X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Pedro Bisbal: "La mortandad de las startups se reducirá porque el inversor se profesionalizará"

Acostumbrado a lidiar con inversores,  Pedro Bisbal trabaja creando herramientas en el "circo" del emprendimiento. Es la nueva cabeza visible de la red de business angels InnoBan en la Comunitat

30/11/2016 - 

ALICANTE. Tras cinco años dirigiendo la asociación valenciana Big Ban Angels, Pedro Bisbal está considerado un referente en el mundo inversor del emprendimiento. Ante los alumnos del coworking de la EOI de Alicante, es extremadamente sincero y trabaja los conceptos de fracaso con la dureza que requiere evitar el efecto de frustración que muchos sienten cuando creen tener una gran idea. Ahora desde la red de Business Angels Innoban está dispuesto a crear todo una telaraña de nodos específica para este tipo de inversores. Alicante puede ser sede, aunque no elude las dificultades con las que ya se ha topado.

Hace tiempo registró la marca “Larga vida a las startups” y desde esa plataforma Pedro Bisbal explicar este nuevo mundo de negocios. Ayer en su papel de formador en la EOI, dio buena cuenta de las dificultades a las que se enfrentan los emprendedores en la provincia. “En España, Madrid y Barcelona son las dos plazas de referencia del mundo del emprendimiento por masa crítica de inversores y potencial de emprendedores. Valencia es la tercera. Es altamente improbable que cerca de estas ciudades surja otro núcleo con suficiente potencial para desplazar estas plazas. Probablemente - y lo estamos viendo- que la próxima sea Andalucía – Málaga o Sevilla- y Bilbao. Es muy raro que confluyan muchos centros importantes en Móstoles o Alcoy porque ya están focalizadas en otros puntos”, asegura el responsable de InnoBan en la Comunidad Valenciana.

Bisbal confía en que Alicante se suba al carro emprendedor/inversor. “Quizás la dimensión no pueda ser como la de Valencia, por la propia naturaleza; pero Alicante tiene la particularidad de tener los centros muy distribuidos por zonas como Vega Baja, Marina y Alicante-Elche, pero es muy difícil”, porque –se pregunta- si hablamos de potenciales y robustos inversores de donde hablamos, de Alicante o Elche. A Bisbal aún le sorprende encontrarse con el hecho de hacer un foro para captar inversores en Elche y que no acudan los de Alicante y a la inversa. “Así es difícil y acercarse a Valencia parece una limitación importante”. Por el contrario, pone el ejemplo andaluz. “En Málaga se están poniendo las pilas en temas de emprendimiento y lo más importante en inversión”.

De momento, el único grupo que se ha significado como business angels en la provincia de Alicante es un grupo empresarial del sector hostelero que están monitorizando todo lo que viene para captar oportunidades en el campo del turismo, porque son un socio que puede aportar muchísimo valor. Pero es indudable, en su opinión, que al otro lado, en el del emprendedor hay mucho talento. Cita como ejemplos Vivood, Glen Biotech o PLD. En Alicante, se dan los mecanismos para que haya emprendimiento suficientemente exitoso. Pone más ejemplos y cita iniciativas públicas como Impulsa Alicante, el propio coworking de la EOI que recibe una fuerte inyección vía Fondo Social Europeo o los parques científicos están facilitando esa red.

Sin embargo, a las dificultades manifestadas, Bisbal señala la discreción como nota de identidad. “Hay mucha ronda de inversiones que no está en los medios y que además no quieren salir. Temen –dice entre sonrisas- la ensalada de proyectos. El reto está en identificar potenciales inversores y explicarles que la naturaleza de las startup es completamente distinta a las inversiones antiguas, hay  mucho más riesgo. Es complejo, porque el inversor suele querer garantía”.

el único grupo que se ha significado como business angels en Alicante es del sector hostelero: están monitorizando todo lo que viene para captar oportunidades en el campo del turismo

En un mundo tan incipiente y casi se podría decir que de nueva creación, el ex director de la asociación Big Ban Angels considera que “la mortandad de las startups variará con el tiempo, porque el inversor se irá profesionalizando. También porque la decisión de inversor irá unida a la capacitación y estará más acostumbrado a ver proyectos. Este ratio –sólo 2 de cada 10 proyectos sobreviven- irá disminuyendo. También es cierto que a medida que pase el tiempo, los proyectos tendrán que venir mejor armados, porque habrá más selección. Tampoco hay una fuente fidedigna de datos, porque esto es tremendamente incipiente”.

Sobre el actual ecosistema del emprendimiento, Bisbal cree que la recuperación económica sí ha hecho de filtro. “Es que emprender es tremendamente duro, por muy bonito que se pueda pintar desde la sociedad civil. Pues hay un movimiento global. Es el “¡Emprended malditos!”. Respecto a si hay o no burbuja, prefiere describir la situación como de “manifiesta inflamación de emprendimiento, porque hay mucha iniciativa y postureo que no aportan valor. Es más, a veces, lo están desvirtuando. Al final, hay tanta iniciativa que hay emprendedores muy mareados”.

Para este experto cazador de inversores, “estamos viendo mentores de startups que no han visto una empresa en su vida. En cualquier caso, se está fomentando el emprendimiento, pero a costa de que se forme cierto circo. Los business angels no son la única fuente de financiación, aunque ahora lo parezca. Cada vez hay más operadores”.

Durante su trayectoria, se ha encontrado errores comunes en los emprendedores. “Ahora hay un ecosistema, pero como no había modelos de presentación de proyectos se utilizaba el bancario”.  Hace este apunte porque, entre sus proyectos futuros, está un libro sobre el Business Plan de Startups, donde Bisbal reformula modelos como el conocido Canvas y adapta el tradicional modelo de negocios a la realidad y características de esta nueva estructura empresarial.

Seguro que los alumnos del coworking de la EOI,  tomaron buena nota del hecho de que los inversores son locales. “En todos estos años, no he tenido más que dos inversores no nacionales. Un Business Angel es un inversor privado de proximidad. Lo que sí estamos viendo son emprendedores locales con proyección global, donde o se van directamente al país que pueden conseguir una inversión inicial más fuerte o arrancan aquí y luego se van”. Inglaterra y EEUU suelen ser los destinos.

Incentivos fiscales

En el análisis actual sobre el papel de los business angels, Bisbal es un claro defensor de flexibilizar e incentivar a los nuevos modelos de negocio. “Ahora ya hay incentivos fiscales para el inversor privado, pero se pueden hacer muchas cosas como compensar la balanza negativa, entre otros. Estamos muy por detrás de otros escenarios como el anglosajón y los nórdicos. En Gran Bretaña, lo que no está regulado, está permitido. En España, como poco, es alegal. Tenemos un problema monumental porque tenemos una legislación tremendamente encorsetada. Podríamos estar haciendo muchas más cosas de las que estamos haciendo”.

 Y mientras esa circunstancia se da, hay más de 60 redes de inversores dadas de altas en nuestro país. Lo que a todas luces no tiene sentido. Pedro Bisbal asegura que nacieron al amparo de las subvenciones, pero que luego activas hay pocas. Está convencido de que con el tiempo, se producirá una selección y que nos vayamos adaptando a lo que ocurre en el norte de Europa. Habrá que mirar qué capital hay detrás para saber si son verdaderos business angels.

next