X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Batalla campal entre radicales del Hércules y el Castellón con siete heridos, tres detenidos y 55 identificados

11/11/2018 - 

ALICANTE. Más de una quincena de disparos al aire tuvo que realizar la Policía para tratar de poner fin a la pelea tumultuaria en la que aficionados radicales de Hércules y Castellón se vieron envueltos horas antes del partido que había de enfrentar a ambos equipos en el estadio José Rico Pérez este domingo.

Los hechos tuvieron lugar hacia las tres de la tarde en las inmediaciones del coliseo blanquiazul y en ellos participaron unos 60 individuos, de los que varios están identificados por la Policía como integrantes de las peñas Barricada Albinegra y Curva Sur. Los primeros, unos 40, se habían desplazado hasta Alicante en un autobús y varios vehículos particulares, dirigiéndose desde la zona del aparcamiento de la calle Teulada hasta Aureliano Ibarra, donde se encuentra uno de los locales en el que se concentran habitualmente aficionados del Hércules y en el que a esa hora habría unos 15 de ellos. Aunque la distancia recorrida a pie por el primer grupo permitió que la Policía fuera advertida por los vecinos prácticamente antes de que se iniciara el enfrentamiento, fueron los agentes de una patrulla de la Policía Local que se encontraba en la inmediaciones por un accidente de tráfico los primeros intervenir, viéndose obligados a desenfundar sus pistolas y disparar al aire entre 15 y 18 ocasiones ante la hostilidad de los radicales y para poner fin a una batalla campal en la que se emplearon palos, bengalas y otros objetos contundentes y dejó un balance de siete heridos de muy diversa consideración, aunque ninguno grave.

Siete heridos, tres detenidos y 55 identificados

Ambulancias de soporte vital avanzado y básico de la conselleria de Sanitat acudieron a la intersección de las calles Teulada con Campo de Mirra,donde fueron atendidos cuatro de los siete heridos y trasladados al próximo Hospital General Universitario de Alicante dos de ellos: uno, en ambulancia y otro, en vehículo policial, ya que se trataba de uno de los finalmente tres detenidos que quedaron confinados en los calabozos de las dependencias del Cuerpo Nacional de Policía de la calle Isabel La Católica a la espera de su puesta a disposición judicial. Se trata de tres varones de 27, 34 y 36 años, que eran arrestados por la presunta comisión de un delito de riña tumultuaria en el caso de dos de ellos y de atentado a la autoridad en el del tercero.

Barricada Albinegra

Dos de los tres detenidos son integrantes de la peña Barricada Albinegra, sobre la que tanto la Policía como el Castellón ya tenían el foco puesto por incidentes similares, sin ir más lejos en Portugalete meses atrás. Vestían de negro y llevaban el rostro tapado. El tercero, por su parte, es radical del Hércules si bien a última hora de este domingo no se había determinado si pertenecía o no a una peña en concreto.

El rápido despliegue de los efectivos de Policía Local y Nacional no solo permitió esas detenciones, también la identificación de 55 personas, 25 radicales del Hércules y 30 del Castellón, habiendo sido obligados estos últimos a regresar a su lugar de origen.

Los numerosos vídeos grabados por los testigos ponen de manifiesto la violencia con la que se emplearon los participantes en una pelea que se investiga si había concertada en los días previos o no. Horas más tarde, quedaban en la zona no solo el rastro de las "armas" empleadas y de la sangre de los heridos, también muchos de los casquillos de las balas disparadas por la Policía.

Comunicados de condena

Tanto durante el partido como a la finalización del mismo, al que asistieron unos 9.000 espectadores de los que unos 150 eran visitantes, la ausencia de incidentes fue la tónica dominante. El encuentro no había sido declarado de Alto Riesgo pese a que en el pasado los enfrentamientos entre radicales de uno y otro club habían sido públicos y notorios, si bien es cierto que siempre tuvieron lugar en Castellón y no en Alicante.

Ambos clubes se apresuraron a condenar los hechos en sendos comunicados en los que garantizaban que tomarán medidas con aquellos implicados que sean abonados. Tanto si lo son como si no, lo que sí es seguro es que serán sancionados económicamente por el Ministerio del Interior.

Noticias relacionadas

next