Hoy es 18 de mayo y se habla de aquaculture ACUICULTURA alicante urbanismo benidorm iglesia

consumo mínimo de 50 euros 

El bono gastronómico de Alicante: 25 euros para que la hostelería ingrese al menos 400.000

6/02/2021 - 

ALICANTE. El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante (el bipartito compuesto por PP y Cs) y las asociaciones del sector de la hostelería más representativas, ARA, FEHPA y Alroa, sentaron este viernes las bases para el funcionamiento del llamado bono gastronómico: una fórmula similar al bono Viatgem puesto en marcha por la Generalitat pero, esta vez, dirigida de manera específica al fomento del consumo en los restaurantes de la ciudad. Todo, con el objetivo de paliar el perjuicio generado por la crisis sanitaria del coronavirus sobre el sector y, al tiempo, contribuir a atraer visitantes, al tratarse de una iniciativa impulsada desde la Concejalía de Turismo.

Se trata de una experiencia que ya tuvo un primer ensayo durante este otoño, entre los asociados de Alroa, que vincularon la posibilidad de disfrutar de un bono descuento de 12 euros para consumir en cualquiera de sus establecimientos asociados siempre que, además, los usuarios de esos bonos acudiesen a los conciertos de Noches Mediterráneas (la propuesta se trató de vincular, también, a la estancia en hoteles, aunque no llegó a fructificar el acuerdo necesario).

Por lo pronto, la característica esencial que quedó perfilada en ese primer encuentro es cuál será el valor económico de cada bono. En principio, el planteamiento con el que se trabaja es que su importe ascienda a 25 euros con la salvedad de que solo podrá utilizarse para pagar consumos superiores a 50 euros en los establecimientos adheridos. O lo que es lo mismo, su puesta en marcha generará un efecto retorno mínimo directo de 400.000 euros en la hostelería local, ya que la partida consignada en la propuesta de presupuestos para 2021 asciende a 200.000 euros iniciales.

La Concejalía de Empleo revisa ahora las bases para optar a las subvenciones del Plan Resiste para adaptarlas al modelo propuesto por la Generalitat

En el encuentro, también se concretó que solo se podrá solicitar un bono por persona a través del portal específico que ya está desarrollando la Concejalía de Modernización y Nuevas Tecnologías. Eso sí, todavía quedaría por resolver dos concreciones relacionadas con fechas y plazos. En primer término, Turismo y los empresarios del sector siguen analizando si los bonos podrán utilizarse durante toda la seamana o solo los sábados y domingos. Y, además, también quedaría por definir cuándo sería el momento indicado para su lanzamiento. A priori, los representantes de las asociaciones empresariales abogarían por su puesta en marcha en el periodo comprendido entre Semana Santa y la llegada del verano. Sin embargo, todo dependerá de cómo evolucione la situación sanitaria y de que se levanten parte de las restricciones previas a la orden de cierre del sector, de modo que el bono pueda tener una eficacia real para estimular el consumo.

En todo caso, la edil de Turismo, Mari Carmen Sánchez (Cs), señaló que "el ayuntamiento está comprometido con nuestros sector productivos y, aunque la responsabilidad del cierre no es competencia nuestra, nos sentimos responsables para ayudar a un sector que promueve el empleo y la riqueza en nuestra ciudad". Así, según fuentes de Turismo, la intención es que la distribución del bono gastronómico pueda activarse en el primer semestre de este año.

Al margen de esa iniciativa de fomento del consumo en la hostelería, el bipartito continúa trabajando ahora en la elaboración de las bases para la distribución de las subvenciones del Plan Resiste, después de que la Generalitat haya hecho llegar a los ayuntamientos un modelo a propuesta del Consejo de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local. Fuentes municipales indicaron que las bases se someterán a la evaluación de la Generalitat la próxima semana, por lo que la convocatoria y el plazo para presentar solicitudes podría abrirse entre la tercera y la cuarta semana de febrero. Como viene informando este diario, esa línea de ayudas asciende a 11,1 millones en el caso de la ciudad de Alicante, con las aportaciones de la Generalitat y de la Diputación, al margen de la contribución del propio ayuntamiento.

Noticias relacionadas

next
x