Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

EL ESPACIO LLEVA EN MARCHA UN AÑO Y MEDIO

Hubitat, la Sabana del emprendimiento en Mutxamel, busca ampliar el proyecto de 'coworking'

25/02/2020 - 

MUTXAMEL. ¿Qué es un mantra cuando se convierte en acción? ¿En que se transforma ese pensamiento repetido que deja de existir solo en la mente y se pone en marcha? En emprendimiento, esa palabra que rueda en tantas bocas y alienta al inconformismo; el riesgo consciente de lo inseguro; esa acción de valientes que no solo obliga a salir de la zona de confort, sino que la destruye. Y, sobre todo, en el sinónimo más actual de la creatividad, requisito obligatorio para lanzar un proyecto que el mundo no haya visto con anterioridad. Con todas estas definiciones y premisas, el 1 de octubre de 2018 nació en Mutxamel Hubitat, un espacio destinado a convertirse en un coworking de emprendedores y emprendedoras. "En el municipio no existía ningún lugar donde poder ubicar todas las nuevas tendencias de emprendimiento que están surgiendo y pensamos que este espacio del que el Ayuntamiento disponía era una opción", cuenta Antonio Sola (Ciudadanos), concejal de Promoción y Desarrollo Económico, la solución que encontraron desde la administración municipal.

Un año y medio más tarde, Hubitat alberga 27 proyectos de distinta naturaleza, reuniendo, entre otras, a "personas que se dedican, de forma exclusiva, a la gestión diaria para varias empresas; desarrolladores/as de aplicaciones de difusión agrícola a través de satélite, que pueden gestionar desde aquí a distintas explotaciones en todo el mundo; artesanos/as del municipio y de otros colindantes o diseñadores/as", ejemplifica. Una cifra con ansias de crecimiento, ya que Sola traslada la voluntad de "ampliar el espacioAhora mismo tenemos cuatro despachos -los cuales admiten capacidad para entre tres y cinco personas- y uno de ellos está ya ocupado", explica la situación. Cada una de estas cuatro salas adquiere nombres como Cocodrilo o Tortuga, debido a que "en el concurso de ideas se planteó desarrollar el espacio en su conjunto bajo ese enfoque desconocido y atrayente que supone la Sabana", relaciona el concejal.

A estos cuatro despachos se le suman "la sala en la que se organizan los desayunos de empresa (la cocina); la sala room, que es el lugar donde se lleva a cabo todo el trabajo en común; la sala Sabana, donde se organizan convivencias; la sala de artesanos, un despacho cerrado que cuenta con unas mesas propias para actividad artensana, y la sala de reuniones, un espacio multiuso que, además de para reunirse, se emplea como aula para impartir formación. "En breve serán más quienes podrán difundir aquí su inteligencia y desarrollar su producto", garantiza el de Ciudadanos. "Nosotros vamos a disponer todas las garantías para que lleguen a los mercados a los que se dirigen y el Ayuntamiento va a poner todas las fuerzas posibles -tanto económicas como de infraestructuras- para que así sea". Y añade que "Mutxamel ha sido, históricamente, un pueblo emprendedor, aunque más latente en sectores económicos muy definidos -como el comercio o la agricultura-, pero nos hemos expandido y este es el mejor espacio para que desde la comarca, la provincia e incluso el estado, conozcan que somos un municipio emprendedor, actualizado y con mucho futuro".

Delante de cada uno de los proyectos, "de las sinergias que confluyen" -los define Sola-, se sitúa un/a hubitante o un grupo de ellos/as, con una historia que se repite en más de un caso: "Hay muchas personas que vienen de la empresa privada o que han estado en multinacionales, pero que cuentan que no eran felices con su responsabilidad y sus actividades, por lo que se han ubicado aquí para trabajar en una tarea distinta. Y, por otro lado, también existen casos de personas que emprenden una actividad en base a un proyecto novedoso, con el cual creen que pueden llegar a un mercado", comenta los perfiles que confluyen en Hubitat. Y aúna a las y los profesionales alegando que "todas las personas que aquí trabajan tienen tendencia a innovar, lo que está reportando, a escala comarcal, que se atraiga a muchísimos/as emprendedores/as a esta localidad".

Esta incubadora de proyectos constituye un espacio público, "porque todo el mundo que lo desee puede acceder al mismo", aclara, y tiene un carácter público-privado, dejando a cargo de la empresa Genion la gestión diaria de actividades y recayendo sobre el Ayuntamiento de Mutxamel los trámites y temas burocráticos. Un trabajo de la administración municipal que el concejal resalta, ya que asegura que "por parte de los servicios propios del Ayuntamiento se ha hecho un esfuerzo desde la Agencia de Desarrollo para que las condiciones técnicas de contratación de este espacio hayan resultado muy novedosas. De hecho, los pliegos de condiciones que se redacta en su día se redactaron se están demandando en muchos de los coworkings del país que se están abriendo, porque constituye un modelo".

Además de trabajar de manera conjunta en los proyectos y de intercambiar ideas, en el espacio se organizan, también, actividades que permiten enriquecer y desarrollar las aptitudes de las y los hubitantes para integrarlas en sus trabajos, tales como desayunos de empresa, mentorías individuales y grupales, talleres que suponen "píldoras formativas" -los define Sola- o jornadas de networking para establecer contacto y posibilidades de colaboración con empresas externas.

Noticias relacionadas

next
x