Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Foro ap - líneas de financiación 

La Generalitat recupera el crédito de la UE con los fondos europeos pero debe acercarse a las pymes

26/12/2018 - 

ALICANTE. La Unión Europea (UE) es hoy más que nunca el marco de referencia para la regulación de las condiciones económicas y sociales de las regiones que la componen, pese a la convulsión del 'Brexit' y las amenazas de crisis que sacuden sus señas de identidad de manera cíclica. Y lo es todavía más por lo que respecta a la obtención de líneas de financiación para el impulso de todo tipo de proyectos de iniciativa pública o de colaboración público-privada, siempre que estén encuadrados en dos de los objetivos fundamentales de la unión: su cohesión social y territorial. 

Alicante Plaza reunió este lunes en las instalaciones del complejo de Ciudad de la Luz a algunos de los principales exponentes políticos, empresariales y asociativos conocedores sobre la materia en la Comunitat para analizar el presente y futuro de esos fondos europeos. Todos debatieron sobre las principales actuaciones cofinanciadas con fondos comunitarios en el periodo 2014-2020 y estaban llamados a reflexionar sobre cómo se puede mejorar la participación valenciana en los asuntos europeos; sobre su opinión respecto a los programas competitivos de la UE o a los instrumentos financieros frente a los fondos estructurales tradicionales; y sobre las repercusiones que tendrán las fuentes de financiación europeas surgidas del marco financiero 2021-2027. Y también sobre qué consideraban que se debía poner en valor para facilitar el posicionamiento óptimo de la Comunitat en Europa y en el mundo.

Tras el saludo de bienvenida del director gerente del diario, Miguel Llobell, el encargado de abrir fuego en las intervenciones fue el conseller de Hacienda, Vicent Soler, a invitación del moderador, el director editorial, Miquel González. Así, en primer lugar, Soler hizo una convencida defensa del proyecto europeo y presentó sus programas de transferencia de fondos como una oportunidad inestimable para tratar de paliar la infrafinanciación que sufre la Comunitat. "Lo hemos dicho muchas veces y no es un tema menor: somos la autonomía peor financiada. Y no llega el dinero suficiente por una cuestión esencial: el Estado español se ha descentralizado para trasladar las competencias sobre las materias más próximas a las autonomías y a los ayuntamientos; sin embargo, en 40 años de democracia no ha habido una discusión paralela sobre la transferencia de recursos", señaló. 

En esta línea, subrayó que existen dos niveles de la administración -el autonómica y el municipal- que asumen más obligaciones que recursos por "inercias del pasado". Y esa situación es especialmente grave en la Comunitat y en Murcia, en particular, y en todo el eje mediterráneo en general. Así, detalló que en Cantabria la renta per cápita de Cantabria es 800 euros superior a la de la Comunitat y que la de Galicia, supera a la valenciana en 500 euros. De ahí que resaltase la trascendencia de los fondos europeos para "disponer de más recursos y hacer que nuestra economía sea más competitiva". "Sin recursos, quien paga el pato son las políticas económicas y el déficit. Si no llega dinero para mantener los servicios básicos, es imposible saldar la deuda y, pese a todo, lo hemos reducido desde el índice del 2,59 que nos encontramos al 0,8", resaltó.

Respecto a la política económica, destacó que "cuando llegamos hace casi cuatro años, la Comunitat se encontraba a la cola de la ejecución de fondos europeos; no había ninguna otra autonomía que estuviese peor en falta de ejecución, con inspecciones, minoraciones y casos de usos indebidos de dinero público". En esta línea, recordó las dificultades que el Consell del Botànic tuvo que superar para recuperar la confianza de Bruselas. "Había recursos que no se habían invertido, programas que se daban por liquidados y porque no eran capaces de ejecutarlos, como si hubiesen tirado la toalla", relató. Ahora, dijo, "somos una región europea de referencia en algunas políticas como en el programa Avalem Joves; somos una región de referencia en la ejecución de políticas de empleo juvenil y hemos sido seleccionadas junto a dos regiones Italia entre más de 20 regiones presentadas". 

