X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el paseo del chanco

La calle del periodista Fernando Gil, el divulgador de la historia de Alicante

15/03/2018 - 

ALICANTE. No, no la busquen. La calle del Periodista Fernando Gil no existe –todavía- en el nomenclátor de calles de nuestra ciudad. Y no será porque no se ha pedido. Pero ya saben ustedes que en el tema de rotulación de calles es necesario tener un padrino en el Ayuntamiento que te acelere los trámites (o “reactivar el expediente” como se dice ahora) o bien que sea propuesta por el propio alcalde de turno.

Quizás algunos de ustedes recuerden a Fernando Gil Sánchez por sus columnas y artículos en el diario Información. En sus colaboraciones acercó a la ciudadanía de forma clara y sencilla la historia de nuestra ciudad, sus calles, la vida de sus conciudadanos ilustres así como anécdotas y episodios históricos que, en algunos casos, llevaban cuarenta años silenciados por la dictadura.

Fernando Gil perteneció a esa escuela de periodistas de la prensa de posguerra como Tirso Marín, Emilio Chipont o Vidal Masanet por citar algunos nombres, que combinaron su labor periodística con la divulgación histórica y su amor por Alicante, ya fuera a partir de sus recuerdos o fruto de la investigación. Sus archivos personales se convirtieron en valiosos tesoros para el amante de la historia local. En el caso de Gil, en 2014 sus documentos y fotografías fueron donados al Archivo Municipal, el cual editó un libro sobre su legado, realizando además varias exposiciones.

El personaje y su obra

Fernando Gil Sánchez nació en Tobarra (Albacete) el 21 de septiembre de 1925. Con poco más de once años se instaló junto a sus padres en Alicante ingresando con diecisiete años en el diario Información en el que permanecería hasta su jubilación. Por aquel entonces el periódico pertenecía a la Prensa del Movimiento. Tras la venta del diario en 1984 continuó trabajando en este medio de comunicación, ya privatizado.  Desde los puestos más bajos logró convertirse en Redactor-Jefe y alcanzó en 1972 la dirección del semanario La Hoja del Lunes que editaba la Asociación de la Prensa de la que también sería su presidente. Además se encargó de otras publicaciones periódicas como Voz, Sábado o Así. En el año 1951 obtuvo el título de periodista por la Escuela Oficial de Madrid.

Su primera obra fue la Biografía de Manolo Maciá (1945), el histórico jugador del Hércules. Su labor periodística en todos los ámbitos absorbió todo su tiempo por lo que habría que esperar veintiún años para ver publicada otra obra, en este caso Palacio Real y Palacio Municipal. La visita a Alicante de Isabel II (1965) premiada y editada por el Ayuntamiento. A estas seguirían otras como Crónicas Alicantinas (1977), Crónicas de la Terreta (1979) y Alicante, siempre (1982) en las que recopilaba sus artículos de prensa aumentados e ilustrados por destacados pintores alicantinos. En esta línea son de destacar también los artículos publicados durante los años 80 que contaron con ilustraciones a plumilla del pintor José Gutiérrez Petén. En 1983 saldría el coleccionable Alicante de la A a la Z muy recordado no sólo por su contenido sino también por la baja calidad del papel en el que se editó. Con motivo del 50 aniversario del establecimiento del Banco de Bilbao en nuestra ciudad publicó, en colaboración, Alicante, 1930. Debido a la buena acogida de esta obra le seguirían nueve más hasta finalizar la década de 1930, si bien hemos de decir que Gil finalizó su colaboración en esta serie tras la publicación de Alicante, 1934. Sus últimas obras fueron Historia del Barrio de la Sagrada Familia de Alicante (1985) y El establecimiento tradicional alicantino publicada dos años después.
 
Queremos destacar además su participación en lo que podríamos llamar libros de encargo como Alicante ayer y hoy: el libro de la provincia (1960) o Alicante desde el aire (1987) para el que escribió los pies de foto. Citamos por último sus colaboraciones en diversos llibrets de Hogueras y en la propia revista Festa que dirigió durante años.

