Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

foro ap | Digitalización, ciberseguridad y transformación digital

Reducir la brecha, coordinar esfuerzos y atajar vulnerabilidades, retos digitales para Alicante

15/11/2020 - 

ALICANTE. La digitalización y la transformación digital y sus retos, los riesgos en ciberseguridad y la vulnerabilidad para las empresas públicas o privadas o las iniciativas en Alicante y toda la Comunitat Valenciana coordinadas para abordar el gran salto digital son algunas de las cuestiones abordadas en el último foro de Alicante Plaza. En un evento patrocinado por la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital y el Centro de Inteligencia Digital de la Provincia de Alicante (Cenid), los asistentes hicieron un dibujo del panorama digital de la provincia, de los sectores que mejor -o peor- se adaptan digitalmente al nuevo escenario de la crisis de la pandemia o las amenazas del sistema digital para empresas y la administración y cómo hacer frente a ello.

Coordinación desde la Diputación de Alicante y el Consell

Tanto la consellera de Innovación, Carolina Pascual, como el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, hicieron un recorrido de los retos digitales y las herramientas en marcha o planificadas en los próximos años y pusieron de relieve el beneficio de colaborar entre administraciones para ello. Pascual apuntó a la actual generalización de la digitalización hasta en sectores "más tradicionales. Se ha expandido a niveles que hace años no hubiésemos imaginado" y apuntó a un componente de creatividad en este cambio. Tras la pandemia, apuntaba la consellera "el Consell apuesta muy fuerte por la transformación digital y especialmente por la ciencia, sin desligar una de la otra". Así, habló de la alianza de herramientas habilitadoras Inndromeda, que quieren que sea "el motor de transformación en la Comunitat Valenciana" como una herramienta público-privada para acelerar la digitalización de las empresas.

También señaló el polo de atracción de empresas que supone Distrito Digital y "otras patas de inversión como 190 millones de euros en innovación y ciencia en los Presupuestos de la Generalitat para 2021: También hizo hincapié en la necesidad de hacer llegar conectividad de banda ancha para empresas "en todo el territorio". Sobre la conectividad, resaltó que "hay una gran vulnerabilidad para la ciberseguridad" con los canales para conectarse. Asimismo, aportó que la transformación digital ha de darse de forma planificada para "que no se haga forzadamente y evitar generar incertidumbre". Otro de dos puntos en los que incidió Pascual fue en "coordinarnos las partes en las iniciativas, sin poner trabas, cooperando" y añadió que "hay que usar bien los recursos, cada uno desde sus competencias". 

Por su parte, Carlos Mazón "recogió la palabra" de Pascual en cuanto a la coordinación y añadió que "es importante en la provincia conocer el papel de cada agente y asumirlo para que todo el trabajo sume". Para el presidente de la Diputación de Alicante, la covid-19 ha servido para "darnos cuenta de la disrupción del momento, pero eso no significa que antes no se vieran la necesidades ni se trabajara en digitalización". Mazón considera un problema que exista "una brecha digital con dos niveles muy marcados: un nivel muy avanzado de expertos, con olfato para competir al más alto nivel y la brecha enorme con quienes aún no se han iniciado, lo hemos visto desde la Diputación con trabajo con algunos ayuntamientos". Así, mantiene que "hay que alfabetizar para arriba, no tenemos una UEFA de alfabetización digital, en mitad de esos niveles". De este modo, destacó "la labor de Cenid y su trabajo con distintos agentes y las universidades y Parques Científicos de la provincia". 

Sobre la ciberseguridad, remarcó Mazón que "aún no somos conscientes de su importancia y si no estamos a un muy alto nivel, estaremos perdidos, hace falta una buena normativa y una propia cultura de la necesidad. Después, destacó que "la Diputación de Alicante es 'zona desmilitarizada' en dos cuestiones, el turismo y la digitalización'" y planteó algunas dudas técnicas a los asistentes. 

La visión desde las universidades

Entre los asistentes, los rectores de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, y el rector de la Universidad Miguel Hernández, Juan José Ruiz, aportaron su visión sobre la digitalización y el papel de los centros de conocimiento. Para Palomar, los indicadores internacionales señalan que la provincia destaca en conectividad, talento humano, integración de tecnologías inteligentes y servicios públicos digitales y que "España tienen un índice muy bueno, por encima de Alemania o Italia, pero aún queda mucho por hacer". 

Y es que, conocer el estado de la digitalización en los municipios es, para el rector de la UA, uno de los retos presentes. "La empresa es la que mejor se ha adaptado porque ha hecho una gran inversión en tecnología y destacó que quienes ya estaban digitalizados antes de la pandemia son "los que mejor están saliendo y teniendo oportunidades". Para Palomar, el reto también está en la conectividad y en seguir avanzando en la ciberseguridad "que ha avanzado desde la pandemia".

