X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

objetivos del nuevo presidente de la corporación

Carlos Mazón (PP) reivindica el 'modelo CEV' para la relación entre Diputación de Alicante y Consell 

20/07/2019 - 

ALICANTE. De la relación entre la Diputación de Alicante y la Generalitat Valenciana se ha escrito tanto, y han pasado tantas cosas, que había expectación de ver cómo resolvería la cuestión el nuevo inquilino del Palacio Provincial de Alicante ante la atenta mirada de Ximo Puig. Y Carlos Mazón, flamante nuevo presidente de la corporación provincial, ha abogado por el modelo que ha posibilitado la unidad empresarial, el de la CEV, en el que desde València se ha hecho una propuesta en la que Alicante (Uepal) se encuentre cómoda. Dentro del sistema, pero con voz propia.

Y con ese contexto, y a tenor de su discurso de investidura, Mazón lo que busca es mantener la lealtad institucional con la Generalitat, con cierta autonomía. Y sus primeras palabras han ido en esa dirección: acabar con el "frentismo" y solicitar una reunión formal con Ximo Puig. "Qué gran ejemplo desde el impulso valenciano para hacer más grande Alicante; cuán buena nota debemos tomar", ha precisado. Pese a este gesto, Mazón también ha querido reivindicar al ex presidente Fernández Valenzuela y presentar a Alicante, en su opinión, como "el territorio más incomprendido".

A diferencia de su antecesor, César Sánchez que ya marcó un escenario bélico ante las medidas que anunciaba el Botànic (como los decretos de coordinación), el titular de la institución provincial está por rebajar tensión, con la intención de darle una oportunidad a la Generalitat, como también ha prometido el propio Puig. "Las instituciones están para cooperar, colaborar y avanzar juntas para solucionar los problemas de los ciudadanos, no para confrontar", ha insistido.

Y sí, Mazón acepta el reto, le da una oportunidad al diálogo, pero no muestra las armas, de momento, en caso de discrepancia, como sí hizo César Sánchez, en otro contexto -el PP había acabado de dejar las instituciones después de 20 y estaba muy sensible a cualquier cambio-, con la inminente presentación de varios recursos judiciales.

¿Supone ello que Mazón renuncia a determinadas banderas del PP como la Ley de Servicios Sociales o del Plurilingüismo? No. El dirigente popular también aboga por abordar esos asuntos; es más, se lo planteará, pero de otra manera: negociar para provocar cambios en normas que ya están en los juzgados, o acabarán en ellos. Por ello, ha dejado entrever que "si se siguen produciendo "injusticias con la provincia", la perífrasis "dique de contención" -acuñada por César Sánchez- se quedará "corta".

Que Alicante sume

El objetivo político de Mazón al frente de la Diputación es doble: por una parte, volcarse en ayudar a los municipios, de ahí que haya defendido la vigencia y el modelo de las instituciones provinciales. "No  creo que vaciando las diputaciones sea el camino para "hacer más potente la Comunitat". Y de ahí emana el segundo objetivo: que Alicante tenga más peso para que hacer crecer la Comunitat. Así, ha invitado a Puig por apostar por la "imaginación" para que "más Alicante sea mucho más Comunitat" porque "la realidad municipal engrandece la Comunitat. Ahora bien, ha vuelto a marcar diferencias con su antecesor: no persistir en la discrepancia. 

Buscar consensos con la oposición

El nuevo presidente de la Diputación de Alicante también se ha comprometido a buscar consensos con la oposición, formada por PSPV y Compromís. Ha puesto como ejemplo que durante su etapa como diputado de Obras, entre 2007 y 2011, logró el respaldo de los socialistas a los planes de obras. Por ello, ha anunciado que abrirá una ronda de contactos con todos "para acciones concretas asumibles por el pleno" y ante la "etapa de incertidumbre económica", que ha apuntado. 

Se ve legitimado por el número de concejales del PP

Antes de pronunciar su primer discurso como presidente, el candidato del PP ha defendido su candidatura como la del partido con más concejales de la provincia de Alicante y la ha calificado de legítima. Este matiz es importante porque después de seis mandatos, el PP no es la fuerza más votada en número de sufragios, de ahí que los socialistas hayan sido los últimos en tomar la palabra por esta circunstancia. Pero pese a ello, Mazón se ha reivindicado como el mejor defensor de la Diputación, de la provincia y de Alicante. "No es una diputación cualquiera; es la primera que cuya capital no es la capital autonómica, la cuarta o quinta de España, según se mire". Y con estos argumentos, y con el respaldo de Cs, Mazón ha obtenido los 16 votos de la corporación, los suficientes para sumar mayoría absoluta frente a los 14 del PSPV y uno de Compromís. De 44 años, Mazón es el quinto político del PP que preside la Diputación de forma consecutivo tras Julio de España (1995-2003), José Joaquín Ripoll (2003-2011), Luisa Pastor (2011-2015) y César Sánchez (2015-2019).

Noticias relacionadas

next
x