X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

permiso denegado por el portavoz de guanyar como edil de urbanismo

Un juez avala el rechazo de licencia a la gasolinera de La Albufereta al asentarse en suelo residencial

13/09/2018 - 

ALICANTE. El Juzgado de lo Contencioso número 3 de Alicante valida la actuación del Ayuntamiento de Alicante, durante la etapa del portavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, como concejal de Urbanismo, al denegar la licencia para instalar una gasolinera en la Albufereta, en mayo de 2017. 

En una sentencia fechada el 5 de septiembre, el titular del juzgado rechaza íntegramente el recurso presentado por el Grupo Petavi Asociados frente a la denegación de ese permiso para asentar dicha gasolinera en una parcela situada junto a la calle Flora de España y la Vía Parque, tras destacar que "la propia mercantil reconoce que no se cumplen las determinaciones del Plan General de Alicante y destaca que no cabe equiparar el uso compatible con el uso predominante", según subrayan portavoces de Guanyar a través de un comunicado. 

"La gasolinera se pretendía instalar sobre un suelo cuyo uso predominante es el residencial, no el comercial, y el hecho de que el uso comercial sea compatible con el residencial no ampara a la mercantil para instalar una gasolinera. Si el uso predominante hubiera sido el comercial no se habría podido denegar la licencia en aplicación de la legislación estatal con la que el PP liberalizó la instalación de gasolineras. Pero no es el caso y finalmente los tribunales nos han dado la razón en primera instancia", ha señalado Pavón, que también ha destacado la sucesión de sentencias favorables al Ayuntamiento en relación a decisiones que adoptó como concejal de Urbanismo tras la también reciente sentencia que avala la retirada de la tarima del velador del restaurante del Teatro Principal. La sentencia sobre la gasolinera, que es recurrible, impone el pago de las costas al recurrente (1.500 euros, sin impuestos).

Noticias relacionadas

next