X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista al candidato de compromís en benidorm

Josep Bigorra: "El instituto Pere Maria está a la espera de una nueva licitación"

20/03/2019 - 

BENIDORM. El segundo partido con representación después del PSOE que ha configurado su lista para las elecciones municipales ha sido Compromís per Benidorm. Este año, irán solos tras la coalición que formaron para el 2015 con Los Verdes que les terminó saliendo mal, con su compañero dentro del grupo de los concejales no adscritos. A diferencia de otros partidos, parece que el partido valencianista no tiene problemas internos y la selección ha sido una balsa de aceite.

-¿Cómo es la lista que le acompaña a las elecciones de 2019?

Por un lado, están los miembros de la ejecutiva local, los que han estado trabajando toda la legislatura y han aportado su grano de arena. Y en una segunda parte he intentado atraer a personas de la ciudad y que tienen un compromiso con Benidorm. Así, me acompañarán Espe Devesa, Vicent Pérez, Maria Serra, Pere, Alex, Dani, Pepe, Paquita, todos los miembros de la ejecutiva... Representando al mundo de las fiestas y de la cuestión social, desde el barrio del centro como de l’Horta. También tenemos a Davinia Rostoll, a Jacinta, Pep Gracià y Marga López.

- ¿Qué sensación tiene respecto a los futuros resultados?

Estamos ilusionados porque por primera vez nos presentamos en solitario. En las anteriores fuimos en coalición con Los Verdes, intentamos asegurar presencia en el ayuntamiento, cosa que nos salió bien porque tenemos dos concejales. Luego lo que pasó con mi compañero 'transfugando' a mitad de legislatura, de todos es conocido y no lo voy a comentar más.

"Estamos convencidos de que seremos parte de ese gobierno y seremos clave"

Salimos con la ilusión de que hemos hecho un gran trabajo y que la gente lo ha visto y lo van a poner en valor. Estamos convencidos de que seremos parte de ese gobierno y seremos clave. Servirá para dar un cambio a la ciudad, con políticas más sociales y pensando en la ciudadanía, garantizando un sistema público de calidad y no derivando como ahora a la privatización.

- Entiendo que sería con pacto con algún partido.

Tenemos que ser realistas. En las anteriores entramos por primera vez. El embrión que hubo hace mucho tiempo fue de Iniciativa de Esquerra Valenciana, pero fue hace mucho tiempo y eso era una pequeña parte de lo que sería ahora Compromís. Nuestro crecimiento será progresivo, no puede ser de la noche a la mañana. El sistema actual hace que la representación esté más repartida con más partidos, pero sí que pensamos que vamos a tener más votos que hace cuatro años y vamos a tener más representación. Por lo tanto, estamos abiertos a entablar dialogo y consenso para hacer un cambio de gobierno para políticas más sociales. Es nuestra apuesta y lo que pensamos que va a suceder.

Foto: RAFA MOLINA.

- Hubo un intento de moción de censura liderada por el PSOE que no terminó de fraguar. Pero para las elecciones sí que podría haber un acuerdo tipo la del Botànic...

Ha habido conversaciones con el PSOE porque era el líder de la oposición y pensamos que ellos tenían que encabezar esta posición. Y no se ha llegado a nada porque principalmente ha habido un partido que ha ido pactando con el gobierno aunque se ha quedado fuera de él, como pasó con los presupuestos: Ciudadanos. Nunca ha habido un acuerdo con ellos. Sería para un cambio de gobeirno que ya veríamos si hubiese desencadenado una entrada al gobierno o no, porque el PSOE sabía que había una serie de cuestiones que tendría que cumplir, que ya veríamos si se hubiera cumplido. 

- En los mentideros se decía que Compromís estaba muy cómodo haciendo oposición y no entraría al gobierno.

No es cierto. A pesar de que sí que somos conscientes de que entrar al gobierno es una tarea difícil, no es una tarea que no queramos hacer, si no, no nos hubiésemos presentado a las elecciones. Estábamos preparados pero había unas cuestiones que tenían que cumplir en el PSOE para que accediéramos a formar parte del gobierno.

- Las malas relaciones del Botánic no están trascendiendo a nivel local, ¿no?

Malas relaciones… hay malas decisiones como la de las elecciones anticipadas, de las que yo tampoco estoy de acuerdo. Se tendrían que haber quedado con las municipales porque así solo hay una visión partidista. 

- ¿Cree que puede influir el resultado de las autonómicas en las municipales?

El otro día estábamos comprobando los datos de participación. En las autonómicas siempre es más elevado que las europeas en Benidorm. Simplemente por el hecho de fomentar la participación, tendría que haber sido conjunta. Nos vamos a encontrar una campaña electoral donde estaremos una semana antes en Semana Santa. En Benidorm, quien no está tomándose una caña en sus vacaciones, está trabajando dando un servicio al cliente. Estas cuestiones no se han tenido en cuenta por parte de Ximo Puig.

- Pero hay voto por correo.

Evidentemente, y nos consta que está aumentando la solicitud de voto por correo, pero sí que es verdad que hubiese sido preferible agruparlas.

- Ha estado hablando de privatizaciones del PP... ¿Cómo cree que ha sido la gestión del PP en los últimos cuatro años?

Últimamente ha puesto un acelerador. Ha tenido una evolución y ha terminando viéndose que son el PP. Es decir, en un primer momento intentó llegar a una serie de consensos con los grupos porque se encontraba en minoría y no tenía un gobierno estable. Cuando ya tuvo el apoyo fijo con CBM, empezó a disminuir ese intento de consenso. Y cuando ya tuvo el apoyo de Cs en los presupuestos, esa sensación disminuyó más. Hasta el punto que al principio las enmiendas a los presupuestos eran muy debatidas, y al final se les daba un portazo y se iban todas fuera. Los consejos para participar todos al final se ha convertido en informar de lo que ellos quieren hacer. Las aportaciones que podemos hacer son mínimas porque las decisiones están tomadas.

