Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

VISITA DE LOS GRUPOS POLÍTICOS

El vertedero de El Campello sufre de "dejadez" y está falto de mejoras y "rigor en los procesos"

29/07/2020 - 

EL CAMPELLO. El vertedero Les Canyades de El Campello acogió hace unos días la visita de los distintos grupos políticos municipales. Todos a excepción del PP que, aunque no asistió personalmente, sí lo hicieron sus socios en el equipo de gobierno, Ciudadanos y Vox. El impulsor de esta iniciativa fue el concejal de RED, Eduardo Seva, quien la solicitó en 2019 con el objetivo de "aprender y comprobar el funcionamiento de la planta en cuestión", manifiesta. Y explica que también resultaba necesario conocer "qué partes del proceso van a ser objeto de modernización en cuanto a maquinaria para minimizar los olores que provocan el malestar casi perpetuo de los habitantes de la zona norte del casco urbano (Poblet, Lanuza, Coveta Fumá y Amerador)".

El precursor de la visita, agradece al Consorci Mare y a (FCC) la amabilidad en el trato, así como el "talante que tienen todos sus técnicos en reducir al máximo los inconvenientes que todavía genera la planta, a pesar de que en los dos últimos años ha bajado la molestia de los volátiles. No desaparecerán hasta el cierre de la planta y su sellado y esto es más fácil que ocurra por una infracción burocrática o administrativa, un equívoco, un traspié, que por los cadáveres que ha ido sembrando", señala.

Es Vicent Vaello desde el PSOE quien recalca la "necesidad de inversión que hace falta en el vertedero, ya que se nota que los sistemas se tienen que cambiar y, además, hay un problema con los olores, lo que repercute directamente en los vecinos", alega. En esta línea, Eric Quiles, portavoz de Podem, comunica que "había fallos que no permitían sellar alguna zona del vertedero de manera adecuada", lo que se traduce en problemas de olores para los vecinos y vecinas de la zona norte.

"El vertedero necesita mejoras para que funcione correctamente", resume la visita el edil, quien hace un llamamiento a la necesidad de implicación por parte de todas las administraciones (Ayuntamiento, Generalitat y Consorci Mare): "O hacemos un cambio en el sistema de residuos entre todos o estos problemas van a seguir existiendo, no solo en El Campello, sino en el resto de la Comunitat", hace extensivo al resto de plantas.

Otra de las preocupaciones se centra en el vaso donde se vierten los residuos, ya que se encuentra a más del 80% de su capacidad. "Al ritmo que vamos, aunque se produjeran estas mejoras, no creemos que al vaso le queden más de tres o cuatro años, siendo la concesión hasta 2030", recuerda Quiles. Y traslada que al preguntar por esta problemática responsables de FCC insinuaron que "la intención no era un segundo vaso, sino ampliar el primero para poder seguir prestando ese servicio".

Una sensación de "dejadez en el mantenimiento" es la que sintió el concejal de Ciudadanos, Julio Oca, quien alega que en visitas anteriores no había sido así. Además de los malos olores, el edil subraya la escasa "limpieza interior. Y es que aunque se trate de una planta de tratamiento de residuos, ni siquiera las zonas comunes, que entendemos que deben estar limpias, estaban en buenas condiciones". Una sensación que también percibió Adriana Paredes, desde Compromís, quien pudo apreciar que "la planta no está en óptimas condiciones y no es rigurosa en los procesos, como puertas abiertas y/o dañadas cuando deberían estar cerradas, así como dejadez en el mantenimiento de la planta y la maquinaria", ejemplifica.

Por su parte, el concejal de EU, Pedro Mario Pardo, califica las instalaciones como "desoladoras, por el avanzado deterioro de las máquinas, cuando esta planta de última tecnología solo tiene diez años. No ha cambiado nada con respecto a la visita en 2018", contrasta con las declaraciones de Oca, "de modo que FCC sigue sin cumplir con los requisitos mínimos de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de 2016 para que la planta esté el funcionamiento".

El propio Consell Jurídic dictaminó que "las instalaciones nunca han alcanzado los objetivos fijados por la legislación medioambiental y de residuos, ni siquiera desde el principio". A este respecto, Pardo señala que esto se entiende como "una clara discriminación hacia la ciudadanía". Y manifiesta que "la actividad empresarial no puede estar en funcionamiento si no cumple con los requisitos mínimos. Un criterio que parece no ser aplicable a FCC", reprocha.

En este sentido, parece que la visita ha derivado en una moción conjunta entre cuatro de las formaciones opositoras (PSPV-PSOE, EUPV, Podem y RED) y un grupo integrante del equipo de gobierno (Ciudadanos) que se presentará en el pleno del próximo jueves 30 de julio. En ella se solicita, como punto único, "que el Ayuntamiento eleve consulta al Consell Jurídic de la Comunitat sobre la tramitación del modificado de contrato de la planta de Les Canyades". Una moción que se deriva de la petición que realizó la Asociación de Afectados, como ya informó Alicante Plaza.

Noticias relacionadas

next
x