Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista. Xavier lópez, portavoz municipal de unides podem y nuevo líder de podem

López: "No veo posible un cambio de gobierno en Alicante; PP y Cs son un mismo bloque ideológico"

21/12/2020 - 

ALICANTE. El portavoz municipal de Unides Podem en el Ayuntamiento de Alicante, Xavier López (Alicante, 1985) acaba de ser elegido como nuevo líder de Podem en Alicante, sin tener que vérselas con ningún otro contrincante. Toma el testigo de quien ha sido su secretario general en los dos últimos años, Pascual Pérez, con el reto de adaptar la organización a las nuevas directrices estatales, en busca de una mayor participación de la militancia. Para ello, al margen de su periodo de militancia en otros partidos del eje progresista como el Bloc y el PSOE -que todavía se le recrimina- le precede su experiencia orgánica como miembro del actual Consejo Ciudadano Municipal -el equivalente a la ejecutiva local-, donde ha ejercido como responsable del área de derechos LGTBI. 

En esta conversación con Plaza, defiende el pacto de confluencia electoral con EU, reivindica la estrategia de oposición que ejerce como portavoz municipal de Unides Podem y analiza en qué momento se encuentra la ciudad de Alicante bajo el mandato del bipartito conformado por PP y Cs.

-Acaba de ser elegido como portavoz municipal de Podem en Alicante sin tener que enfrentarse a ningún otro aspirante. ¿Es bueno para la organización que no hayan existido varias candidaturas?

-Sí. Eso no significa que no haya distintas sensibilidades y que no haya distintas maneras de entender la organización. Lo que significa es que hemos conseguido aglutinar el partido en un único proyecto y eso es algo que al final la militancia agradece porque tiene ganas de trabajar e implicarse, de participar y de construir proyecto. Y eso se va notar en la fortaleza que va adquirir Podemos de cara a los próximos años.

-¿El hecho de que no se haya presentado nadie más supone que su liderazgo estaba claro o es que en el partido no existen más alternativas?

-Supone que hemos hecho un trabajo importante desde que salí como candidato a las elecciones de Podemos, primero, y después de Unides Podem, de romper con las diferentes formas de entender las familias en Podemos y consensuar y ser capaces de aglutinar a todas ellas. Es algo que hacía falta, después de que veníamos de unos años en los que el partido había sufrido muchas convulsiones internas y es algo que ha dado sus frutos en este proceso en el que soy el único aspirante.

"Hemos sido capaces de aglutinar a todas las familias en Podemos, después de unos años de muchas convulsiones internas"

-¿Por familias a qué se refiere?, ¿a partidarios de Pilar Lima o de Naiara Davó, por hablar del último proceso interno autonómico?

-Hay sensibilidades locales y autonómicas. Me refiero a las distintas formas que tenemos de entender no nuestro proyecto político, y no nuestra ideología, sino las estrategias.

-¿Qué equipo va acompañarle en la dirección?

-El equipo lo tiene que ratificar todavía el consejo de círculos, una vez que se constituya. Cuando concluye el proceso, cada uno de los siete círculos de Alicante, elige a dos representantes para ese consejo, y yo presento un equipo a ese consejo para que sea ratificado. Es un equipo que todavía se está formando, pero que va aunar diferentes sensibilidades. La idea es que la mayoría de los círculos, si no todos, tengan representación en esa ejecutiva. También que sea una ejecutiva que vincule la experiencia de personas que llevan en Podemos desde el principio a personas cuya militancia es más reciente. Que todo el mundo pueda sentirse representado en ella.

-Entonces se puede hablar de cierta continuidad. No sé si seguirá quien ha ejercido hasta ahora como secretario general, Pascual Pérez. 

-Va a haber personas que formaban parte del anterior Consejo Ciudadano Municipal y otras que se van a renovar. En el caso de Pascual Pérez, no; no quiere continuar.

-¿Cuáles son sus objetivos en la dirección? ¿Pretende introducir algún cambio en su funcionamiento?