Foto: RAFA MOLINA.

- ¿Y en cuestiones más concretas? 

La inversión social podría haberse aumentado, pero en el último año ha bajado. En el tema de la movilidad, al principio José Ramón González de Zárate, concejal del área, empezó con un desequilibrio en la ORA que ahora nos ha creado un problema importante, reduciendo plazas de zona azul, que ha intentado solucionar con otro problema: tiene que resarcir ese desequilibrio creando más plazas de zona azul. Intentó modificar el contrato de la zona azul de manera oculta, algo que costaría más de 10 millones a las arcas públicas. Y eso de momento se ha paralizado. 

Por último, la cuestión del presupuesto. Todos sabemos que ha ido primero con una mano más abierta y luego más cerrada teniendo modificaciones presupuestarias sin tener ni el nuevo documento.

"El pp ha intentado que vayamos hacia donde él ha querido siempre, que es negociar con Enrique Ortiz"

- ¿Y sobre la estación de autobuses?

El gobierno local ha intentado de todas las maneras que vayamos hacia donde él ha querido siempre, que es negociar con Enrique Ortiz. Ha creado la comisión paritaria que el propio Ortiz desechó en un momento. Algo de lo que estamos en contra teniendo en cuenta está imputado por diversas cuestiones judiciales e investigado entre otras cosas por la estación. Nadie entiende cómo un documento no aparece y podría haber tenido una importancia capital. Que aparezca en el armario de intervención, porque el ex alcalde del PP Manuel Pérez Fenoll, lo depositase allí sin decir qué era ni registro de entrada. Yo he solicitado que las revelaciones que está habiendo en la comisión sean llevadas a los juzgados en cuanto acabe, porque hay comparecencias donde demuestra que hay una incompetencia total o una responsabilidad muy grande de lo que ha ocurrido. Y pongo en duda lo que va a salir de la comisión paritaria.

- ¿En qué situación se encuentra la isla? Es uno de los grandes caballos de batalla de Compromís tanto a nivel local como autonómico.

Hace tiempo que seguimos el tema. Detectamos irregularidades en un negocio que está en uno de los emblemas de Benidorm. Había una serie de vertidos en un paraje natural, y a nivel administrativo, que no entendíamos cómo un negocio podría estar allí sin licencia de ocupación y realizando ingresos en el ayuntamiento. Conselleria de Medio Ambiente confirmó los residuos y le ha impuesto una sanción. Y por otra aparte, por la documentación recopilada, el negocio no tiene licencia de apertura porque se le ha denegado y tenemos constancia de que se han realizado ingresos pero no tenemos conocimiento de la cantidad exacta ni el por qué, si no tiene licencia. 

- ¿Y qué va a pasar?

El gobirno local quiere que le cedan la titularidad de la isla durante unos años para que el negocio no siga como ahora y que se convierta en un centro de interpretación, pero que conserve el bar. Pero cuando eso se planteó por el ayuntamiento, le preguntamos cómo iban a llevar la gestión de ese centro si el resto de lugares de este tipo lo gestiona conselleria. Me contestaron que lo iban a solicitar y que luego verían lo que pasaba. Cosa que no tiene mucho sentido. ¿Cómo puede ser que se conserve el bar? No hay ningún negocio, porque la legislación no lo permite. Pero no supieron darme una respuesta clara en este sentido. El gobierno está intentando que no cierre el bar, lo que indica que luego pedirán que lo gestione alguien.

- Pero hay una orden de derribo y usted no está a favor, ¿no? 

Estamos dentro de un parque natural. Igual que la demolición de las torres de Punta Llisera puede tener un impacto ambiental importante. Es mejor conservar el edificio, pero no que haya un negocio lucrativo detrás de él. También me voy a lo que pasó en su momento en el Penyal d’Ifach: se iba a hacer un hotel, se declaró parque natural y ya había unos cimientos. Pero antes de quitarlos, los utilizaron para crear un centro de interpretación para no hacer más daño medioambiental. 

- Otro de los temas que lleva una de las consellerias de Compromís son los barracones del IES Pere Maria Orts i Bosch. ¿Se hizo mal en los últimos cuatro años?

Yo creo que Conselleria siempre ha intentado que se solucionara, prueba de ello es la licitación que se hizo. Pero la empresa puso unas objeciones de seguridad respecto al edificio que ya estaba construido y que se tenía que acondicionar. Parece ser que la objeciones de la empresa han sido solucionadas, y que está a la espera de una nueva licitación o que se tenga en consideración a las anteriores empresas para que puedan participar. Pero parece que por la ley, será lo primero. Pero por cuestiones administrativas esto tiene un retraso, del que hemos hecho conocedores a conselleria. Es una necesidad para la comunidad educativa, que se resolviese lo más pronto posible. Ese informe se resolvió bastante rápido, pero a fecha de hoy seguimos diciendo que tiene que ser resuelto lo más antes posible. Desde València nos dicen que se está trabajando para darle una solución.

- ¿Pero las objeciones no se podrían haber tenido en cuenta antes?

Los informes técnicos decían que estaba bien. 

- ¿La empresa tenía razón?

Parece que no, que había que hacer una serie de refuerzos en la estructura, pero no de derribo del edificio. No había una cuestión que anulase el contrato, quizá sí una modificación, pero podrían haber realizado la obra. 

Noticias relacionadas

next