Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ENCUENTRO DIGITAL CON CINCO ALCALDES Y ALCALDESAS

La trinidad de los ayuntamientos frente al covid-19: refuerzo social, empresarial y en seguridad

7/05/2020 - 

ALICANTE. "Los políticos de pueblo estamos en primera línea de fuego". Con esta frase de la alcaldesa de Monforte del Cid, María Dolores Berenguer (Esquerra Unida), se podría resumir el segundo encuentro digital iAmbientepatrocinado por Aguas de Alicante, que tuvo lugar el miércoles 6 de mayo y que puso sobre la mesa la gestión durante el coronavirus y el trabajo pospandemia en distintos municipios de la provincia. Una conferencia en la que participaron alcaldes y alcaldesas de cinco localidades de Alicante: Jesús Villar (PSOE), San Vicente del Raspeig; Juan José Berenguer (PP), El Campello; Jaime Albero (PSOE), Sant Joan d’Alacant; Irene Navarro (PSOE), Petrer, y María Dolores Berenguer (EU), Monforte del Cid.

Estos cinco actores y actrices políticos expusieron las medidas que se están llevando a cabo en sus distintos municipios para mantener cubiertos a sus habitantes y ayudar a sofocar la crisis originada por el covid-19. El ámbito social, el económico y las cuestiones relativas a la seguridad son los tres pilares que se han fortalecido en la gestión durante la cuarentena. "Desde el principio tuvimos muy clara la necesidad de reforzar las partidas destinadas a servicios sociales, ya que la demanda de ayudas se iba a ver disparada", razona Irene Navarro. Vales para realizar la compra, reparto de comida y medicamentos a domicilio o la atención psicológica y jurídica a través de una línea telefónica son algunas de las acciones que las cinco localidades han llevado a cabo en el aspecto social.

En lo referente a la economía, los cinco consistorios coinciden en suspender las tasas y tributos municipales de servicios que no se han hecho uso -como mercadillos, ocupación de terrazas o escuelas y gimnasios municipales-, así como devolver cuotas de actividades de manera total o parcial (deporte, cultura, talleres...). En cuanto a la seguridad, han gobernado las tareas de limpieza y desinfección de mobiliario urbano y vía pública, la red de voluntariado para la confección de mascarillas y pantallas protectoras y el reparto de las mismas.

Además de estas tres actuaciones fundamentales, buscar alternativas para el ocio también ha constituido un tema que solventar, resolviéndolo con clases online deportivas, culturales y, en casos como el de El Campello, un escape room virtual. Unas actividades que se han podido llevar a cabo gracias a "mantener los contratos del Ayuntamiento para conservar el empleo", interpreta Jesús Villar. La organización de la administración pública en el trabajo telemático ha resultado un factor clave para tratar de resolver esta situación "que era nueva para todos", apunta Jaime Albero, quien manifiesta que "aunque nadie estaba preparado para gestionar esto, ahora sí lo estamos porque ya sabemos qué ha funciona, qué tenemos que mejorar y conocemos las necesidades que han tenido los vecinos y vecinas".

¿Cómo será la gestión poscuarentena?

Pese a que la crisis sanitaria no cesa (e, incluso, muchos expertos y expertas alertan de un probable rebrote), las administraciones públicas mantienen los ojos puestos en la crisis económica que ya azota al país. Como puente entre ambas etapas y transición hacia la nueva normalidad, municipios como San Vicente han reabierto sus mercadillos y todas las localidades esperan la reapertura de las terrazas de los bares, cafeterías y restaurantes el próximo lunes 11, donde los consistorios ya están velando por ampliar el espacio de las mismas.

Es la hostelería uno de los sectores que más mueven la economía en El Campello, un municipio con "un ciclo económico peculiar -porque somos costeros- que empieza en abril y en octubre se ha acabado. Por ello, todo lo que no hagamos ahora será temporada perdida", augura Juanjo Berenguer. Además, avisa que "es necesario potenciar el comercio y la restauración, tan importantes para nuestra actividad turística".

Dos sectores que también son la base para Sant Joan, quien no cuenta con industria primaria ni, a penas, secundaria. "Aprobamos en pleno un plan de más de tres millones de euros para el ejercicio 2020 y el 2021, además del presupuesto ordinario. Tenemos 1,5 millones de superávit y lo vamos a incorporar (610.000 de manera inmediata y el resto cuando se cuente con los reglamentos para el reparto de ayudas)", informa Albero. Además, el alcalde de Sant Joan expresa la obligación de apoyar la obra pública, ampliar los servicios de atención domiciliaria y atención a personas mayores y "permanecer al lado del sector cultural".

Tampoco se obvió en este encuentro telemático el apoyo económico a las pymes, autónomos, industria y personas emprendedoras, así como la necesidad de fomentar el comercio local y el impulso a las pequeñas empresas constructoras, un sector que "lo pagará un poco más tarde, que debemos formar en el ámbito tecnológico y a quien debemos -sin eludir ninguna ley- favorecer el acceso a obras públicas", sostiene la alcaldesa de Monforte.

Noticias relacionadas

next
x