X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Elche cumple el objetivo y consolida su proyecto en el fútbol profesional sin llegar a pasar agobios

9/06/2019 - 

ALICANTE. El Elche CF cumplió durante la temporada 2018/19 el objetivo de lograr la permanencia y consolidar su proyecto sin apuros en su regreso a Segunda División, categoría que recuperó el pasado año tras un breve paso por Segunda B.

El conjunto ilicitano cerró la competición en un meritorio undécimo puesto, justo en el ecuador de la clasificación, tras ir de menos a más a lo largo de una competición que comenzó marcada por sus problemas con el límite salarial y sus limitaciones presupuestarias y que pudo enderezarse tras el mercado de invierno.

Tras una brillante inicio de la segunda vuelta, el Elche dejó prácticamente cerrada la permanencia a falta de dos meses para el final del campeonato, si bien no le alcanzó para pelear por la promoción de ascenso y en el último mes de competición, con todo hecho, bajó algo su rendimiento.

El Elche solo permaneció cinco jornadas en la zona de descenso y la última de ellas fue en la décimo quinta fecha, en noviembre. Desde entonces el equipo enderezó el rumbo para completar una temporada relativamente tranquila.

El Elche, que mantuvo la base del pasado curso en Segunda B, con José Rojo 'Pacheta de nuevo en el banquillo, tuvo problemas para dar de alta a algunos de sus jugadores y otros tuvieron que ser inscritos con la competición en marcha.

Una de las claves del Elche ha estado en su buen rendimiento como local, ya que solo cuatro equipos, entre ellos Osasuna, campeón, y el Reus, desaparecido, lograron vencer en el Martínez Valero.

Desde el principio el Elche ofreció una imagen competitiva, pero la atractiva propuesta futbolística del conjunto de Pacheta no lograba traducirse en puntos por la poca contundencia del equipo en las dos áreas.

La primera victoria se hizo esperar hasta la octava jornada ante el Lugo (2-1). A estas alturas de la competición el guineano Sory Kaba, posteriormente traspasado, se había convertido en el jugador determinante del equipo en ataque.

El Elche, a pesar de sus problemas en la portería, se hizo fuerte como local, donde ganó partidos de prestigio ante Málaga o Zaragoza, aunque el déficit estaba fuera, donde la victoria se resistió hasta diciembre, en la visita al Rayo Majadahonda.

El mercado de invierno permitió al conjunto de Pacheta dar un salto de calidad, ya que realizó ocho incorporaciones, entre las que destacaron la del portero Edgar Badía, el central Dani Calvo y el delantero Yacine Qasmi, quienes se convirtieron en titulares desde el primer momento.

Tras perder en la primera jornada del año, el equipo ilicitano enganchó una racha de seis encuentros consecutivos sin perder que le propulsó a la zona tranquila de la tabla.

La salida al fútbol francés de Kaba, máximo goleador, no supuso un trauma porque el equipo se reforzó bien y varios jugadores dieron un paso adelante para mejorar su rendimiento ofensivo.

Por entonces Pacheta ya había encontrado un equipo tipo en el que destacaban el central Gonzalo Verdú, el lateral Juan Cruz, los extremos Iván Sánchez y Josan y los delanteros Nino y Qasmi.

Otra racha de cuatro jornadas consecutivas sin perder, en la que se sumaron victorias ante Alcorcón, Las Palmas y Córdoba, dejó la permanencia prácticamente cerrada a dos meses de la conclusión del campeonato.

El Elche dispuso de una opción de engancharse a la promoción, ante el Albacete, pero empató (1-1) y no pudo recortar distancias. Ya con el objetivo cumplido, el equipo se relajó en defensa, encajando 11 goles en las últimas cinco jornadas, aunque mantuvo el espíritu competitivo.

Logró ganar al Tenerife (3-0) y empatar ante el Deportivo (0-0), aunque también se dejó llevar en Tarragona (3-3), Almería (5-3) o Málaga (3-0).

Sin embargo, la racha final no emborrona una buena temporada en la que el Elche, además de salvarse sin apuros, ha puesto los cimientos de un futuro proyecto más ambicioso.

Noticias relacionadas

next