X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Hércules ingresará 40.000 euros menos que el Elche por los derechos de televisión en el 'play-off'

22/05/2019 - 

ALICANTE. La enésima batalla librada por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), en el marco de la incruenta guerra que protagonizan, ha tenido esta vez como perdedores a los clubes que disputan el 'play-off' de ascenso a Segunda División A, especialmente a los cuatro que lleguen a la eliminatoria final.

A diferencia de lo ocurrido hace un año cuando, gracias a la mediación de la LFP, Mediapro se hizo con los derechos de la fase de ascenso, este año la RFEF ha estado más despierta (es una competición que depende de ella) y ha bloqueado los intentos de Javier Tebas y por extensión Jaume Roures de repetir la jugada (a los clubes ya se les había dicho, incluso, que esta semana conocerían los detalles de lo que pagaba Mediapro), abriendo la puerta a Mediaset y Footters que finalmente se han llevado el gato al agua.

El problema reside en que su oferta se rige por el criterio de reparto, hasta el punto de que los dieciséis clubes participantes, con independencia de que disputen una, dos o tres eliminatorias, percibirán la misma cantidad. Lo anterior comporta que los que queden eliminados en la primera ronda ingresarán lo mismo que aquellos que disputen tres, concretamente 50.000 euros cuando hace un año los equipos que llegaron a la eliminatoria final, como el Elche, se embolsaron un total de 90.000 (percibían una cantidad fija por partido como local y otra, también fija pero inferior, por encuentro como visitante).

En 2015 y 2016, los dos últimos 'play-off' que disputó el Hércules, las cantidades que ingresaban los clubes por este concepto eran infinitamente inferiores a las del año pasado y también el presente (no había ningún gran operador interesado en ofrecer todos los partidos de la fase de ascenso). Ahora bien, de haber regido entonces el criterio de reparto, los blanquiazules hubiesen percibido la misma suma de dinero en el de 2015, cuando cayeron en segunda ronda, que en el de 2016, cuando llegaron a la final.

Noticias relacionadas

next