Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el concesionario donde fue asesinada su madre en diciembre de 2016

Un paso más para liquidar Novocar: las hermanas Sala extinguen la firma de alquiler Solmar Selec

12/01/2021 - 

ALICANTE. El concesionario de vehículos Novocar, tristemente célebre por el asesinato en sus instalaciones de Carmen Martínez, viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala (por el que fue juzgado y absuelto su yerno y exgerente del concesionario, Miguel López), está a punto de dejar de existir formalmente. Cerrado tras el crimen y con sus instalaciones actualmente ocupadas por una nueva empresa, la sociedad sigue existiendo como mercantil, aunque lleva inmersa en un proceso de liquidación prácticamente desde la detención de López.

La semana pasada, Novocar cumplió un nuevo trámite para terminar desapareciendo: extinguir una de las sociedades de las que era propietaria, la firma de alquiler de vehículos Solmar Selec. Esta empresa, adquirida por la familia Sala Martínez cuando entró en concurso de acreedores en 2011, dependía directamenta de Novocar, socio único y administrador de la mercantil, por lo que su propia liquidación y extinción es un paso más en el proceso de cierre del concesionario.

En realidad, los dos trámites de mayor envergadura ya se han llevado a cabo: la venta del inmueble donde operaba el concesionario del crimen, que las hermanas Sala traspasaron tras cerrar el acuerdo con su hermano en el que se repartían el imperio familiar (Vicente Sala las empresas del plástico; Antonia, Fuensanta y María del Mar Sala los inmuebles), tal como contó Alicante Plaza, y la liquidación y extinción de la principal filial de Novocar, que en los años anteriores al crimen se había ido desprendiendo de sus participadas, como los concesionarios de Porsche u Honda.

Tras la venta, como también ha contado este periódico, el edificio alberga desde finales de 2019 un nuevo negocio, RentalPlus, una de las marcas de la firma Ocasión Plus, que se dedica al alquiler de vehículos sin conductor tanto en la categoría low cost como en la alta gama, y a la compraventa de vehículos de segunda mano (precisamente, las dos áreas de negocio que llevaba a cabo Novocar, además de las reparaciones). El de las antiguas instalaciones de los Sala fue el primer centro de RentalPlus en Alicante y le permitió tener presencia en las tres provincias.

Así, la familia está ya totalmente desvinculada de la nueva 'vida' del local donde asesinaron a su madre, y la mercantil Novocar está camino de desaparecer. Hasta su cierre, el concesionario pagaba un alquiler anual (66.000 euros al año) a la Compañía Española de Resinas, la sociedad patrimonial de la familia que se quedaron las hermanas Sala al separarse de su hermano varón. Una vez que las hermanas se quedaron con la empresa patrimonial, decidieron vender el local donde tuvieron lugar los hechos. En la primera sesión del juicio, la inspección ocular del jurado al lugar del crimen requirió de la autorización de la nueva propiedad, de hecho.

Noticias relacionadas

next
x