Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Se hubieran encargado del banquillo y de la planificación deportiva junto al expresidente

Mandiola y su segundo, la apuesta de Hernández antes de dimitir de la presidencia del Hércules

7/06/2020 - 

ALICANTE. Javier 'Manix' Mandiola y su segundo Íñigo Arriola (segundo entrenador) son los dos nombres que Quique Hernández propuso a Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez para que asumieran no solo el banquillo del primer equipo blanquiazul, también la planificación deportiva de la entidad cuando estos le ofrecieron al valenciano la dirección deportiva después del no de Carmelo del Pozo.

Los dos principales integrantes del cuerpo técnico del Atlético Baleares, que por segundo curso consecutivo ha quedado campeón de su grupo de Segunda B (en la 2018/19 del III y en la 2019/20 del IV) y peleará por el ascenso al fútbol profesional en el 'play-off', fue la propuesta que el ya expresidente le planteó a los empresarios como idónea para asumir el banquillo y acompañarle a él en la planificación deportiva de cara a la campaña 2020/21

No llegó a haber negociación porque Hernández le trasladó a Ortiz y Ramírez cuáles podían ser las pretensiones económicas de los vascos y estas distaban mucho de las cantidades que el Hércules estaba dispuesto a pagar. Además del dinero, el que Mandiola y Arriola tengan la opción de ascender a Segunda A también era (y es) un hándicap.

Una más que destacada trayectoria con el Baleares

Aunque el Baleares no es un club que precisamente cuente con un presupuesto modesto, el trabajo de Mandiola y su cuerpo técnico se puede calificar de sobresaliente y no solo por los dos campeonatos consecutivos, también porque salvaron al equipo del descenso a Tercera en la 2017/18: a falta de 14 jornadas para la finalización de la Liga regular, el preparador eibarrés desembarcó (Arriola lo hizo ya en verano; con Mandiola sí llegó Aitor Maiztegui, preparador físico) en el banquillo del equipo palmesano cuando este era tercero por la cola, a cuatro puntos de la salvación y a tres del 'play-out' de descenso. A la finalización de la jornada 28 llegó a estar a nueve puntos de ambos objetivos, pero finalmente logró eludir el descenso sobre la bocina. Mandiola se había cruzado dos años antes en el camino del Hércules, concretamente cuando entrenaba al Tudelano, que fue su rival en la primera eliminatoria del 'play-off' de 2016.

Noticias relacionadas

next
x