Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

EN L'ESCORXADOR DE ELCHE

Joe Crepúsculo, Ley DJ y Pepino & Crawford llevan la alternativa musical a las barracas 

9/08/2019 - 

ELCHE. Si existe un común denominador en todas las fiestas es la música -además, claro está, de la barra de diversión rebosante-. En plenas fiestas de Elche, las barracas sacarán a bailar a locales y visitantes con la programación musical anunciada un mes atrás, que cuenta con grupos tales como Efecto Pasillo, Los Zigarros o Sidecars. Una oferta de música que mueve a un público numeroso. Sin embargo, con motivo de complacer a los consumidores de gustos diferentes, el Centro de Cultura Contemporánea l'Escorxador de Elche propone la alternativa, con un concierto el sábado 10 de agosto en el que actuarán los artistas Joe Crepúsculo, Pepino & Crawford y Ley DJ. "Desde hace casi cuatro años nos planteamos que l'Escorxador tenía que ofrecer una alternativa musical a lo establecido en las barracas por fiestas. Decidimos crear el contenedor l'Escorxador en festes, que empezó con Javiera Mena, en un concierto que la gente pedía que se celebrase en Elche. A partir de ese momento fuimos probando con distintas iniciativas dentro de la misma. Por ejemplo, el año pasado programamos un concierto el sábado y otro el domingo, pero el primer día funcionó mejor que el segundo, con lo cual este año lo organizamos solamente el sábado", revela su apuesta el director de l'Escorxador y organizador de este evento, José Luis Mas.

Los cuatro artistas -Pepino & Crawford con una actuación conjunta- ofrecerán "la alternativa a lo que proponen las barracas", manifiesta el director, quien añade que desde l'Escorxador se busca ofertar "conciertos de calidad de manera gratuita para un público diana de entre los 17-18 años hasta los 40, aunque también acude gente mucho más mayor y más pequeña". El concierto, que comenzará a las 22:00 y finalizará sobre las 3:00 horas, espera una asistencia de público de alrededor de las 1.000 personas, aunque con fluctuación, es decir habrá gente "que vendrá a ver el concierto de Joe Crepúsculo y luego se irá y entrará otra gente. En la terraza caben unas 1.200 personas aproximadamente y estamos teniendo casi llenos absolutos. También depende del momento. Por ejemplo, por el Meed Festival pasaron más de 2.000 personas de manera fluctuante", expone.

Para poder constituir una alternativa a las barracas, l'Escorxador ha optado por actuaciones potentes como son las de Joe Crepúsculo, quien "ya ha estado varias veces en Elche y es un artista que atrae a mucho público y que interesa a muchísima gente; Pepino & Crawford, quienes son muy conocidos entre el mundo millennial; y Ley DJ, que tiene un perfil un poco más indie electrónico", detalla Mas. Tres conciertos al aire libre, en la terraza del Centro Cultural, para "atraer al mayor número de gente posible y diversa y provocar que se queden. Estamos teniendo una media de asistencia en la terraza de unas 900 personas por concierto, con lo cual estamos contentísimos con la programación de verano", se alegra.

Lejos de restar importancia al evento, el director opina que las fiestas pueden provocar una mayor asistencia, basándose en los antecedentes que acumula este tipo de conciertos: "Es la cuarta vez que organizamos la iniciativa y siempre ha funcionado muy bien. De hecho, con Javiera Mena vino mucha gente de fuera y que pernoctó en Elche, una cosa que a nosotros nos interesa mucho, que las actividades de l'Escorxador acaben repercutiendo, de alguna manera, en el comercio local. Llevamos un control para saber de dónde procedía toda la que gente, porque sabíamos que iban a venir muchas personas. Acudieron desde Valencia, Murcia, Albacete e incluso de fuera, tipo Madrid. Esto fue debido a que ese año Javiera no tenía programada una gira por España, solamente pasaba por unos cuantos sitios, entre ellos Elche, por lo que llamó mucho la atención", recuerda.

"Es importante destacar que hay personas que visitan la ciudad con motivo de las fiestas de Elche y resulta necesario que puedan escoger una alternativa musical. Está bien que la gente pueda ir a una barraca a ver la actuación de Efecto Pasillo, por ejemplo, pero también que se ofrezca la opción de asistir a nuestro concierto. Se trata de compatibilizar todas las actividades que existen en Elche y ordenarlas de manera que todo el mundo tenga un espacio al que acudir", propone la solución Mas para que llueva a gusto de todos.

Además, los grupos que este sábado regarán la terraza de l'Escorxador con música, también comparten cierta esencia con el centro cultural: "Nosotros programamos, fundamentalmente, para el colectivo juvenil. Nuestro público diana y la media de edad que tenemos ahora, según los datos que manejamos, es de unos 28 años, aproximadamente", explica el director. Y menciona que tienen una programación "de verano llamado Nits d'estiu, que empezó el 29 de junio con el grupo Cariño, donde la media de edad fue de 17-18 años. Sin embargo, el Deploy Metal Fest, un festival de metal, contó con un público y unos gustos completamente distintos, también con los del Meed Festival, de música electrónica, o con los que pudieron venir al concierto de Soledad Velez".

Esta melomanía que sufre l'Escorxador no resulta casual, ya que se intenta que "durante un mes y medio (programación de verano) cualquier persona que tenga inquietudes musicales, artísticas o culturales, encuentre su espacio en l'Escorxador. Existen muchas mezclas de géneros y músicas porque es lo que se pretende. La música metal, que siempre está como muy denostada, a mí me interesa que esté reflejada en las actividades porque se atrae a un público que no es objetivo de l'Escorxador, pero que acaba descubriendo el centro y se vuelve fiel. Lo datos que se presentaron desde enero a junio arrojaban que, aproximadamente, la capacidad de l'Escorxador rondaba el 88%, que significa que casi todos los espectáculos estén llenos", traslada Mas.

Con estas cifras, solo cabe esperar que se mantengan o, todavía mejor, se disparen. Algo que también se proponen para la nueva temporada, una programación que comenzará "el 24 de septiembre y finalizará en diciembre, en la que estamos mirando muchas bandas internacionales", adelanta el director, quien confiesa que "está sucediendo una cosa muy curiosa en l'Escorxador y es que son las bandas las que quieren actuar aquí. El centro está atravesando una etapa muy dulce, también fuera de lo que es la ciudad, y las buenas instalaciones ayudan a incrementar este fenómeno, en el que también entran en juego las facilidades que ofrece l'Escorxador para que los grupos de fuera vengan. Es importante que la ciudad de Elche se reconozca fuera de nuestras fronteras como una ciudad que crea cultura y la apoya, debido a que los conciertos suelen ser o gratis o de precio reducido, así que la gente también viene a descubrir grupos nuevos", cuenta Mas.

Noticias relacionadas

next
x