-Los cambios se tienen que introducir obligatoriamente porque estamos asentando nuevos documentos. El reto que tenemos es desarrollar esos documentos para la ciudad de Alicante. Es una nueva estructura; esa forma de organizarnos va a cambiar. El objetivo principal a corto plazo es el de establecer una organización fuerte y poder dotar de estructura a los círculos y establecer mecanismos de participación de la militancia en la estrategia de la dirección y que tenga el poder de decisión y la influencia clara en las directrices políticas que el grupo municipal vaya estableciendo en el Ayuntamiento.

-¿Cuál es ahora mismo el estado de salud de Podemos en Alicante? Parece que se ha perdido actividad, puede que por la pandemia...

-No estoy de acuerdo. Podemos estaba inmerso en un proceso de renovación interna que se tenía que haber producido durante la pandemia, en los meses de mayo y junio, pero que se ha retrasado y se ha comido casi todo el año. Hemos estado durante un largo periodo sin una dirección clara. Eso se nota en que Podemos ha perdido presencia en las calles y presencia como organización política a nivel social. Pero se trata de recuperar esa presencia cuando la organización esté estabilizada.

-En su opinión, ¿cómo está funcionando el acuerdo de confluencia electoral con EU?

-Está funcionando excepcionalmente bien. Somos una referencia a nivel valenciano de cómo llevar las decisiones de dos organizaciones políticas a una institución. El marco de Unidas Podemos está asentado y tiene que ser el punto de inicio de una futura coalición electoral y de un espacio político que se tiene que ensanchar y estrechar lazos con sindicatos y movimientos sociales. La línea política a seguir es continuar trabajando con EU y crear espacios en común que vayan más allá de lo institucional.

-¿Entiendo entonces que la idea es avanzar hacia una integración o fusión?

-La idea es fortalecer Podemos, porque con ello se fortalece la coalición de Unides Podem. Las fusiones no se deciden en Alicante, se deciden más arriba. Pero la idea es la de trabajar en común en todos los temas en los que sea posible porque los puntos son tan coincidentes y las problemáticas tan adversas y complejas que tenemos que buscar espacios de entendimiento. EU es nuestra aliada tanto en lo estatal como en lo autonómico, en Alicante no puede ser de otra manera. La idea es buscar espacios de trabajo en común, lo que no quiere decir que deba haber una fusión. Tiene que haber temas y ya hemos establecido equipos de trabajo, para los anteriores presupuestos de 2020, en los que había personas de EU y de Podemos trabajando en unos documentos y la idea es que eso pueda extenderse a otros asuntos de la ciudad.

-Queda todavía mucho tiempo, pero ¿estaría dispuesto a volver a encabezar la candidatura de su partido en 2023?

-La idea que tenemos es fortalecer el proyecto de Podemos Alicante, que la organización sea más coral y que la organización tenga muchas más caras visibles más allá de los representantes institucionales en el Ayuntamiento. Buscar cuadros, buscar sinergias con sindicatos, profundizar en cuestiones que son trascendentales para la ciudad como la transición ecológica, los derechos sociales... Y después veremos hacia donde nos lleva eso. Pero el proyecto de Podemos, en los dos próximos años, se va a ver mucho más fortalecido de lo que estaba hasta este momento porque tenemos unos nuevos documentos que lo propician y tenemos una presencia en los gobiernos que no teníamos hasta ahora.

Sobre la candidatura a la Alcaldía en 2023: "Cuando llegue el momento, se tomarán las decisiones. No puedo hablar a dos años vista"

-Pero si se logra ese fortalecimiento, ¿Xavi López estaría dispuesto a presentar su candidatura para ser cabeza de lista?

-Xavi López tiene un compromiso con la militancia como portavoz municipal que va hasta 2023. Y ahora tiene un compromiso también como portavoz de la organización política. Esos compromisos se tienen que avalar y renovar en los procesos internos que se produzcan. Cuando llegue el momento, se tomarán las decisiones. No puedo hablar a dos años vista.

-Al ser elegido como alcaldable de Podemos, se planteó el reto de "desatascar la ciudad" introduciendo en la agenda municipal cuestiones como la transición ecológica o el apoyo a la industria cultural como pilar de transformación económica. ¿Cree que ha podido contribuir a ello desde su papel en la oposición?

