundabilidad valenciano) están el barranco de Los Arcos y dos sectores en la depresión del Llano de San José, pero se salvan con el viaducto existente al inicio de la Variante, y en la zona de los llanos de San José con dos obras de drenaje, considerado como suficiente para evitar riesgos de inundación. 

Por otro lado, en los últimos 100 metros de las dos alternativas del proyecto, el promotor ha identificado un sector de nivel de peligrosidad de clase 6. Como medida preventiva, el Ministerio asegura que se realizará un correcto diseño de los sistemas de drenaje y que el proyecto no supondrá mayor inundabilidad que como ahora está la zona. Y sobre el aire y las emisiones de polvo, se planteará riego superficial para el control de las emisiones de polvo y partículas procedentes del movimiento de tierras y maquinaria de obra y otras actuaciones como el control de las emisiones de gases procedentes de la maquinaria de obra; la limitación de la velocidad de los vehículos de transporte o el control de las emisiones fugitivas de los acopios de tierra.

Además, y sobre la vegetación y flora, el área de estudio es una zona periurbana, "muy transformada y de un grado de naturalidad muy bajo, sin apenas vegetación natural". El promotor indica que las principales afectaciones sobre la vegetación, hábitat deinterés comunitario (HIC) y palmerales, se producen por el movimiento de tierras, y en concreto por el desbroce que hay que llevar a cabo en el trazado, en la zona del nuevo viaducto y en las zonas auxiliares de obra. La obra afectará a zonas con cultivos de frutales, vegetación característica de las ramblas en el barranco de Barbasena. Para los impactos sobre la vegetación, el Estudio de impacto ambiental establece como medidas preventivas la delimitación de los perímetros de actividad de las obras, la protección de los ejemplares arbóreos, el estudio del arbolado afectado por las obras con el fin de estudiar su viabilidad de trasplante y las medidas de prevención de incendios. 

En el último tramo del proyecto, se interceptaría una tesela con dos HIC inventariados en el Atlas y Manual de los Hábitats Naturales y Seminaturales de España. Esa tesela se encuentra ya fragmentada por la LAV en el ámbito de la nueva Estación de Alta Velocidad de Elche. La Subdirección General de Biodiversidad y Medio Natural indica que la pérdida implicará una ocupación irreversible de la zona y su desaparición, siendo un área importante en el uso como zona de descanso o refugio por las especies locales, en un territorio donde es común la degradación y fragmentación del hábitat, aun considerándola de extensión reducida. 

En respuesta a estas cuestiones, el promotor ha propuesto la restauración de la parcela como zona de paso y descanso de fauna y la ampliación de esta restauración seleccionando zonas próximas al trazado. También prevé la prospección previa en la zona de obras que determine la posible presencia de especies de flora endémica, como Teucrium carolipaui, que se realizará en coordinación con la Conselleria de Agricultura para que, en su caso, se determinen las medidas adecuadas a adoptar. Respecto a la catenaria, el promotor indica que considerando el tipo de hábitats y de especies de aves presentes en el ámbito del estudio, no cabe esperar impactos significativos por colisión.Tampoco, se han detectado potenciales corredores para la avifauna en la totalidad del trazado propuesto. 

Se prevé, entre otras actuaciones, jalonamiento de la franja de ocupación del trazado, incluyendo también las zonas de instalaciones auxiliares, con el objetivo de evitar el movimiento de maquinaria fuera de ellas, que ocasionaría molestias para la fauna, o el acondicionamiento de las obras de drenaje como pasos de fauna para vertebrados de pequeño y mediano tamaño, entre otras.

En cuanto a patrimonio cultural, que se afectarán por el trazado del proyecto son: Puente Barranco de Los Arcos o de Las Monjas, indicando el promotor que tendrá un impacto compatible y, por otro lado, la cavidad Matola, con un impacto severo según el estudio. Presumiblemente será destruida en su totalidad durante el movimiento de tierras para ejecutar la plataforma ferroviaria. No obstante, la Dirección General de Cultura y Patrimonio concluye en su informe que no existe afección sobre el patrimonio cultural, y, por lo tanto, se informa favorablemente del proyecto. Como medida preventiva se plantea la excavación y estudio del interior de la cavidad Matola con medios manuales. Considerando el resultado de esta medida, se valoraría, como medida correctora, la posibilidad de modificar el trazado propuesto. En relación con las vías pecuarias, el trazado cruzaría la Colada de Matola o de Santa Teresa. El promotor propone su reposición mediante un paso inferior. 

