X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por amor al arte / OPINIÓN

El Flaco

24/06/2018 - 

La botella de cava se agitó demasiado en Génova y el corcho salió disparado. Llegó cuarenta minutos tarde a Santa Pola. Letizia Ortiz y Melania Trump toman el té educadamente sobre jaulas de niños ululantes. La manada anda suelta. Inseguridad. Vergüenza. Indignidad. El gobierno Mariano Rajoy, Íñigo de la Serna, nos ha dejado aislados de las redes de transporte europeas. Pedro Sánchez tropieza con las pensiones, las infraestructuras y la financiación de la periferia. Nosotros. Que no vamos a dejar ni un segundo de exigir lo nuestro. Ximo Puig y Mónica Oltra se la juegan. Básicamente, esto lo entiende hasta Joan Baldoví. Y José Luis Ábalos. La Reina Sofía rehace su vida. Emilio Bascuñana sale vivo en Orihuela. El Rey Juan Carlos I estrenó la nueva finca de Vicente Boluda y Esther Pastor en Navajas. No hay elefantes ni elefantas en el Alto Palancia. Los helicópteros del marisco de Vinaròs sobrevuelan mi pueblo, la Vall de Almonacid, que está a cuatro ribazos, tres rieras, cuatro trincheras y quince mil oliveras apenas más allá. Agustinet Navarro ofrece su cabeza para el cambio en Benidorm. Desarma la intimidad de los náufragos. Vargas Llosa se cae en la noche. La derecha española se estrena en la democracia interna. Con chófer y sin debate. El señor García Margallo es el Arcángel Gabriel de Leonardo Da Vinci. Un cerebro que busca corazón. El PP está vacío. Crudo. Una maquinaria de hacer dinero. Una notaría.

Pablo Casado acudió al balcón de la mascletà en Elx. Sí: también eso se lo convalidaron, le regalaron esa asignatura. La diputada FAES valenciana Belén Hoyo y el candidato ilicitano Pablo Ruz  son lo que le escribieron –“no os faltará de nada a los valencianos”- el guión. Tan lejos, tan cerca. César Sánchez se nutre del dinero de la rotonda y rotunda españolidad trabucaire de María Dolores de Cospedal. Legionarios de la muerte. Luis Barcala no sabe ni contesta ni encuentra -¡qué soledad¡- a Mariano Rajoy en el Hotel Meliá. Isabel Bonig es arrojada a la cuneta del Valle de los Caídos. Salta la sentencia del saqueo en Emarsa. Y el pacto indigno de los Blasco. El resto orgánico -la pólvora ácida de los vertederos de los 3,2 M de Fitur- del PPCV como Pepe Císcar, JJ Ripoll y Eva Ortiz, apoya a Soraya Sáez de Santamaría. Alguien, quizás el CNI, absuelve a Juan Cotino, a Florentino Pérez y a 5 ministros por la estafa de la plataforma Castor. Pedro Sánchez se estrena hoy en Europa. Matteo Salvini y el resto del fascismo populista europeo -el Imperio Austrohúngaro que me apunta Tonín Rozalén- nos van a tener enfrente. Milagrosamente, aparecen más cuadros de Emilio Varela. Los delatores haciendo caja. Se espera un verano muy turbio y azul. Como ojos falangistas. Muera la inteligencia.

Y es que los alicantinos somos como lo de Bilbao. Nacemos donde queremos. Todo el que quiere figurar en Alacant está preparándose -la última oportunidad para pornonativos, Elsa Martínez y Nerea Belmonte y especies similares- en este segundo para colarse en la foto de la última mascletà del 90 aniversario del invento de Tomás Varcárcel: las fallas alicantinas. Que este año no culminarán con la Palmera del Castillo de Santa Bárbara. Carlos Castillo va a disparar -después- una Nit del Foc en la Diputación. Es que quiere ser alcalde. Quema la luz de las elecciones. Se desvanecen los fuegos artificiales en el fondo marino de Tabarca. Y de Eivissa. Alguien está haciendo contrabando en al AP-7.

El PP acaba el Génesis para empezar el Apocalipsis. Después de elegir al presidente del partido y candidato a la Moncloa, nadie hacia abajo va a estar ungido. Ni por San Juan Bautista. Felicidades. Ni César Sánchez ni Bonig ni el Santo Grial, ni siquiera el águila bicéfala ni el arzobispo de València son intocables. Ya no hay cabezas de lista confirmados. Todo se va a votar. Las letras sagradas del andamio del testamento y templo popular se han derrumbado. Los candidatos ya han bajado a la arena del coliseo a pelear. Hasta el último pueblo, la última cuneta, hasta el último voto. Muertos resucitados. Va a ser divertido. Porque van a tener que desenterrarse entre ellos a dentelladas.

El nuevo dios caído se llama Albert Rivera. Un servidor es mas, muy fan, de María Magdalena: Inés Arrimadas. Yaneth Giraldo se ha despedido estas fiestas. Ha dolido el aislamiento de un desmejorado Toni Cantó. Por decreto e higiene democrática habrá nuevo director de RTVE. Pascual Pérez ha ganado en Podemos. Sus primeras declaraciones políticas son de extrema altura. Pactaré con Miguel Ángel Pavón, pero no sé cómo. Nosotros no existimos. No podemos ni huir arriba hacia la playa. Fuego graneado. Salvar al soldado Ryan.

Ha habido una revolución en el Consell Valencià de Cultura. Felicidades a Francesc Sanguino. La Alameda en Alcoi será para Camilo Sesto. La ley de la infancia de la Comunitat. Orgulloso de que el premio de la Generalitat Valenciana se le haya otorgado a José García Poveda El Flaco. Y, en especial a Carlos Arcaya, a la redacción y el equipo técnico de Radio Alicante Cadena SER. Mi otra casa. Y a los otros también, claro. Los niños se pintan las uñas. Pos claro. Los adolescentes Aquarius se escapan del albergue para ver las hogueras. Nadie ni nada puede prohibir la libertad. Una mezcla de gasolina y gasoil. El bombo de la Banda Municipal.

next
x