Hoy es 22 de julio

inicio de las obras de la nueva terminal en septiembre

Alicante exprime la estación central del tranvía: aspira a más líneas y modernizará Benalúa

15/06/2024 - 

ALICANTE. Su impulso definitivo era cuestión de tiempo. Y, finalmente, ya cuenta con un primer calendario oficioso. La construcción de la estación central del tranvía junto a la terminal de ferrocarril de Adif comenzará a la conclusión del verano, entre septiembre y octubre, en torno a dos meses y medio después de que, este próximo martes, el consejo de administración de la empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) apruebe la adjudicación de las obras a una de las diez propuestas que optaron al concurso cuando se produjo su licitación, en abril de 2023.

Aunque era, básicamente, el horizonte temporal que se venía barajando hasta ahora, su confirmación fue uno de los principales anuncios anticipados este viernes por el presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, al dar cuenta del operativo especial que se habilitará por primera vez con motivo de la celebración de las fiestas de Fogueres para que las líneas 1, 2, 3 y 3 de la red de tranvía metropolitano (conocida como Tram d'Alacant) ofrezcan un servicio continuo ininterrumpido entre los días 20 y 25 de junio. El acuerdo de adjudicación de la nueva terminal era el último paso pendiente para que se despejase su ejecución, ya que FGV desbloqueó la contratación de la dirección de obra hace diez días, como informó este diario. 

El encargo (o, mejor dicho, la firma del acta de replanteo de las obras) permitirá que comience a correr el plazo de 52 meses previsto en las bases del concurso para que la nueva estación quede terminada y en condiciones de ponerse en servicio como punto clave de toda la red, en el que se ganará capacidad de maniobra para aumentar el número de frecuencias de paso de las líneas existentes en la actualidad. De ahí las dimensiones del edificio proyectado: una terminal íntegramente subterránea con tres niveles a una profundidad máxima de 15 metros en la que se dispondrá de dos andenes y cuatro vías. Es decir, el doble de las que disponen las estaciones precedentes de Marq, Mercado y Luceros.

Su construcción está llamada, también, a abrir paso a la expansión de la red con otros trazados y conexiones a futuro. Cuando menos, ese es el objetivo en el que ya venía trabajando la Conselleria de Infraestructuras durante la pasada legislatura autonómica que ahora sigue en desarrollo, en coordinación con el Ayuntamiento de Alicante, a cargo de la Conselleria de Agua, Medio Ambiente, Infraestructuras y Territorio que coordina Salomé Pradas. De hecho, en ese escenario, se estarían barajando distintas alternativas con el propósito de que el Tram dé servicio también a los barrios de la zona sur. Hasta el momento, se estaría barajando cuál sería el mejor trazado posible y se estaría valorando la posibilidad de contar con más de una línea.

Ampliar la cobertura en barrios 

En principio, todo parece indicar que la alternativa prioritaria para llevar el servicio hasta San Gabriel sería el diseño de una nueva línea que partiese desde la estación central para recorrer los barrios de Benalúa, Alipark, La Florida y Babel con el propósito de cubrir al mayor volumen de población posible. Es decir, justo el motivó que primó a la hora de diseñar el ramal de conexión con el Hospital Universitario de Sant Joan d'Alacant para que su trazado discurriese a través del PAU 5 y de Nou Nazareth.

La apuesta por ese trazado desde la estación central, podría orillar la opción que se había barajado hasta ahora: la prolongación del trazado de la Línea 5, que ahora concluye en la Plaza de la Puerta del Mar, para que se extendiese por el frente litoral de La Explanada hasta llegar a San Gabriel. En cualquier caso, no tendrían por qué ser opciones excluyentes, como ya ha informado este diario.


Sea como fuere, la construcción de la estación central no será la única transformación urbana prevista en su entorno. Es más, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alicante, del Partido Popular (PP), pretende exprimir la construcción de esa infraestructura -que servirá como germen de la futura estación intermodal, en la que la terminal de tranvía se enlazará con el ferrocarril y los autobuses- para promover, con fondos propios y fórmulas de colaboración público-privada, una renovación aún más amplia de la obra de la estación que debe asumir FGV. Así, no solo ha planificado de forma anticipada la reorganización de los accesos viarios que resultará necesaria en el momento en el que se complete el retranqueo provisional del estacionamiento de vehículos de Adif, en cuyo emplazamiento actual quedará posicionada la estación central del tranvía. 

Al margen de esa reordenación temporal, también se ha diseñado una actuación global para los barrios de Benalúa y Alipark que comprenderá la construcción de un nuevo estacionamiento subterráneo de dos plantas bajo el trazado de la avenida de Aguilera, cuya explotación saldrá a concesión a cambio de su construcción, y la remodelación del mercado de Benalúa, que no quedará limitada a su edificio, sino que se extenderá a las calles de su perímetro, según precisaron fuentes consultadas.

Con ello, se trata de una intervención con la que se pretende modernizar las condiciones urbanísticas de ambos barrios, para mejorar los recorridos peatonales e integrar, también, el proyecto de remodelación de la avenida de Aguilera con la implantación de un carril reservado para el autobús, pendiente de ejecución desde mediados de 2022. 

Por el momento, no han trascendido fechas para el desarrollo de ese conjunto de intervenciones. No obstante, según fuentes consultadas, ya estarían preparadas para que pudiese promoverse la contratación de sus obras a medio plazo.

Noticias relacionadas

next
x