X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

sigue en estudio

Benidorm aplaza la eliminación de la desigualdad en la tasa de basura entre hoteles, comercios y viviendas

15/02/2018 - 

BENIDORM. El Ayuntamiento de Benidorm tardará en modificar la ordenanza que regula la tasa de basura. El Consistorio aprobó mediante el pleno de diciembre de 2016 una moción del PSOE que recogía su revisión así como la creación de una comisión para hacer el seguimiento de la misma donde estuvieran representadas todas las partes afectadas. Ésta se celebró en junio de 2017, pero nada más se ha sabido. Ahora, la oposición se une para proponer que se "reactive" la revisión de la tasa.

Los grupos municipales del PSOE, Ciudadanos, Liberales y Compromís-Los Verdes han firmado una moción conjunta para el próximo pleno con este fin. Además, en ella pedirán que se trabaje y tramiten en paralelo por un lado los pliegos de condiciones que regularán el contrato de la recogida de residuos sólidos y la limpieza viaria, y por otro lado, la modificación de esta ordenanza fiscal.

¿Por qué aparece ahora el revuelo con la tasa de basura? Este miércoles los grupos políticos se reunieron por primera vez en la comisión de seguimiento de los pliegos que están en desarrollo por parte de los técnicos. Este año hay que tener en cuenta que vencen tres importantes adjudicaciones: publicidad y mobiliario urbano; recogida y limpieza viaria; y alumbrado público y red semafórica.

En el momento de abordar el relativo a recogida y limpieza viaria el equipo de gobierno, según fuentes presentes en la reunión, relacionó este contrato con la comisión que se celebró en junio del año pasado, en el que se tenía que abordar la modificación de la tasa. Entre una cosa y otra, los populares defendieron que se tenía que trabajar los pliegos y el cambio de la ordenanza de manera conjunta. Algo que quiere evitar la oposición, como ya se ha explicado.

La concejal de Hacienda, Lourdes Caselles, indicó a este diario que en la famosa comisión de junio sólo los empresarios de los campings presentaron alegaciones a la mencionada tasa. Mientras que al resto se le emplazó a que se les mandara propuestas, que según dijo, no han recibido. A esto, hay que sumarle que los técnicos tampoco han informado sobre las alegaciones presentadas. Asimismo, Caselles defendió que la modificación va "íntimamente" unida a los pliegos. Y por último, no descartó que haya que revisarla: "se está pagando inadecuadamente por lo bajo y por lo alto, no voy a defender a nadie".

Lourdes Caselles. Foto: PEPE OLIVARES

Mejorar la proporcionalidad

Parece que todos están de acuerdo en que la revisión de la ordenanza que regula la tasa de la basura es necesaria. Según los datos que acompañaban a la moción de los socialistas, para los hogares, la tasa anual es de 112,746 euros, mientras que el de hoteles, hostales, pensiones, residencias turísticas, casas rurales y otros establecimientos similares pagan 39,896 euros por habitación; asciende a 76,203 euros por apartamento en el caso de los aparthoteles o apartamentos turísticos. 

Otras de las diferencias está en los establecimientos de restauración. En el caso de los restaurantes, bares, cafeterías, heladerías, horchaterías y otros, que sean de hasta 100 metros cuadrados, pagan 803,604 euros anuales. Mientras que los que superan esta medida, llegan a los 1.136,612 euros. Por el contrario, el comedor de un establecimiento hotelero, sin tener en cuenta lo que ocupa ese espacio, paga 379,018 euros anuales. Una diferencia clara con respecto a los locales de restauración que quieren evitar. Por último, los establecimientos comerciales e industriales abonan 304,091 euros anuales.

Críticas de la oposición

El portavoz socialista, Rubén Martínez, señaló que “una vez más el PP demuestra su falta de voluntad política, dejadez y desidia”, a la hora de cumplir acuerdos plenarios. “Cuando presentamos la moción pretendíamos modificar una tasa en la que existe una desproporción manifiesta al comparar los diferentes epígrafes, y que los cambios pudieran aplicarse en 2018. Más de un año después estamos igual, sin hacer los deberes. Establecimientos de restauración, locales, oficinas o despachos podrían haberse beneficiado ya de la redistribución de la tasa de basura pero parece que al gobierno no le interesa”, ha afirmado.

Hay que tener en cuenta que para que se hubiera hecho efectivo en 2018 se tendría que haber aprobado antes de que acabara 2017, por lo que como mínimo, la rebaja no llegará hasta 2019.

El portavoz de Ciudadanos, Rafa Gasent, ha destacado que “desde julio hasta ahora el PP no ha hecho nada para desbloquear este tema”. Por este motivo, ha denunciado la “falta de voluntad del gobierno local para actualizar una tasa que sea lo más proporcional posible a la actividad y a los residuos que esta genera”. “No puede ser que una oficina que genera una cantidad mínima de residuos mensuales se compare con un establecimiento hotelero que genera toneladas”, ha añadido.

Según ha trasladado la portavoz Liberal, Gema Amor, “creemos que de esta forma se puede evitar que el PP solo trabaje pensando en  el calendario electoral y las urnas, pretendiendo engañar a los ciudadanos ocultando sus verdaderas intenciones, de querer subir los impuestos una vez pasadas las elecciones, como desgraciadamente viene siendo práctica habitual del PP. Ejemplos como el IBI y la tasa de basura recordamos de su anterior etapa en el gobierno, a los que podemos sumar las subidas contra programa electoral del Gobierno de Rajoy del IVA, IRPF, las tasas universitarias, por no hablar de la luz, el gas, o la recuperación del Impuestos de Patrimonio, Sucesiones, Donaciones, etc. Por ello, hemos propuesto que se trabaje y se tramiten en paralelo los Pliegos y la modificación de la Ordenanza Fiscal”.

Por su parte, el concejal de Compromís y portavoz del grupo municipal Compromís Los Verdes, Josep Bigorra, recriminó “la lentitud del gobierno local en tratar asuntos importantes para la ciudad, tanto este caso que podría profundizar en establecer unos impuestos más progresivos o equitativos, como en otros contratos existentes que deben regularizarse, tal como exigimos vía moción en su momento”. En ese sentido, Bigorra considera que la moción “establecerá plazos concretos para tener los informes técnicos lo antes posible y que el binomio PP-CBM no retrase más ni los pliegos ni la modificación de la ordenanza”.  

Noticias relacionadas

next