X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 9 de diciembre y se habla de Vox alicante hoteles inteligencia articial ANDRÉS PEDREÑO benidorm

consultorías sobre renovación de alumbrado adjudicadas sin concurso

El PP da seis contratos menores por 9.600 euros a la socia de uno de sus asesores cesados

19/11/2018 - 

ALICANTE. El Gobierno del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Alicante, compuesto por 8 concejales en una corporación de 29 ediles, ha concedido en el tercer trimestre de este año al menos seis contratos menores -es decir, de manera directa, sin concurso público, como prevé la Ley de Contratos del Sector Público para los llamados contratos de menor cuantía- a la socia de uno de sus exasesores municipales, Jorge Crespo, en la empresa Avanza Serveis Integrals de la Terreta (entre otras sociedades). Avanza es la firma que se perfilaba como adjudicataria del contrato de mantenimiento de zonas verdes de las escuelas infantiles municipales (su propuesta había sido la mejor valorada por los técnicos en un procedimiento que había iniciado el PSOE por 58.000 euros para cuatro años de contrato). 

La participación de Avanza en ese concurso fue precisamente la que motivó el cese de Crespo como cargo de confianza del PP (el segundo que se produjo tras la destitución de Miguel Ángel Redondo, sobre quien la Fiscalía investiga si pudo ejercer labores de apoyo a la exedil de Guanyar, Nerea Belmonte como supuesta contraprestación por su voto en la elección del popular Luis Barcala como nuevo alcalde). Al margen del cese de Crespo también se produjo la retirada de la oferta de Avanza de dicha licitación. 

Entonces, la socia del ya exasesor (M.A.R.M.) a la que se le han adjudicado dichos seis contratos figuraba como administradora única en sustitución del propio Crespo, como él explicó cuando trascendió la polémica. En ese momento, en defensa de su correcto proceder, detalló que había dado los pasos que le habían recomendado para desvincularse de esa y otras sociedades antes de convertirse en trabajador eventual del ayuntamiento. Como publicó Alicante Plaza, el PSOE dio traslado de las circunstancias de esa licitación a la Fiscalía para que dilucidase si eran constitutivas de delito por un supuesto caso de incompatibilidad y la Fiscalía resolvió el archivo de las diligencias instruidas al no apreciar más que una posible actuación que, en todo caso, podría ser analizada en la jurisdicción contencioso-administrativa.  

Los seis encargos municipales adjudicados a la socia de Crespo que trascienden ahora proceden de los departamentos de Comercio, Hostelería, Infraestructuras e Inmigración (son los que figuran como órgano gestor de los contratos), ascienden a una suma global de 9.667 euros y se corresponden a diversos trabajos de consultoría. En concreto, se trata de tareas relacionadas con los servicios de coordinación de seguridad y salud de diversas obras de mejora de la eficiencia energética en el alumbrado público desarrollados en varios barrios. Existe un primer contrato menor por esa tarea en el proyecto de renovación de alumbrado de "varias partidas rurales del término municipal de Alicante", por un importe de 1.627,45 euros con IVA. Otro por la misma tarea desempeñada en la renovación del alumbrado de la "zona comercial Ensanche-Diputación", por 1.445,95 euros con IVA. Otro relacionado con la mejora del alumbrado "en el ámbito del EDUSI Las Cigarreras, Fase II", por 1.579,05 euros, con IVA. Otro por el mismo motivo (renovación de alumbrado) "en varias zonas comerciales de la ciudad de Alicante", por 1.542,75 euros. Otro por idéntica tarea relacionada con los barrios de "Virgen del Remedio, Virgen del Carmen, Colonia Requena y 400 viviendas", por 1.760,55 euros. Y el sexto y último, por la misma motivación relacionada con "el ámbito del EDUSI Las Cigarreras Fase I", por otros 1.712,15 euros.

