Hoy es 18 de mayo y se habla de aquaculture ACUICULTURA alicante urbanismo benidorm iglesia

concesión de las instalaciones hasta 2038

La familia Palacio invertirá 2,9 millones en mejoras para explotar el varadero del Puerto 10 años más

29/03/2021 - 

ALICANTE. Las empresas de la familia Palacio, agrupadas en Yansika Holding, siguen creciendo en el Puerto de Alicante a golpe de inversiones millonarias en la ejecución de distintas infraestructuras. Al margen de ampliar los plazos de concesión de la marina deportiva y del espacio comercial del muelle de Levante, en el que se encuentran el Casino Mediterráneo y medio centenar de locales de restauración, los Palacio acaban de lograr ahora la ampliación del plazo de explotación del varadero para la reparación de embarcaciones situado junto a la dársena pesquera por otros 10 años adicionales.

Los Palacio lograron la concesión a través de Yansika Holding en 2013 por un periodo inicial de 15 años. No obstante, ahora seguirán gestionando las instalaciones hasta el año 2038, tras su traspaso a la sociedad Servicios Técnicos Alicante SL en 2016. A cambio, la compañía asume el compromiso de ejecución de mejoras por valor de 2,9 millones en las instalaciones del varadero. Entre ellas, se incluye la construcción de una cabina de pintado; de una nave de protección para dicha cabina; la instalación de elevadores de tijera; el acondicionamiento de las grúas travel-lift existentes, la mejora de los fosos de varada y reparación de veleros; la instalación de energía solar y la renovación de sistemas para lograr una mayor eficiencia energética. De hecho, algunas de esas mejoras se han ejecutado ya a lo largo de los dos últimos años, según fuentes consultadas.

El acuerdo de ampliación de ese plazo de concesión quedó refrendado durante la última reunión del consejo de administración del Puerto, después de que se rechazasen prácticamente en su integridad las tres alegaciones presentadas al respecto. En suma, esas objeciones, formuladas en enero de 2019 por el entonces portavoz y concejal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, exigían que se requiriese medidas de protección para el desarrollo de las actividades de reparación, como que el lijado de las embarcaciones se realizase en nave cerrada, o que los materiales de dragado de la dársena se trasladasen a vertedero autorizado, por ejemplo. 

Al respecto, el informe de resolución de las alegaciones apunta que la inclusión de esos requisitos no son competencia de la Autoridad Portuaria, sino de la autoridad ambiental que debe conceder licencia de actividad y obra para el funcionamiento del varadero, que en este caso es el Ayuntamiento. Eso sí, estima parcialmente una de esas tres alegaciones, de modo que se compromete a controlar que el material extraído en el dragado de la dársena pesquera durante la ejecución de esas mejoras no se depositase en el mar o en el tramo final del Barranco de las Ovejas.

Entre las inversiones previstas, se incluye la mejora de la eficiencia energética y la incorporación de nuevas grúas para el traslado de barcos

El varadero gestionado por Servicios Técnicos Alicante dispone de capacidad para reparar barcos de hasta 40 meros de eslora sobre unas instalaciones que ocupan más de 24.000 metros cuadrados. Además, cuenta con 120 atraques para el mantenimiento a flote de esas embarcaciones de mayor tamaño y una marina seca en nave cubierta de 1.250 metros para barcos de 8 metros de eslora, junto a locales comerciales y parking para clientes.

Al margen del varadero dedicado a la reparación de embarcaciones, de la marina deportiva y de la zona comercial de Levante, la familia Palacio también logró el pasado mes de julio la concesión por diez años para el desarrollo de una marina para motos acuáticas en la parcela DP-4, situada en la zona de Poniente, junto al edificio de la Lonja del Pescado. En ese caso, se preveía una inversión de 660.000 euros para desarrollar unas instalaciones de 2.795,42 metros cuadrados de superficie en tierra y 1.206 en la lámina de agua que se destinarán a la estancia a flote y en tierra de motos de agua y embarcaciones menores, así como al mantenimiento, reparación, pintura y revisión de esas naves.

De acuerdo con la propuesta presentada, las instalaciones tendrán capacidad para el amarre a flote de 25 motos náuticas, 10 embarcaciones menores de 8 metros de eslora y 2 para embarcaciones mayores de 8, mientras que fuera del agua dispondrá de 180 plazas para motos, 45 para embarcaciones menores y 5 para mayores de 8 metros. 

Noticias relacionadas

next
x