Según Juan José Ruiz, es necesaria más coordinación para avanzar en la digitalización y considera que debe ser liderada desde la Conselleria. "Falta difundir y educar en ello, no hay una cultura digital. Digitalizar no significa acelerar procesos y por ello es fundamental el papel de las universidades". Apunta el rector de la UMH que las administraciones locales aún no han alcanzado el nivel idóneo y que hay que "trabajar mucho, más allá de una formación básica" y apuntó a iniciativas desde la UMH "antes de la pandemia para llevar la IA a todo el alumnado". 

El rector de la UMH apuntó a que, desde Cenid, "tratamos de formar en cultura digital" y demandó más autonomía en los programas universitarios "para afrontar estos retos, porque estamos sujetos a una sobrerregulación", algo en lo que coincidió con Manuel Palomar, reivindicando, a su vez, la formación a la carta con empresas, una iniciativa que existió  en las universidades y dejó de impulsarse. 

Ciberseguridad, normativa y vulnerabilidades

En este área, Javier Martín Porras, director técnico en Laboratorio Pericial Forense, Juan José Cortés Vélez, director del área Compliance y Legaltech de Devesa & Calvo y Joaquín Molina, consejero de grupo Verne y experto en ciberseguridad, expusieron algunas de las mayores claves para atajar vulnerabilidades en las empresas y administraciones y algunas de las claves que, tras la covid-19 se han puesto de manifiesto en cuanto a carencias y mejoras. 

De este modo, el director técnico en Laboratorio Pericial Forense aportó, es sus palabras "una visión más negativa" del panorama digital, dando datos de los perjuicios en ciberseguridad en empresas y asegurando que "el índice más alto de ataques van a estafas, como la de suplantación del CEO". Así, apunta que han intervenido casos con un valor de perjuicio a las empresas de 32 millones de euros. "El grueso del tejido empresarial no está formado por grandes empresas y las pymes pueden tener el handicap de resistirse a los cambios". En este caso, Porras mantiene que no hay una única solución empresarial al respecto, sino que existen diversas vías para las que hay que "unificar una oferta global" y que hay que saber llegar a las firmas en cuanto a la digitalización porque las pymes "a veces tienen una idea de que la modernización y la digitalización son inseguras". También apuntó a que existe una incertidumbre jurídica y una escasez de normativa para los que se necesitan "juzgados y profesionales especializados en los juzgados".

Por su parte, Juan José Cortés agradeció en el foro que "contéis con juristas, hace tiempo que se nos debía haber llamado". Cortés lidera uno de los proyectos de ciberseguridad en Cenid en el terreno legal y de ética. Para Cortés, la digitalización es una herramienta más y cabe dotarla de la ética necesaria para funcionar en la práctica de forma justa. "Existen dilemas como el del coche autónomo que, en un momento dado tenga que decidir si salvar a una persona mayor que cruza mal la calle o al bebé de dentro del coche, dependiendo del país con el que se hable, hay expertos que apuntan una solución ética u otra". También apuntó a dilemas con la realidad virtual en cuanto a "resucitar" digitalmente, con algoritmos, a personas fallecidas para poder "hablar con ellas". 

Estos dilemas, según Cortés, llevan a volver al origen de los principios legales y éticos de las sociedades y a ponerlos sobre la mesa a la vez que se avanza en la tecnología. "La tecnología también puede ir contra las libertades, la democracia o la igualdad, las comisiones de investigación deben seguir adelante". Una de las claves para resolver el dilema ético, es, según el director del área Compliance y Legaltech de Devesa & Calvo, el uso de las matemáticas aplicadas y el blockchain. Además, apuesta por mejorar muchos de los sistemas digitales jurídicos, como por ejemplo, Lexnet.

Para Joaquín Molina, los ponentes del foro están "alineados en cuanto hacia dónde debemos trabajar" y explica que, desde fuera la Comunitat Valenciana se ve como un hub, aunque a veces "se acompleja de que falta medio camino, aunque ya exporta su modelo de infraestructuras a otros países". Según Molina falta por digitalizar, pero ya se trabaja con la factura digital, algo que no aportan otros países.