Del ámbito privado familiar citaremos únicamente que de su matrimonio con Pilar Gerona Veza nacerían sus hijos Fernando, Mari Carmen y Pepe. Su última residencia estuvo en el número 64 de la calle del Pintor Lorenzo Casanova.

Artículos destacados

Sería imposible por su extensión recopilar en una lista sus mejores artículos puesto que siguieron apareciendo en prensa hasta mediados de 1990. A título personal he de decir que conservo cientos de artículos de Fernando Gil fotocopiados y encuadernados por mi abuelo. Desde las columnas diarias hasta sus extensos artículos de dos páginas del suplemento estival de Información. Hoy en día, gracias a la digitalización de la hemeroteca del diario es fácil localizar sus artículos, pero esos libros encuadernados con su índice hecho a mano por mi abuelo siguen teniendo su encanto.

Recordamos sus artículos sobre la primera corporación republicana de 1931, los Mártires de la Libertad de 1844, la explosión de la Armería El Gato de 1943 y muchos otros acontecimientos silenciados o minimizados por la dictadura. Además nos contó por vez primera la explosión de las Carolinas de 1934, la historia del Gordo de la Lotería en Alicante o el choque de un avión contra la casa Carbonell pocos días después de su inauguración. No terminaríamos, por lo que recomendamos al lector que tire de hemeroteca y disfrute con sus artículos. Seguro que encuentra lo que busca.

Homenajes y reconocimientos

Fernando Gil Sánchez falleció en Alicante el 14 de diciembre de 1991, llenando las páginas de la prensa de obituarios y cartas de despedida. Su muerte se produjo apenas dos días antes de ser reconocido con el título de Hijo Adoptivo de Alicante. Aun así el pleno siguió adelante siéndole otorgada esta distinción a título póstumo. Si bien la distinción le fue concedida en tiempos del alcalde Ángel Luna hubo que esperar hasta 2012, con Sonia Castedo al mando de la alcaldía, para que la familia recibiera esta distinción póstuma en el pleno del 14 de diciembre de ese año.

Como hemos dicho antes, en 2014 formalizó la entrega de su archivo personal al Ayuntamiento, realizándose también una exposición de este legado en la Lonja del Pescado.

Desde la Asociación Cultural Alicante Vivo pusimos nuestro granito de arena dedicando a su obra nuestra sección semanal Memoria de Alicante dentro del magacín La Explanada de AlacantíTV, así como varios artículos y cartas en la prensa escrita.

La petición de una calle a su memoria

La verdad es que desde Alicante Vivo siempre hemos afirmado, medio en serio medio en broma, que Fernando Gil pertenecía a esta asociación, sin saberlo, mucho antes de que se fundara. Y es que en su espíritu divulgador se hallaba el germen de lo que sería en un futuro Alicante Vivo. Con Fernando Gil aprendimos a conocer y amar a Alicante y quizás por ello me tienen hoy aquí colaborando con Alicante Plaza y a Alicante Vivo a la cabeza de las webs divulgadoras de la historia de Alicante y su provincia.

Por todo esto solicitamos en noviembre de 2012 una calle para Fernando Gil. No era la primera vez que se hablaba del tema. Ya en 1991, con motivo de su fallecimiento, se trató el asunto. La calle que propusimos en su día es una vía innominada que aparece como “desconocida” en la guía urbana oficial y está situada entre la Vía Parque dedicada al periodista de La Verdad José Picó y la calle del Cronista Vicente Martínez Morellá. Por un lado se buscaba perpetuar en el callejero la memoria de Gil y por otro dar solución a los vecinos de esta calle sin nombre que sufren a diario la falta de denominación oficial. Por si desean localizarla, en Google Maps aparece erróneamente rotulada como un ramal de la calle dedicada a Martínez Morellá.

Pese a las promesas recibidas por diferentes corporaciones y concejales, lo cierto es que casi seis años después seguimos esperando (nosotros y los vecinos) a que se dé respuesta a nuestra petición. ¿Alguien quiere apadrinarnos? ¿Nos “reactiva el expediente”, señor Alcalde? Alicante se lo merece.

Noticias relacionadas

next
x