-Nuestro trabajo se ha visto reflejado en las iniciativas que hemos presentado en el Ayuntamiento de Alicante y que siguen la línea de forzar un nuevo modelo productivo para Alicante. Cuando digo forzar, digo transformar, porque la crisis sanitaria y económica posterior nos ha evidenciado que esta ciudad tiene un modelo débil, muy frágil ante los vaivenes de la economía. Nuestras apuestas por un nuevo modelo de economía verde, la movilidad y la cultura como eje de ese nuevo modelo económico, así como la lucha por los derechos sociales, son claras y contundentes. Hemos tenido una línea de oposición dura contra un gobierno que no se ha movido un ápice de lo que ha venido haciendo el PP en los últimos 20 años a pesar de que es un gobierno de coalición.

"la crisis sanitaria y económica posterior nos ha evidenciado que esta ciudad tiene un modelo débil, muy frágil ante los vaivenes de la economía. Nuestras apuestas por un nuevo modelo de economía verde, la movilidad y la cultura como eje"

-Lo acaba de decir, desde el inicio de mandato, Unides Podem ha sido una de las formaciones de la oposición más críticas con el bipartito. ¿Salva algo de su gestión?

-Es complicado salvar nada porque nos encontramos en un clima muy enrarecido. Estamos ante un alcalde que estamos convencidos de que no quiere ser alcalde y está usando su posición como trampolín hacia otras instancias estatales o autonómicas. Y ese trampolín se está convirtiendo en una herramienta muy peligrosa porque ha hecho que asuma discursos de odio, discursos xenófobos, que rayan el racismo, que está propagando por todas las televisiones estatales. Y eso lo que hace es impregnar toda su gestión al frente del ayuntamiento. Es difícil poder evaluar o poder separar una gestión de un discurso que va contra los vecinos y vecinas y que se transforma en medidas normativas como la propia ordenanza contra la mendicidad y la prostitución. 

-Pregunta obligada al respecto. ¿No hay ningún punto de encuentro posible para negociar esa ordenanza con el texto que ellos proponen como base?

-Es que la propuesta que plantean como punto de partida es demolida por el propio informe de la Concejalía de Igualdad que indica que esa propuesta no vale como punto de inicio. Hay que buscar un texto nuevo que sea acordado y participado por las entidades sociales. No parece de momento que vaya a ser así, y parece que quieren es que enmendemos el texto, como ya hemos hecho incluso con una enmienda a la totalidad. El texto no es aceptable. No encontramos que tenga ningún punto de apoyo fuera de lo despachos de PP, Cs y de Vox.

-Uno de sus reproches más habituales que suele utilizar en sus intervenciones es la imposibilidad de confiar en el equipo de Gobierno y en su alcalde. ¿Puede explicar por qué?

-El alcalde ha estado utilizando de manera torticera y de manera antidemocrática el pleno del ayuntamiento para bloquear las iniciativas de la oposición. No lo decimos nosotros, ya hay diversos informes de la Sindicatura de Greuges alertando de que no están cumpliendo la legislación. Tampoco cumple los compromisos políticos que adquiere. Ni los cumplió en el mandato anterior, ni en este. Nosotros acordamos con el alcalde, durante la pandemia, que se celebraría una reunión quincenal de la Oficina de Emergencia Social que tampoco se ha producido. La cuestión es que todo lo que viene aparejado a la normalidad que debería ser la del diálogo entre fuerzas políticas está siempre cortocircuitada por las maneras que tiene el alcalde de ejercer su poder en la ciudad. Por eso no podemos confiar en él. Además, los acuerdos a los que llegamos nosotros, y a los que se compromete con el tejido social o con el tejido empresarial de la ciudad, lo hemos visto con la tasa de los veladores, después tampoco los llega a cumplir.

-¿Ha habido algún asunto concreto en el que se haya alcanzado un pacto determinado con Unides Podem y se haya incumplido?

-El de la Oficina de Emergencia Social. Fue un acuerdo particular con nosotros: nosotros planteamos una moción para que se crease una comisión para evaluar y hacer un seguimiento de esa oficina. Tuve una conversación con el alcalde y me dijo que esa cuestión la tenía prevista porque consideraba que era imprescindible, y llegamos al acuerdo de la retirada de esa moción con el compromiso público que manifestó en el pleno de que esas reuniones se iban a producir. Únicamente hubo una, que se celebró un mes después, y ya no hemos tenido ningún tipo de respuesta.

