Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

cálculo de aforos a partir de las recomendaciones de sanidad y de turisme

Las playas postcovid de Alicante: capacidad para más de 90.000 personas con distancias de seguridad

4/06/2020 - 

ALICANTE. El Patronato de Turismo de Alicante continúa ajustándose al nuevo escenario deparado por la pandemia del coronavirus con el fin de garantizar el uso de las playas de la ciudad en condiciones de seguridad. 

En el protocolo de medidas de prevención de implantación progresiva coordinado por el conjunto de departamentos municipales se incluye el refuerzo de la vigilancia policial, la disposición de franjas de ocupación señalizadas con balizas, el apoyo de drones (básicamente los fines de semana y solo en la Playa de San Juan) y el sistema de cámaras de inteligencia artificial en El Postiguet con información accesible a través de una aplicación compatible con teléfonos móviles

Con todo, la clave sobre la que pivota todo el sistema es el control de los aforos y el respeto de las distancias. De ahí que una de las prioridades del Patronato haya sido el cálculo de la capacidad de carga de cada uno de los cinco arenales de la ciudad.

Las cinco playas dispondrían de un aforo global de 90.000 personas como promedio, calculado a partir de las fórmulas establecidas en las guías de recomendaciones del Ministerio de Sanidad y de Turisme Comunitat Valenciana. Como es lógico, la playa con mayor capacidad es la Playa de San Juan, al tratarse de la más extensa. En concreto, podría dar cabida a 37.189 personas, en función del sistema de cálculo propuesto por el ministerio (2,5 personas por cada 10 metros cuadrados). La playa dispone de 250.200 metros cuadrados de arena, aunque solo 148.756 de superficie útil (descontadas las zonas de parques y jardines y juegos infantiles, por ejemplo). De acuerdo con el sistema de cálculo propuesto por Turisme (menos restrictivo), el aforo máximo sería todavía mayor, de 44.587 usuarios. Así, el aforo neto definitivo que se ha concretado por el Patronato tras aplicar coeficientes correctores de comportamiento social o de capacidad de control es de 35.184.

En el caso de la playa de Urbanova, la segunda más extensa, con una superficie de 163.700 metros cuadrados de arena y 132.716 metros útiles, se dispondría de un aforo de 33.179 personas (según los parámetros de Sanidad) y de 39.779 (según las directrices de Turisme). El aforo neto fijado por el Patronato en este caso sería de 23.160.

En El Postiguet, el aforo oscilaría entre los 4.946 usuarios y los 5.930. Dispone de una superficie de 40.540 metros cuadrados de arena, pero de ellos solo 19.786 útiles. El aforo neto acordado en este caso sería de 5.700, aunque se reduce hasta 4.271 tras descontar la superficie de la playa precintada mientras se ejecutan las tareas de retirada de los restos de fuel detectado en un antiguo oleoducto que conectaba el Puerto con la refinería de La Británica.

En el caso de La Albufereta, su capacidad máxima se movería en la horquilla de los 1.628 bañistas y los 1.951. Tiene una superficie de 12.645 metros cuadrados de arena y de ellos son útiles 6.513. El aforo neto tras la aplicación de los coeficientes correctores sería de 1.778.

Por lo que respecta a La Almadraba, su aforo sería de entre 1.638 y 1.963. Su superficie es de 10.925 metros cuadrados, pero de ellos útiles son 6.553. Así, el aforo neto quedaría en 1.536.

Y por último, en la playa de Tabarca, con una superficie de 7.980 metros cuadrados, el Patronato ha fijado un aforo neto de 1.109 personas.

Con esos datos, la capacidad total máxima de los cinco arenales respetando las distancias de separación de dos metros entre grupos familiares se encuadraría entre los 78.580 y los 94.210 bañistas. Y de acuerdo con el promedio calculado por el Patronato tras aplicar los coeficientes correctores sería de 68.467. El control de esas cifras, por el momento, solo se podrá calcular con precisión en el caso de la playa de El Postiguet, gracias al sistema de control de cámaras de visión artificial desarrollado por Aguas de Alicante. El Patronato de Turismo que preside la vicealcaldesa Mari Carmen Sánchez (Cs) sigue trabajando para tratar de implantar otro tipo de aplicación que permita calcular también en tiempo real el grado de ocupación en el resto de los arenales.

Noticias relacionadas

next
x