Los seis son los que aparecen publicados en el llamado Portal de Transparencia, en el que se trata de difundir todas las contrataciones mayores y menores efectuadas por el Ayuntamiento con una periodicidad trimestral para que puedan ser consultados a través de la página web municipal, aunque no siempre con la eficacia y la exhaustividad requerida (no todas las concejalías facilitan siempre la documentación de sus contratos en el plazo previsto; según se alega, ese retraso deriva de la falta de personal existente en todos los departamentos, y cuando se traslada dicha documentación en plazo vencido, no suele volver a incorporase ni colgarse en el portal en un nuevo anexo).

Los seis encargos se realizan en relación a un mismo concepto, pero sobre distintos barrios: servicio de coordinación de seguridad y salud de obras de mejora de la eficiencia energética en el alumbrado público

Según figura en la documentación sí publicada relacionada con los contratos a la socia de Crespo, los cinco primeros encargos se concedieron en el periodo en el que él ocupaba el puesto de cargo de confianza del PP. Crespo fue nombrado con efectos desde el 20 de abril de 2018, de acuerdo con el decreto publicado en el BOP. La fecha de adjudicación de cinco de esos contratos es el 17 de julio, según la documentación publicada en el Portal de Transparencia. Crespo dejó de desempeñar funciones como asesor del PP en el Ayuntamiento días después, el 26 de julio, como informó Alicante Plaza. El sexto y último contrato conocido hasta ahora tiene una fecha de adjudicación posterior a la de su cese: se concedió el 7 de septiembre, según figura en la documentación publicada en el citado portal. Entre esa documentación, no figura el momento en el que se inicia el proceso de adjudicación, sólo la fecha en la que se concluye. Es decir, cuando se consuma el acuerdo.

En dicho portal, no existe constancia de ningún otro encargo concedido a la socia del ya exasesor del PP en los seis primeros meses de 2018: ni de enero a marzo, ni de abril a junio. Sí constan, no obstante, otros encargos concedidos precisamente a otra de las empresas consultoras participadas por Crespo: el Grupo Ireco, de la que el ya exasesor era administrador único. En este caso se trata de un encargo relacionado con la "coordinación de seguridad y salud de la segunda fase Ildefonso Prats" relacionada con el parque central de Bomberos de la avenida Locutor Vicente Hipólito. En la relación de contratos menores del segundo trimestre de 2018, figura un encargo por 1.648 euros con fecha de adjudicación de 2 de mayo, y otro de 2.315,27 euros con fecha de adjudicación de 20 de julio. La renuncia de Crespo al cargo de administrador único de Grupo Ireco se publicó en el BORME el 22 de mayo: la misma fecha en la que se produjo su renuncia a esa responsabilidad en Avanza. En ambos casos, en el cargo le sucedió su misma socia, que ha logrado los seis contratos conocidos ahora.

Fuentes del equipo de Gobierno apuntan que Crespo no participó en ninguna de esas contrataciones y que no tenía ninguna competencia ni capacidad de decisión sobre ellas

En estos últimos contratos, el órgano gestor de esos contratos fue el departamento de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos. Según fuentes municipales, la elaboración de esos trabajos procedía de encargos realizados durante la etapa del PSOE al frente del equipo de Gobierno, de modo que el Ayuntamiento, ya bajo el Gobierno del PP, se limitó a concluir la contratación en marcha por un trabajo que ya estaba encomendado para no incurrir en un supuesto de enriquecimiento injusto. 

Fuentes del equipo de Gobierno consultadas por este diario precisaron que Crespo no participó en ninguna de esas contrataciones y que, además, no podía hacerlo, puesto que no tenía ninguna competencia ni poder de decisión sobre ellas. "Si alguien quiere ver en esto una cuestión como la de los pagos a Escola Valenciana acordados por dos concejales de Compromís a una entidad donde trabaja la pareja de una de ellos, que piense que Crespo no tenía capacidad de firma", señalaron. En la misma línea, insistieron en que la socia de Crespo contrató con el Ayuntamiento con su propio CIF, no a través de ninguna de sus empresas, y que no existía ningún impedimento para que lo hiciese.

El propio Crespo añadió que sus empresas de consultoría llevan trabajando con la administración desde 2011 sin que en eso tuviese ninguna relación su contratación como cargo de confianza del PP.           

Noticias relacionadas

next