Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

13.350 transacciones y 1.730 millones de euros hasta junio

La crisis del covid hunde un 40% las compraventas y la facturación del sector inmobiliario en 2020

4/10/2020 - 

ALICANTE. La actividad del sector inmobiliario se vio menos afectada que otras por la crisis del coronavirus, dado que el estado de alarma solo paralizó la construcción durante una semana. Pero durante el segundo trimestre del año, con el confinamiento vigente hasta mediados de mayo (cuando la Comunitat Valenciana alcanzó la Fase 1 de la desescalada), era muy complicado culminar la cadena de valor: no se podía visitar viviendas, ni acudir al notario a firmar hipotecas. Un escenario que se ha traducido en una drástica caída del número de compraventas de viviendas y de la facturación del sector entre abril y junio, que ha reducido un 40% las cifras del mercado en el primer semestre del año.

La caída del mercado inmobiliario en Alicante es seis puntos superior al resto de España

Según la estadística del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), el antiguo Fomento, la provincia de Alicante registró 4.705 compraventas de vivienda en el segundo trimestre del año, un 60% menos que en el mismo trimestre de 2019 (11.496 transacciones). De esta forma, el número total de compraventas del primer semestre de 2020 se queda en 13.357, un 39% menos que en los seis primeros meses del año 2019, cuando fueron 21.738 las operaciones formalizadas.

La caída del sector en Alicante, quizá porque hasta la crisis iba varias marchas por encima de la media, es mucho más acusada que en el resto de España, donde la caída en el segundo trimestre fue del 48% con 78.972 compraventas y en el global del primer semestre se redujo al 33%, con 195.001 transacciones frente a las 287.974 que se celebraron un año antes. Es decir, que la caída en la provincia fue 12 puntos superior a la media española en el trimestre crítico de la pandemia, y en el primer semestre del año la contracción fue seis puntos mayor que en el resto del país.

El peso de los extranjeros en las compraventas se reduce al 42% del total, seis puntos menos

La irrupción del virus y las restricciones a la movilidad, especialmente el cierre de fronteras, han provocado también que el peso específico de los compradores extranjeros en el total de operaciones caiga considerablemente. Si habitualmente en los últimos años los foráneos han representado cerca de la mitad de los compradores de vivienda en la Costa Blanca (en torno al 48%), la pandemia redujo las compraventas protagonizadas por extranjeros al 33% del total en el segundo trimestre del año (1.585 compraventas), de forma que su peso en el total del primer semestre del año cae al 42%, seis puntos menos, con 5.675 transacciones según la estadística del Mitma.

Lo que no ha cambiado la pandemia y la caída del mercado es el fenómeno iniciado tras el estallido de la burbuja del ladrillo en 2008, y que se mantuvo durante la recuperación del sector a partir de 2014, que dibujó una relación de 85/15 entre la compra de vivienda de segunda mano y la nueva. Así, en el segundo trimestre del año, de las 4.705 viviendas vendidas, solo 713 eran de obra nueva, lo que supone un 15%. De enero a junio de 2020, el porcentaje se reduce al 13%, con 1.760 viviendas nuevas del total de 21.738 vendidas.

El valor de las viviendas vendidas en el primer semestre cae un 36% y se queda en 1.730 millones

Todo ello ha reducido la facturación del sector en una proporción más o menos similar, dado que el precio de la vivienda no se ha resentido hasta ahora por la crisis. Así, en líneas generales, el volumen de negocio del sector inmobiliario en la provincia ha caído un 60% entre abril y junio, y cerca de un 40% en lo que va de año hasta junio, al igual que sucede con el número de transacciones. Según la estadística del Mitma, las viviendas vendidas en el segundo trimestre del año suman un valor total de 605 millones de euros, un 59% menos de lo que facturó el sector en el mismo trimestre de 2019. En los seis primeros meses del año, el valor de las 21.738 viviendas vendidas asciende a 1.730 millones, un 36% menos respecto a 2019 (2.697 millones).

Noticias relacionadas

next
x