Las Condiciones de Transición Ecológica

La Subdirección General de Biodiversidad y Medio Natural ha indicado medidas de obligado cumplimiento. Entre las más relevantes: 

- Se evitará el empleo de canteras en zonas alejadas que impliquen un movimiento de maquinaria prolongado y se descartarán las canteras que se localicen en zonas de especial interés para la flora

- Se deberá realizar el estudio hidráulico del puente sobre el barranco de Barbasena, considerando los objetivos y principios del Patricova y deberá ser remitido a la Confederación Hidrográfica del Segura para su validación con anterioridad a la ejecución de las obras

- Las obras de drenaje trasversal (ODT) se diseñarán con capacidad para la avenida de 500 años de periodo de retorno

- El promotor deberá, tras realizar una nueva modelización, instalar diferentes siguientes pantallas que se indican para cumplir los objetivos de calidad acústica

- Se deberá elaborar un plan de restauración que incluya un control previo de las especies invasoras existentes en la zona y que evite la propagación de estas especies en las zonas de obra y de vertedero e instalaciones auxiliares mediante un adecuado tratamiento

- Se evitará el empleo de plantas alóctonas como Myoporum ternuifolium en las restauraciones, fomentando el uso de otras especies autóctonas, de las que pueden ser recogidas semillas previo al desbroce si se detecta la presencia de especies relevantes

- Se realizará una prospección de nidos y fauna presente en la zona, se analizará también la presencia de quirópteros tanto en la cavidad Matola cómo en las palmeras y edificaciones en ruinas de la zona de proyecto, en coordinación con el organismo autonómico competente y, en su caso, se establecerán las medidas adicionales necesarias para evitar la afección a este grupo faunístico

- En el tramo final del trazado, que va en terraplén, así como en los tramos comunes, se deberá poner especial atención en diseñar vallados que eviten la colisión de la avifauna con el tren, la catenaria o el cerramiento

– La adaptación al menos de uno de los nuevos pasos a paso mixto de fauna

– Se adaptarán las obras de drenaje (incluso las que se sustituyen) poniendo especial atención a los cerramientos que no desemboquen en la vía

– En el viaducto de Barbasena, se adoptarán luces en los extremos amplias y se permitirán pendientes de taludes estables para que puedan ser restaurada la continuidad lineal y la vegetación

- La actuación supone la desaparición de la representación del HIC del entorno local, y que puede afectar negativamente a varias especies, se propone realizar labores de restauración con el objetivo de constituir una zona de paso o descanso para la fauna

Por último, al proyecto irá aparejado un estudio de impacto ambiental que contiene un programa de vigilancia ambiental (PVA) cuyo objetivo consiste en garantizar el cumplimiento de la totalidad de las medidas preventivas y correctoras descritas. En cada una de las fases de dicho programa, se realizará un seguimiento de la eficacia de las medidas adoptadas y sus criterios de aplicación, emitiendo los correspondientes informes de vigilancia. 

Ruta de la Variante Elche

En cuanto a la Variante, de 3,9 kilómetros, se inicia a la salida del túnel de la línea ferroviaria Alicante – Murcia, a partir del viaducto que cruza el Barranco de Los Arcos, y continúa en sentido Crevillente sobre la actual plataforma ferroviaria entre campos de cultivos, eriales y edificaciones rurales. En la partida rural Llanos de San José el trazado gira en dirección suroeste y abandona la plataforma ferroviaria, para discurrir luego en dirección oeste junto al camino Partida Llanos de San José, entre parcelas con edificaciones dispersas. Después cruza el Barranco de Barbasena y continúa en la misma dirección hasta la conexión con la LAV Madrid-Castilla La Mancha-Comunidad Valenciana-Región de Murcia, tramo que conecta Alicante con Murcia por Monforte del Cid, y la nueva estación de Elche Alta Velocidad. 

El presupuesto de ejecución material es de 23,3 millones de euros y el total del presupuesto de licitación con IVA es de 33,5 millones

Noticias relacionadas

next
x