Hoy es 15 de julio

cámara alicante y caixabank lanzan informe de coyuntura

El panorama económico de 2024 en Alicante: crecer, inflación moderada y mejor perspectiva financiera

Foto: RAFA MOLINA
29/05/2024 - 

ALICANTE. El año 2023, en términos económicos, ha sido positivo para la provincia de Alicante. A pesar de la subida de tipos de interés, el auge del sector terciarios como el de servicios (con énfasis en turismo y ocio) ha contribuido a cifras positivas. También ha ayudado el crecimiento de población debido a la inmigración  -en la provincia hay 38.000 personas más con la llegada desde el extranjero-. Además, el ritmo de crecimiento del empleo ha sido muy fuerte en 2023, hay más de 700.000 personas afiliadas a la Seguridad Social, más que en 2022 y cerca de un 80% con contratos indefinidos. Son algunas e las cifras que ha puesto sobre la mesa el informe 'Panorámica Alicante' elaborado por el Gabinete de Estudios de Cámara, con la colaboración de Caixabank. Hacen balance de 2023 y, también una previsión de lo que está siendo -y será-2024. Hacen referencia, entre otras claves, a sectores agrario, de la construcción, industria o los ya nombrados servicios. Quien ha presentado el informe ha sido María del Carmen Pastor, jefa del Gabinete de Estudios y Estadística en Cámara de Comercio de Alicante. En el panorama de 2024, esperan que la economía alicantina mejore con una inflación más moderada que podría bajar en el segundo semestre y una mejor perspectiva financiera.

Además, la directora territorial de Caixabank en la Comunitat Valenciana y Región de Murcia, Olga García y el presidente de Cámara Alicante, Carlos Baño renuevan el acuerdo de colaboración que mantienen ambas instituciones con el objetivo de promover la actividad económica y empresarial y fomentar la internacionalización, la competitividad y la formación, mediante productos y servicios de apoyo a empresas, autónomos y emprendedores de la provincia de Alicante. Esta vez ponen el foco en las actividades relacionadas con el Plan de Recuperación para Europa Next Generation por el trabajo de la entidad cameral desarrolla en formación, impulso y recopilación de proyectos empresariales sen la provincia alicantina que pueden captarlos. 

Foto: RAFA MOLINA

Buenas perspectivas y menos paro

Según el estudio, la economía alicantina ha seguido creciendo en 2023 a pesar "del tono restrictivo de la política monetaria, la ralentización de la economía global y la incertidumbre geopolítica. El PIB a precios corrientes, estimado a través del ISpA (Indicador sintético de la actividad económica de la provincia de Alicante) registró un crecimiento anual de 2,7%, 5,9 puntos por debajo de la media nacional. 

La recuperación económica alicantina a niveles previo de la pandemia da paso, según el informe, a tasas de crecimiento más moderadas en comparación a otros periodos. El empleo creció a fuerte ritmo en 2023, con 21.456 personas afiliadas más que en 2022. El aumento de la ocupación ha permitido reducir la tasa de paro hasta el 13,3%, acortando distancias con la media nacional, de 11,8%

El consumo de hogares se vio respaldado por el mayor empleo y repunte de salarios, además de la moderación de la inflación. Asimismo, el sector inmobiliario ha evolucionado "más de lo esperado" según Pastor. En 2023 se vendieron 53.155 viviendas, el 53% de ellas a extranjeros, llegando al tercer registro más alto desde 2007. Por otra parte, las exportaciones se aproximaron a 7.000 millones de euros y algo más del 70% provincial fue al calzado, a productos agrarios, alimentación y bebidas, textil, maquinaria, material eléctrico y electrónico, plástico, manufacturas del aluminio y productos químicos. El 63% exportado fue a la UE y bajaron exportaciones en Estados Unidos, América Latina, algunos países de Asia y Argelia. Eso sí, crecieron en Reino Unido y Noruega. 

Para 2024 se prevé que la economía alicantina mantenga su dinamismo en un entorno con perspectivas económicas y financieras globales "más favorables", según el informe de Cámara Alicante en colaboración con Caixabank. 

Se espera que la inflación general, tras un repunte en los primeros tres meses del año, baje y la subyacente siga reduciéndose hasta un 3,2% de media anual. La creación de empleo y aumento de salarios reales, por menor inflación, también sostendrán la renta disponible de hogares y su capacidad de gasto. El descenso de tipos también ayudará a reducir la carga financiera de hogares, aunque no vuelvan a niveles previos de junio de 2022. 

También son favorables las perspectivas del mercado inmobiliario y la actividad turística. Entre los riesgos, están la inestabilidad mundial por los conflictos en Ucrania y Oriente Medio, que, si escalan, pueden alterar el comercio mundial. También "mayores costes laborales que pueden afectar al crecimiento de la productividad de empresas" o la "incertidumbre de la política económica", que puede condicionar decisiones empresariales o de inversión.

Noticias relacionadas

next
x