-Durante la negociación de la cuarta modificación de crédito también llegaron a algún tipo de acercamiento, ¿no?

- La cuarta modificación de crédito, lo que nos ocurría en que hubo un momento en el que tuvimos una percepción diferente de lo que había ocurrido hasta entonces. ¿Qué pasaba? Que cuando nos aceptaban alguna de las cuestiones que planteamos, como la redacción del proyecto del centro social de Colonia Requena, un estudio sobre el parque público de vivienda, o la reforma del polideportivo del mismo barrio, después en la redacción final nos metían otras partidas diferentes. Tuvimos que pelear para que quitaran el mobiliario de urbanismo y luego nos lo cambiaron por coches oficiales. Entendimos que no era una negociación seria desde el respeto entre las partes.

"Debemos trasladar una alternativa Botánica a la ciudadanía alicantina, que hasta el momento no hemos conseguido porque ha habido demasiados acercamientos entre PSO y Compromís y el equipo de gobierno"

-Tras un año con estrategias distintas, se ha apreciado cierta coordinación en labor de oposición. ¿Hay un frente común para desgastar al bipartito como sostienen PP y Cs?

-Creo que ha habido un cambio desde el acuerdo al que llegaron socialistas y Compromís con Cs en la aprobación del catálogo de protecciones hasta ahora. Creo que ha habido un cambio en la manera que tenemos que ejercer oposición, que a nuestro entender tiene que ser mucho más focalizada en trasladar una alternativa Botánica a la ciudadanía alicantina, que hasta el momento no hemos conseguido porque ha habido demasiados acercamientos entre estas dos formaciones y el equipo de gobierno. Tenemos la precepción de que eso está cambiando, y hemos llegado a puntos de encuentro en asuntos que son de ciudad. Independientemente de que podamos divergir y tener en el día a día opiniones diferentes, creo que si conseguimos trasladar que en los grandes asuntos de ciudad estamos unidos, tendremos muchas más oportunidades de construir un gobierno progresista en el año 2023.

-¿Cree posible que se pueda producir un cambio de gobierno en este mandato?, ¿y, en ese caso, cuál sería?

-Nosotros no lo vemos posible. Los lazos ideológicos que unen a PP y Cs son muy fuertes, son formaciones diferentes y tienen sensibilidades distintas en algunos temas, pero en los pilares fundamentales van de la mano. En el pleno de este mes de diciembre, ambos defendieron una iniciativa de tinte xenófobo que iba en contra de la inmigración. Ambos derribaron la iniciativa de los grupos progresistas para crear una comisión que estudiara esa ordenanza contra la mendicidad y la prostitución, desde su retirada y tomando como base ese informe de la Concejalía de Igualdad que gestiona Cs. Es lo mismo que comentaba sobre los grupos progresistas: independientemente de que en cuestiones del día a día puedan tener alguna una disparidad de opinión, lo cierto es que forman un bloque ideológico difícil de romper y diríamos que vamos hacia una fusión de ambos partidos, teniendo en cuenta la debacle de Cs en las anteriores elecciones generales.

-Por confirmar un anuncio que ya ha formulado: Unides Podem no va apoyar la propuesta de presupuesto del bipartito.

-Tal cual está redactado no lo vamos a apoyar. Pero además, necesitamos unos gestos del equipo de Gobierno, en los que se separen del discurso del odio y la xenofobia que está propagando la ultraderecha y que en estos momentos tienen asumidos en el día a día de sus intervenciones públicas. No lo dice Unides Podem, también lo ha dicho la propia subdelegada del Gobierno, esta semana. No podemos hacer un punto y aparte o hacer un paréntesis en una negociación de presupuestos mientras tenemos un equipo de Gobierno que se dedica a vincular inmigración con contagios covid. No solo tiene que haber un cambio sustancial en las cuentas, sino también en las formas. A día de hoy, nuestro voto es no, porque se nos hace muy incómodo sentarnos a negociar con un equipo de Gobierno que cuando salimos del despacho se dedica a vincular inmigración con covid.

Noticias relacionadas

next
x