Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

portal de alquiler de coches y comparador de precios

El 'rastreator' de Mytripcar 'apaga' el motor a la espera de que alguien se interese por su software 

12/01/2020 - 

ALICANTE. La startup alicantina Mytripcar, que nació como un comparador de precios y central de reservas de alquiler de coches, cierra sus servicios. Desde hace unos días, su página web ya no está activa y confirma el cese de su actividad que comenzó a gestarse tras el verano de 2019. ¿La razón? No ha alcanzado el número de reservas necesario para que el negocio fuera sostenible y aparca su actividad a la espera de que un inversor se interese por el portal, o por el sotfware de búsqueda y comparación que desarrollaron sus fundadores.

El de Mytripcar fue uno de los casos de éxito de una startup, surgida en 2015 por tres jóvenes de Alicante y que recibió el Premio Tech a la mejor startup de consumo en 2017, un reconocimiento que otorga la prestigiosa publicación británica Tech World. En ese año, en 2017, todo parecía ir sobre ruedas: consiguió abrirse un hueco en España y en algunos países de Europa como Francia, Alemania e Inglaterra. Su propuesta partía de una idea sencilla pero ambiciosa: mostrar al consumidor las opciones para el alquiler de un vehículo de diferentes compañías con realismo, sin trampas ni letra pequeña. Es decir, con todas las cláusulas, de manera que el usuario ya sabía de antemano que garantías o condiciones le iba a exigir la compañía por el coche que se interesaba y quería alquilar. El objetivo siempre fue que el cliente evitara sorpresas de última hora. "De ahí surgió la idea de MyTripCar, con el compromiso de ofrecer una solución que mejorase el grado de satisfacción del cliente y la posición y el prestigio de las empresas rent a car", comentaron los fundadores en un artículo publicado en la Revista Plaza en abril de 2018. Su modelo de negocio estaba basado en el cobro de una comisión por el alquiler de un vehículo a la compañía rent a car.

Sus fundadores eran Julia Martínez, Alberto Verdoy y Fernando Almenara y lograron, además de desarrollar un portal atractivo, ágil y transparente, que las grandes compañías de rent a car les facilitaran todas las variables que entran en juego a la hora de realizar un alquiler. Comenzaron con 5.000 reservas anuales y alcanzaron las las 15.000 formalizadas en 2017. El objetivo era multiplicar por cuatro las reservas y alcanzar las 60.000. Y para ello tenían fijada una hoja de ruta: después de consolidar los primeros mercados, la idea era introducirse en países del norte de Europa como Suecia, Holanda y Dinamarca, y después en Estados Unidos, y más tarde, en Asia y Australia.

Aunque la sociedad nació en 2010, comenzó intensivamente sus operaciones en 2015. A lo largo de su primer ejercicio, el del 2016, logró facturar unos 25.000 euros. En el 2017, experimentó un fuerte crecimiento, cuadriplicando su cuenta de explotación hasta los más de 100.000 euros, pero en el 2018 los ingresos volvieron a caer, lo cual fue acumulando la cifra de pérdidas. Y eso que los tres socios fundadores habían realizado varias ampliaciones de capital, entre ellos, la de varios business angels de Alicante, que formaban parte del consejo de administración. Entre ellos, Ignacio Amirola, Ezequel Sánchez, Jorge Díez-Crespo y Francisco Jesús Oliver Guardiola.

Los impulsores atribuyen no haber conseguido los objetivos a la dura competencia que existe en el sector travel, dominado por gigantes muy identificados, como por ejemplo Booking, propietario del portal www.rentalcars.com, competidor director de Mytripcar. O por dinámicas muy consolidadas dentro de los grandes portales de viajes, que impiden el acceso de nuevos players. Además, también lamentan las condiciones del mercado, con una fidelización muy a largo plazo. Y en este contexto debía luchar la startup alicantina, con unos altos costes de adquisición de material informático y una estructura de persona muy modesta frente a los gigantes del mercado. 

Y pese a que Mytripcar ha dejado de prestar servicio y ha cerrado su web, sus fundadores y socios ponen de relieve en potencial de la herramienta informática desarrollada.

next
x