Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la escuela eleva los ingresos por matrículas y ajusta el gasto corriente

Fundesem enfría su 'otoño caliente': dos pagos al Ivace y un calendario para los profesores

3/10/2019 - 

ALICANTE. La escuela de negocios alicantina Fundesem Business School (FBS) afronta un 'otoño caliente'. Con la llegada del mes de octubre y el inicio del nuevo curso, el patronato de la escuela que ahora preside el abogado Cayetano Sánchez Butrón se encuentra con otra bola de partido, tras cerrar un acuerdo de refinanciación de la deuda de 1,2 millones de euros con el Ivace y 'cumplir' el primer plazo con un pagaré. Tiene que afrontar los pagos a la Conselleria para cumplir el acuerdo judicial que permitió renovar el contrato de alquiler (y evitó un dramático desahucio o, peor, una liquidación) y con su profesorado, algunos de cuyos miembros se quejan de que llevan meses sin cobrar.

No obstante, parece que la nueva dirección que ha tomado la escuela tras la renovación del patronato el pasado verano (y la entrada de un 'observador' del Consell, el representante de IFA Francisco Candela) ha logrado embridar las cuentas de la fundación, que se darán a conocer a los socios en unos días tras terminarse el informe de auditoría (Fundesem cierra ejercicio el 31 de agosto). De momento, parece que la escuela está en condiciones de cumplir sus compromisos con el Ivace, y al pagaré entregado en mayo, que vence el próximo jueves, se suma una entrega a cuenta del alquiler de este año, según han confirmado a Alicante Plaza distintas fuentes.

El pagaré que vence el 10 de octubre es por valor de 60.000 euros: la primera letra del alquiler atrasado durante un lustro y refinanciado. Al margen de este método de pago, Fundesem debe afrontar este año la amortización de la primera anualidad del nuevo alquiler (95.000 euros más IVA). De momento, ya han abonado 35.000 euros a cuenta, según ha podido saber este diario, y antes de diciembre se abonará el resto, otros 60.000 euros. Al parecer, no obstante, la escuela ha trasladado al Ivace la necesidad de afrontar reparaciones en el sistema de refrigeración, por lo que podría realizar dicha reforma y compensar parte del resto. En el Ivace no ven con malos ojos esta opción.

Poner orden en las nóminas

Pero el esfuerzo para cumplir con el Ivace ha abierto otro frente. Fundesem ha priorizado el pago de la deuda para, como dijo Sánchez Butrón en el acto de entrega del pagaré el pasado mayo, conseguir que "lo normal deje de ser noticia", esto es, cumplir con las obligaciones de pago. Así, el pasado verano pidió al profesorado de la escuela (empresarios o autónomos que facturan a la escuela por sus clases), en una reunión informativa, algo de paciencia con el pago de sus honorarios. Según han confirmado distintas fuentes a Alicante Plaza, algunos profesores no cobran desde abril, y otros alargan el plazo de impago hasta septiembre de 2018. Fuentes oficiales de Fundesem, en cambio, niegan este extremo y aseguran que se ha pagado "regularmente".

Sánchez Butrón, Rafa Climent y Júlia Company el pasado mayo, en la entrega del pagaré. Foto: AP

Ante el malestar de algunos profesores (varios incluso amenazaron con no seguir dando clase en el inicio del master en octubre), Sánchez Butrón se comprometió en dicha reunión a poner orden en la cadencia de pagos, y lo hará con una suerte de 'reconocimiento de deuda' que se enviará a cada docente, donde se incluirá la cantidad adeudada por la escuela y las fechas en las que está previsto llevar a cabo los pagos. Este calendario de pagos, según las citadas fuentes oficiales, se ha enviado esta semana a los interesados.

A pesar de la complicada situación económica que todavía atraviesa la escuela, las fuentes consultadas aseguran que Fundesem ha conseguido elevar la facturación este año, con más alumnos matriculados e importes más elevados por los cursos (se ha ampliado la oferta, como ha venido contando este diario), y que al mismo tiempo se han ajustado los gastos por cuenta corriente, al revisar a la baja los precios que se pagaban a algunos proveedores. Si nada se tuerce, Fundesem habrá logrado enfriar su 'otoño caliente' en las primeras semanas del curso.

Noticias relacionadas

next
x