Acto seguido, Soler incidió en que, cada vez más, Europa está insertando nuevas fórmulas de financiación de modo que se trata de reducir la subvención e incrementar el instrumento financiero. Con esa vía, subrayó, "al otro lado de ese préstamo siempre hay una corresponsabilidad y nos parece una vía acertada". De hecho, señaló que desde el Consell "hemos resucitado el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) y la Sociedad de Garantías Recíprocas (SGR) para hacer políticas publicas con esos instrumentos financieros". Subrayó que, a través de esas instrumentos, se han puesto en marcha "préstamos participativos, capital semilla o microcréditos de 25.000 euros...". Además, también, resaltó la vocación municipalista que inspira las decisiones del Consell como la apuesta por el Fondo de Cooperación municipal, al que no se le dotaba de presupuesto. Un fondo que, abundó, casa con los fondos europeos que se canalizan también a los municipios a través de las llamadas Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi). 

Por último, señaló que "en el nuevo marco financiero, habrá más fondos para aquellas regiones europeas que tengan más capacidad de competir". En el futuro inminente, recalcó, "habrá dos líneas, más instrumentos financieros y más fondos de competición y en ello estamos identificados". 

En segundo término intervino la directora general de Empleo y Formación de Labora, Rocío Briones. quien coincidió con Soler en que los fondos europeos han supuesto una oportunidad para poder desplegar las políticas de la Generalitat contra el desempleo juvenil o el de larga duración. Así, al hilo de las palabras del conseller, señaló que, en 2015, había 100 millones "sin tocar" en el programa de garantía juvenil que estaban en riesgo de perderse. Sin embargo, señaló que con esfuerzo, desde Labora (antes Servef) se consiguió salvarlos y aprobar el programa operativo 2014-2020, lo que permitió "pasar de la reprimenda europea por falta de rigurosidad, a que nos llamasen para felicitarnos". Con ese logró, resaltó, se propició que "casi 40.000 jóvenes" tuviesen su primera oportunidad laboral en programas Avalem Joves Plus en colaboración con los ayuntamientos. Ahora, concretó, se trabaja ya en una segunda fase que se prepara para 2019 en la que se incluirá "la posibilidad de contratación en las empresas" de modo que los jóvenes puedan encontrar ahí formación y una primera experiencia. 

El tercer turno fue para el director general de Fondos Europeos, Andreu Iranzo, quien puso el valor de las transferencias comunitarias como herramienta para el cumplimiento del objetivo de la cohesión social, "la principal política pública de inversión que hay en Europa". "Muchas veces hablamos de ayudas a empresas o de reducir el paro, pero perdemos de vista el paraguas. Se trata de reducir diferencias sociales en el continente, ir hacia una mayor integración". 

En este sentido, detalló que en la Comunitat se gestionan fondos que "llegan del Consejo Europeo, del Fondo Social europeo, y ahí tenemos mejora del trabajo de movilidad, de formación profesional, de ayudas a jóvenes, a la innovación a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), la reducción de carbono, o la protección del medio ambiente", enumeró. Y destacó que "si no hacemos este tipo de cosas, debemos dedicar fondos propios a estas cosas y no hacer otras". De ahí que resaltase la trascendencia de elegir a los representantes del parlamento europeo y de la necesidad de trasladar la importancia de los fines del proyecto comunitario.

Como representante de las universidades, intervino Laura Cifuentes, financial support and Business Development Department de la Fundación Universitas Miguel Hernández. Cifuentes explicó que desde la Fundación se trata de llevar el I+D+i al mercado y la transferencia de la tecnología. "Creamos, a través de proyectos de aceleración y de manera espontánea, una serie de spin-off y startups que están en fase semilla y no tienen métricas ni facturación ni datos que a la hora de buscar financiación les impide llegar a ella sin avales". 

En esta línea, detalló que se fomenta "la innovación abierta, colaborar con muchos entes públicos y privados para conseguir que las pymes, a través de empresas tractoras de su sector, consigan llegar a los mercados". Por ello destacó la relevancia de "la financiación europea en los programas competitivos" para impulsar este tipo de proyectos. Entre ellos, citó el caso de éxito de PLD Space, que nació en fase uno, 50.000 euros "y ahora mismo afronta su tercera o cuarta ronda de financiación".

De ahí que animase a aprovechar ese potencial: "Tenemos unas empresas con ventajas competitivas muy importantes para trabajar en el mercado que deberíamos explotar para la riqueza de la Comunitat", apostilló.

