X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

LIQUIDACIÓN DEL SERVICIO PÚBLICO TRAS 50 AÑOS DE EXPLOTACIÓN 

Alicante cierra balances para saldar el contrato del transporte con Vectalia a coste cero 

Foto: RAFA MOLINA

PSOE, Guanyar y Compromís pretenden llegar a un fin de concesión suave, en equilibrio, de modo que no existan compensaciones pendientes ni para el Ayuntamiento ni para Masatusa. La concesionaria estudiará la reclamación municipal de 2,4 millones por la liquidación del servicio de 2015 para determinar si procede o si debe presentar alegaciones, en caso de hallar desajustes 

3/11/2016 - 

ALICANTE. El tripartito que gobierna el Ayuntamiento de Alicante (PSOE, Guanyar y Compromís) se adentra definitivamente en la extinción de uno de sus contratos más costosos, el del servicio de transporte público, con el objetivo de cuadrar balances sin costes adicionales cuando expire la concesión, en 2019. Fuentes consultadas por Alicante Plaza precisaron que el departamento de Movilidad aspira a lograr una liquidación en equilibrio, un fin de concesión suave, de modo que ni la administración tenga que abonar ningún extra a la empresa concesionaria, ni Masatusa -la filial del grupo Vectalia responsable del servicio desde el año 1970- tenga que compensar por un posible incumplimiento de contrato en aspectos como una hipotética renovación de la flota pendiente, por ejemplo.

Este miércoles se dio un primer paso significativo en esa dirección. Como adelantó este diario, se trata de la reclamación de 2,4 millones de euros que la Junta Local de Gobierno acordó trasladar a Masatusa por el saldo a favor del ayuntamiento extraído de la liquidación del servicio prestado en 2015. Un balance que resulta especialmente llamativo tras varios años en los que se ha venido cerrando ejecicio tras ejercicio con déficits, en los que era el ayuntamiento quien debía compensar.  

Según ese informe anual, Masatusa deberá aportar esa cifra a las arcas públicas a la vista de varios factores que influyen en la fórmula polinómica por la que se rige la liquidación. El portavoz del tripartito, Natxo Bellido, detalló al término de la Junta de Gobierno los fundamentales son la reducción del coste de adquisición del combustible respecto a la previsión inicial; la falta de ejecución del porcentaje de renovación de la flota de vehículos prevista para ese periodo; o el cambio de criterios convenido con la empresa para cuadrar el coste de las dos líneas de recorrido interurbano que pasaron a depender del ayuntamiento de Alicante, tras la ruptura del sistema TAM, en enero de 2015. 

A esas tres claves se añade una cuarta: el incremento experimentado en la cifra de usuarios registrado durante ese último año, que sigue al alza durante 2016, según confirmaron fuentes de Movilidad y de la propia empresa, como consecuencia de la recuperación de la actividad económica general, que estaría disparando el uso del transporte público en todas las grandes ciudades.

Movilidad confía en que las dos nuevas líneas circulares para fomentar los transbordos entre los recorridos actuales puedan entrar en servicio a finales de mes

Fuentes de Masatusa apuntaron ayer que la empresa no conoce todavía ese informe de liquidación anual y que esperará a estudiar sus detalles para actuar en consecuencia. A priori, nada hace prever que haya espacio para la disputa ya que las relaciones con el ayuntamiento son fluidas y están plenamente normalizadas. Si las cifras son correctas, se pagará sin más. Sin embargo, las mismas fuentes añaden que, si tras el correspondiente análisis, se percibe que existen desajustes, se plantearán las alegaciones pertinentes para que se rectifique.

A ese primer paso encaminado hacia el fin suave de la concesión se añadirá otro a finales de noviembre. Es la fecha en la que el área coordinada por el edil Fernando Marcos (PSOE) prevé poner en marcha una ampliación del transporte urbano: las llamadas líneas circulares. Serán dos nuevos servicios con dos autobuses por sentido que circularán entre las 7:00 y las 22:30 horas con unas frecuencias de paso de entre 25 y 30 minutos para interconectar los recorridos del resto de líneas y favorecer los transbordos. Su incorporación también permitirá que ayuntamiento y Masatusa compensen balances de servicio-costes y cuadren las cifras del llamado fondo de reversión: entre otros puntos, la flota que debe quedar a disposición del ayuntamiento.  

Vehículos accesibles

El grupo Vectalia presentó justo este miércoles la incorporación de vehículos 100% accesibles y adaptados para personas con movilidad reducida. Se trata de 14 autocares marca Mercedes Benz, con conexión wifi y conectores USB en los asientos para la recarga de dispositivos electrónicos, que se utilizarán para transporte universitario, escolar y discrecional. Su adquisición ha supuesto una inversión de más de cuatro millones de euros.

Noticias relacionadas

next
x