Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

tras asegurar por email que el solar estaba vendido a otro comprador

El 'corredor' del suelo de la Iglesia en Guardamar: "Sube un poco el precio y paga la comisión, y fuera"

15/01/2021 - 

ALICANTE. El drástico cambio de última hora en las condiciones pactadas, con una supuesta segunda oferta para presionar al comprador, hizo que las negociaciones para venderle a MPC Group el solar de la Fundación San José Obrero en Guardamar del Segura saltasen por los aires en diciembre, tras un año de contactos que habían fructificado unas semanas antes. Pero este cambio no se refirió solo al importe de la transacción, que se situaba entonces algo por debajo de los 2 millones de euros, sino a la comisión que, al parecer, había que pagarle al 'corredor' de la Iglesia para poder firmar.

Fuentes de la promotora que rompió las negociaciones, propiedad del conocido empresario Manuel Pertusa, explican que el corredor contactó con ellos por teléfono el 22 de diciembre, tras un correo electrónico en el que se les informaba de que el suelo se había vendido finalmente a otro comprador. "Lo que tienes que hacer es subir un poco el precio, pagar la comisión y fuera" fue el mensaje que, aseguran desde MPC Group, les trasladó el intermediario. Al negarse Pertusa a pagar comisión alguna, siempre según la versión de la promotora, el corredor desveló que "yo voy a cobrar de todas maneras, tú verás lo que haces".

Este periódico volvió a contactar este jueves con el Obispado de Orihuela-Alicante para tratar de recabar su versión sobre este supuesto cobro de comisiones, pero su portavoz se remitió a la postura expresada el pasado lunes, que es la de que "por ahora no se van a realizar declaraciones en torno a este asunto". Específicamente, se trasladó la pregunta de si el Obispado era conocedor del papel de este intermediario y de la petición de una comisión al comprador para cerrar el acuerdo, sin respuesta.

Acuerdo en octubre

La cronología de los hechos, según la información que Alicante Plaza ha podido recabar en distintas fuentes, es la siguiente. El ecónomo de la Diócesis, Francisco Martínez, puso a la venta el solar de la Fundación San José Obrero (una parcela de 8.000 metros cuadrados edificables en primera línea) a finales de 2019. Inicialmente, los consultores inmobiliarios que suelen participar en este tipo de operaciones de envergadura recibieron un precio de salida de 1,8 millones, que según algunas fuentes ya estaba "un poco caro, teniendo en cuenta la rentabilidad que se le puede sacar; aunque es uno de los pocos suelos en primera línea que quedan en la zona". En las condiciones de la venta, ya se advertía de que "había que pagar una comisión", según estas fuentes.

En enero de 2020, la promotora de Pertusa entabló negociaciones directamente con el ecónomo de la Diócesis, después de que la mayoría de consultores que habían movido el suelo entre sus clientes se retirasen. A MPC Group se le pidieron 2 millones de euros. La negociación, a partir de ese momento, fue en exclusiva y directamente entre el ecónomo y el promotor de la Vega Baja. Durante meses, en los que se sucedieron reuniones en los despachos de ambos interlocutores y comidas de trabajo, Pertusa consiguió rebajar el precio de nuevo al entorno de los 1,8 millones, presentó el proyecto que iba a realizar, los estudios de Carreteras, y una propuesta para que los menores que usaban el campamento de San José Obrero pudiesen disfrutar sin limitaciones de las instalaciones deportivas que MPC Group tiene en Jacarilla y Amoradí.

Correos y llamadas

Con toda esta documentación y el acuerdo en torno al precio, en octubre Pertusa y su abogado mantuvieron una reunión con el ecónomo y el presidente de la Fundación San José Obrero, a la que asistió por primera vez el 'corredor'. En dicho encuentro, el ecónomo trasladó a MPC Group que el acuerdo era total y que simplemente faltaba que la oferta, con el visto bueno de Martínez, pasase por el consejo económico de la Diócesis que se iba a celebrar en los siguientes días. Pertusa no volvió a tener noticias hasta el citado 22 de diciembre, cuando alrededor de las 13 horas (según ha podido constatar este periódico) recibió un correo del presidente de la fundación en el que se informaba de que se había vendido el terreno a otro comprador que no se identificaba (Alicante Plaza ha conseguido confirmar que se trataba de Amay Properties).

Pertusa respondió al correo mostrando su indignación por el movimiento del ecónomo, ya que en octubre se había cerrado el acuerdo, pendiente del consejo económico. Y entonces la respuesta, que llegó ya por vía telefónica, fue (según la versión de MPC Group) que hablase directamente con el 'corredor', ya que "podemos escuchar otras ofertas". Fue el mismo 'corredor' el que llamó a Pertusa, una hora más tarde del intercambio de correos, para decirle que "tienes que subir un poco el precio, pagar la comisión, y fuera". Al negarse Pertusa a acceder a estas condiciones, la respuesta fue que "como yo voy a cobrar de todas maneras, haz lo que consideres", siempre según la versión que ofrece el empresario y que el Obispado no ha querido rebatir.

Como desveló este periódico el lunes, la negociación se rompió en ese momento. La segunda oferta que esgrimió el 'corredor' para subir el precio y pedir una comisión no se ha concretado hasta el momento, y en cualquier caso necesitaría (como la de Pertusa) el visto bueno previo de los responsables económicos de la Iglesia en el Vaticano. Desde entonces, la operación está parada y las extrañas circunstancias en las que se rompió han concitado el interés de altas instancias de la Iglesia, según ha podido saber este diario.

Noticias relacionadas

next
x