Además, el consejero de grupo Verne indica que, según el Ministerio del Interior, el ciberespacio es el cuarto espacio de confrontación en estos momentos y que, por ello, es importante trabajar en aplacar ataques en este ámbito. Molina apuesta por mejorar la capilaridad y la difusión de lo digital, también a los más jóvenes y estudiantes. "Nuria Oliver o Andrés Pedreño son ejemplos de las grandes figuras del mundo digital de la provincia". Algunos de los lugares en los que mejorar la seguridad en general, pasa por fijarse en el funcionamiento de las redes habituales "se llegan a ver casos de pederastia en Wallapop". En este sentido, apuesta por recoger buenas prácticas de otros países como China o Estados Unidos en cuanto a la seguridad "aplicar la transversalidad de la tecnología, hacerlo todo más sencillo" para llegar a todo el público. 

Las actuaciones de empresas públicas y privadas

El foro también sirvió para que las empresas dieran su punto de vista en cuanto a la digitalización. Así, Antonio Álvarez, director territorial de Comunitat Valenciana, Murcia y Baleares de Vodafone, planteó la necesidad de diferenciar entre digitalización y transformación digital. "Es distinto. Digitalizar es sencillo, por ejemplo escanear un papel; mientras, la transformación implica dos cosas, esa digitalización y hacerlo con el fin de dar respuesta al mundo actual, contando con clientes y usuarios". Desde Vodafone lo aportan, asegura desde el punto de vista de seguridad en dispositivos, de seguridad en las redes, en datos y aplicaciones.

También habló de trabajar por luchar contra la sobrerregulación y de luchar por la ciberseguridad, ya que "de enero a junio hemos detectado y paralizado millones de ataques en la red". Además, el director territorial de Vodafone apostó por la coordinación y alineación del sector público y privado para trabajar el mundo digital. Tras la covid-19, asegura, "facilitamos el teletrabajo a pymes y llevamos a cabo estrategias a nivel digital a gran velocidad, la covid-19 ha acelerado los procesos de cambio en muchos años". 

David Elías es CEO de EsPúblico y expuso que la digitalización trabaja como una "onda expansiva" y el reto es conocer cómo la transformación digital acaba redundando en que la gente viva mejor. Que no sea el cambio por el cambio es el desafío más importante". Y es que, según el CEO de EsPúblico, "el 50% de los empleos son robotizables o sustituibles por algoritmos y esto llevará a un conflicto social a medio o largo plazo". También puso ejemplos de buenas prácticas en la administración local "en cosas que antes eran impensables, como la facturación electrónica, una maravilla que solo ocurre en el sector público" o la firma electrónica. 

Para Elías, no se debe haber diferencias entre grandes o pequeñas empresas sino entre empresas que dan pasos en digitalización o se quedan anticuadas. "Desde la administración pública se ha de identificar a las empresas que hacen algo diferente, y son las que crecen a dos dígitos". También puso énfasis en encontrar talento y crear bases desde la universidad. 

Por otra parte, Juan Antonio Sempere, director comercial de Walcon Virtual Events, se preguntó el motivo por el que se digitalizan las firmas. "Antes de la pandemia era por normativa, por directrices europeas o porque la administración me "obliga" por trámites digitales, si no estaban obligados, no lo hacían". Ahora, asegura el panorama cambia y que empresas como Walcon Virtual "logran desde Distrito Digital proyectos con empresas en el mismo hub. Esperamos que con diferentes acciones públicas y privadas se pueda eliminar la brecha digital y acercar a los usuarios la realidad de las posibilidades tecnológicas". 

Para Sempere, tener herramientas con coste reducidos ayudaría a animar a la digitalización de empresas. "Si compensáramos la brecha digital en pymes, sería más fácil para ellas acercarse al público para que no acaben acudiendo a la "comodidad" de Amazon". También apuesta por llevar la educación digital no solo a las universidades o Formación Profesional, sino a educación Primaria, para que los más pequeños se inicien y la conozcan pronto. 

También Carlos García Blanco, director de OasIX - División Cloud y Datacenter de Aire Networks aportó una visión crítica sobre la digitalización "porque falta mucho por hacer". Blanco considera que la Comunitat Valenciana "está muy lejos de las inversiones necesarias para un estado digital de verdad", en contraposición a los países anglosajones. Desde su firma, asegura, potencian lo digital en las pymes "que es donde está la mayor brecha" y pide a la administración pública que "se pueda llegar con más recursos a pequeñas poblaciones, porque hoy existen pocas infraestructuras y comunicaciones para ese cambio digital". 

García considera que las competencias digitales son comunes en un segmento de la sociedad muy formado y que en las universidades "ya se llega tarde". Asimismo, se pregunta "¿qué mecanismo es necesario en la sociedad es necesario para lograr esa formación general?". Apuesta, como Sempere, por llevar la formación antes, en los más pequeños y profundizar en su uso en herramientas digitales de cooperación. 

Noticias relacionadas

next
x