El presidente del CEEI de Elche, Javier García Zamora, ensalzó la multiplicidad de líneas de actuación pero lamentó que, en ocasiones, por el exceso de trámites, las restricciones de los propios instrumentos o la complejidad burocrática "los fondos europeos que quedan a disposición de las pymes no se terminan de utilizar". Y, además, consideró necesario que entidades como la Agencia Valenciana de la Innovación o el Ivace, hagan un mayor esfuerzo para "canalizar instrumentos que pueden ayudar a las pymes". 

También se refirió al olvido de algunos sectores en los que la Comunitat es referente mundial, como el turismo, en la que, a su juicio, existen pocas líneas de apoyo al margen de las aplicaciones tecnológicas, por ejemplo Y, en su opinión, esa misma desatención se repite por lo que atañe a "las empresas de servicios, despachos profesionales, ingenierías, desarrolladores de software, un dentista, etc". 

Subrayó que, por ejemplo, el IVF ha activado líneas de financiación interesantes pero que, en realidad, son poco accesibles para las pymes: "no se sabe cuándo se van a contestar las peticiones, ni cuántos avales me van a pedir, y en algunos programas no saben que intereses", por lo que abogó por simplificar los procesos. Por último, también reclamó financiación para un programa de reindustrialización que pudiese paliar la reducción de fondos del Ministerio de Industria.

Tras García, intervino María José Bernabeu, miembro de la directiva de CEV en Alicante y presidenta de AEPA, quien también subrayó la escasez de oportunidades de financiación para las grandes empresas y animó a multiplicar la inversión en I+D+i. Además, planteó una alianza autonómica entre la administración y las organizaciones empresariales para maximizar la llegada de fondos. Pero no solo eso. Fue propositiva y reivindicativa al plantear la necesidad de que los fondos públicos se destinen a formar, pero también a retener el talento y a faiclitar a su retorno. También reclamó incentivos fiscales para las empreseas innovadoras, apoyo a la especialización y una apuesta decidida por la digitalización y el apoyo a las mujeres empresarias. Y por último, instó a aprovechar "nuestra posición privilegiada en el mediterráneo, y la competitividad del sector turístico, para seguir generando estabilidad y confianza en Europa".

El alcalde de Alcoy, Antoni Francés, aportó al debate la perspectiva municipalista como ejemplo de una de las ciudades que más ha apostado por la búsqueda de vías de financiación externa, con la llegada de más de 27 millones. Destacó el programa Avalem Joves Plus, con 5,5 millones en dos años que han permitido contratar a 350 jóvenes para que tuviesen su primera experiencia laboral a través del ayuntamiento. También destacó las ayudas de la Dirección General de Administración Local con dos convocatorias, patrimonio y movilidad, con dos proyectos de un millón al 50% para poner en valor las fábricas que dieron origen de la industria valenciana, o el proyecto de movilidad que va a permitir conectar cuatro barrios con una vía ciclo-peatonal. Además, añadió que "estamos también en un programa de digitalización de la Comisión Europea, junto a sólo otras dos ciudades españolas, Granada y Algeciras.

Por el sector empresarial también participó la jefa de la División de Formación de la Cámara de Comercio de Alicante, Pilar Santacruz, quien hizo hincapié en la relevancia de programas de empleo como el Avalem para procurar formación a los jóvenes. Eso sí, planteó la necesidad de que se ampliasen las ayudas a la contratación en el sector privado y de que se mejorasen la oportunidades de las empresas como las puestas en marcha por las cámaras. También instó a aprovechar la potencia del sector turístico. Y aunque lamentó, por lo que respecta a los instrumentos financieros, que la Comunitat ya ha dejado de ser Objetivo 1 para el reparto de fondos estructurales, consideró que podría constituir una oportunidad al "dar más libertad a la hora de enfocar proyectos y programas concretos". Así, abogó por la participación consorciada, por poner en marcha proyectos compartidos por entidades públicas, privadas, universidades y las cámaras. 

Acto seguido, fue el turno de María José Juan, directora técnica de la APSA, quien explicó el papel determinante de las ayudas europeas para contribuir a desarrollar programas de empleo y formación para sus asociados. Con todo, señaló la necesidad de que se concienciase a las empresas para que abriesen sus plantillas a la contratación de personas con disfunciones. 

Jesús Latorre, director de Proyectos de I+D+i de AIMPLAS, añadió otra visión desde el sector privado. En esencia, mostró su preocupación ante la posible falta de preparación de las pymes de la Comunitat para optar a los nuevos instrumentos financieros por los que se apuesta cada vez más en Europa. "Estamos muy acostumbrados a las subvenciones y no a esa innovación", señaló. 

Tras él, terció Daría Terrádez, directora general de Relaciones con la Unión Europea y el Estado, para incidir una vez más en la capacidad de cohesión social y territorial de los fondos europeos y en el paso decisivo que se consiguió al recuperar la confianza de las instituciones comunitarias gracias a un trabajo político de persistencia. 

Después, y por último, tomo el testigo el director general de la Administración Local, Antoni Such, quien subrayó las políticas de apoyo a los municipios desplegadas desde la Generalitat, con a dotación de 40 millones al Fondo de Cooperación o la reprogramación de fondos europeos que se consiguió recuperar pese a que estaban en riesgo. "Conseguimos convencer a la UE con proyectos enfocados en la movilidad sostenible o la rehabilitación del patrimonio, por ejemplo", señaló. Después, destacó el esfuerzo por facilitar asistencia técnica a los ayuntamientos que carecen de personal formado para gestionar los fondos europeos. 

En la segunda ronda de intervenciones, hubo espacio para las aclaraciones. Así, Iranzo destacó que uno de los objetivos fundamentales del plan de acción de fondos europeos es mejorar la captación y mejorar la imagen. "Que la gente esté informada de los programas que existen, el programa operativo y el competitivo; que la información llegue y que cada uno actúe en función de su interés", señaló. En esta línea, también señaló que sí existen líneas específicas para las pymes.

Soler admitió, igualmente, que era cierto que existía margen de mejora, pero señaló que en los programas actuales se trata de dar un enfoque transversal. "Antoni ha hablado de patrimonio, pero ha hablado de turismo; muchas ayudas afectan al turismo, a la movilidad, a la organización de las ciudades y los pueblos... todo eso es turismo. La fidelización del turista no es solo dentro del hotel o del apartamento, es la calle, la seguridad, la accesibilidad; y cuando hablamos de formación, también es transversal, a todos los sectores", enfatizó.

Briones también admitió que realmente existe una dificultad burocrática y administrativa "que sufrimos todos" pero que se está tratando de simplificar mediante "lo que llamamos labor comercial para informar sobre en qué anda este Consell". Además, remarcó que se ha recuperado la relación con las organizaciones empresariales y el diálogo social, y que muchas decisiones se han tomado por unanimidad". 

Respecto, a las ayudas a las empresas y a su extensión a todos los sectores, precisó que ya se está trabajando en ello, mediante fórmulas que garanticen que se financia la contratación indefinida. "Le hemos dado la vuelta con otras ayudas a la contratación;  las ayudas de Avalem Joves Plus para los ayuntamientos ya están también para las empresas", señaló. Y en alusión a la posible financiación de programas para favorecer el retorno del talento, apuntó que no es compatible con los fondos europeos porque su objetivo es la cohesión de todo el territorio continental, así que "después de rompernos la cabeza, al final, ese retorno debe favorecerse de forma natural y ya es hora de que mejoren los salarios en esta comunidad, es el momento de subirlos".

Iranzó también aclaró, respecto al olvido de algunos sectores productivos que se señalaron a lo largo del debate, que "los programas operativos son estancos, no puedes meter lo que quieras; tienes líneas, ejes temáticos y debemos tener en cuenta que si algo entra, algo sale". Así, señaló que el objetivo es recoger ideas y analizar "qué queremos hacer, para el próximo programa operativo 2021-2027, y para ello, sentarnos con los actores sociales".

Así lo reforzó Such, quien resumió que "la clave, al margen de ejecutar bien, es también, fijar nuevos criterios para el nuevo programa operativo. Y eso no puede ser fruto de decisión unilateral de nadie, sino consenso de la sociedad". Eso sí, ya adelantó que uno de los temas centrales de ese marco financiero europeo en los próximos años será el de atender a los municipios de interior para frenar el riesgo de despoblación.

Noticias relacionadas

next
x