X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de mayo y se habla de benidorm elecciones 26M SANT JOAN D'ALACANT SANTA POLA

análisis ap - llamada conjunta a la participación en las elecciones del 28a

Puig tira de tándem: con Pedro se moviliza mejor... y 'se saca' mayor rédito para la Comunitat

24/03/2019 - 

ALICANTE. El presidente de la Generalitat y candidato a la reelección, Ximo Puig, ya reconoce abiertamente que el adelanto de la cita con las urnas para elegir al próximo inquilino del Palau le viene bien. Y le viene bien, claro está, porque al colocar los comicios el mismo 28 de abril en el que se celebran las generales, trata de aprovechar el voto que se presupone que pueda arrastrar el presidente del Gobierno Pedro Sánchez.

Después de casi un año entero de dimes y diretes sobre el posible anticipo de las autonómicas, el propio Puig asumió este sábado, ante el millar de militantes que se congregaron en el Paraninfo de la Universidad de Alicante (UA), que fiaba su continuidad al frente del Consell al éxito electoral de Sánchez. "He visto en los periódicos titulares con letras grandes: 'Ximo Puig liga su futuro a Pedro Sánchez'. Es cierto, lo acepto, lo ligo porque lo que le vaya bien a Pedro le irá bien a los valencianos", enfatizó, precisamente para poner fin a su discurso y ceder el turno de palabra al aludido.

Para entonces, el líder del PSPV ya había dejado caer los tres mensajes centrales que se había traído bajo el brazo. El primero y más evidente, la promesa electoral de corte clásico: si él repite como jefe del Consell, habrá matrícula gratuita para los universitarios que hayan aprobado el curso anterior y se multiplicarán por cinco las ayudas a los Erasmus. No ofreció cifras del coste que supondría tal medida, por lo que alguien podría llegar a calificarla como otro ximoanuncio marca de la casa. No obstante, al lanzar su propuesta sí dejó clara una doble apuesta por el reconocimiento al esfuerzo y por la formación, al tiempo que lanzaba otro guiño europeista más. Lo cierto es que no escatimó en ellos, en presencia del candidato socialista a la presidencia de la Comisión, el holandés Frans Timmermans, quizá por aquello de que nunca se sabe qué puede pasar y qué se puede volver a necesitar de Europa, después de "haber conseguido levantar la hipoteca reputacional con la que nos encontramos cuando llegamos a la Generalitat hace cuatro años", insistió.

Así, hiló su segundo mensaje central con la vocación europeista de la Comunitat y lo que significa redoblar ese sentimiento de pertenencia frente a los pasados gobiernos del PP, "que incluso retiraron la bandera de Europa de las instituciones porque decían que desde Bruselas perseguían a la Comunitat por el urbanismo", dijo. Se trataba de hablar de los beneficios de que la Comunitat y España compartiesen gobiernos socialistas y Puig recurrió a la EUIPO. "Aquí, en Alicante, existe una de las agencias europeas más importantes, que genera 300 millones de euros y más de 10.000 empleos indirectos. Eso es lo que genera Europa aquí y eso fue posible porque el Gobierno de España, presidido por un socialista (Felipe González, a quien no citó) y el de la Generalitat, también socialista (Joan Lerma, al que tampoco citó) eligieron Alicante. Cuando la Comunitat y España tienen gobiernos socialistas, a la Comunitat le va mejor", concluyó.

En esta línea, después de citar parte de lo que consideró logros cosechados durante los cuatro años de su mandato, como la universalidad de la sanidad pública; el fin de los copagos de medicamentos; la gratuidad de los libros de texto; la reducción de las cifras del paro (del 23 al 13%, precisó) gracias a una labor conjunta con los empresarios o el aumento de un 100% de la inversión extranjera, entró en el meollo de la financiación autonómica. "En estos cuatro años hemos visto el problema valenciano, y es verdad que no se ha solucionado tampoco con el Gobierno de Pedro Sánchez, pero era muy difícil hacerlo en solo ocho meses", se excusó. 

Eso sí, además de garantizar que la reivindicación se iba a mantener, defendió que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año 2019, que no llegaron a aprobarse en el Congreso, sí preveían que la Comunitat "tuviese el 10%, la inversión que le correspondía". "El presidente y el ministro Ábalos cumplieron con los valencianos", recalcó. "Quien no cumplió fue la derecha y los independentistas; cuando oigo eso que se dice de que Pedro Sánchez ha pactado con los independentistas, no sé de qué hablan, porque lo que yo veo es que los independentistas y las derechas nos han vendido a los valencianos; pocas bromas con esas coaliciones y esos extraños compañeros de viaje", insistió, en alusión a su rechazo a proyecto presupuestario.

Y ahí vino el tercer y último mensaje: la necesidad de la movilización del voto para lograr mayorías estables. Después de repasar otras iniciativas ya en desarrollo como el Distrito Digital, o de otras en ciernes, como el centro para el estudio de envejecimiento, Puig recalcó que para rematar todo lo que se ha conseguido poner en marcha "hay que frenar a las derechas, no volver al pasado". "Ahora, en las derechas, hay una competición para ver quién la dice más grande, quién es más facha. A mí me asustan algunas cosas de las que dicen, son muy duras. Pero se han equivocado de enemigo, se han enfrentado a las mujeres y lo tienen totalmente perdido. Las mujeres ganarán esta batalla, ya no se puede dar ningún paso atrás", enfatizó, en otro de los leitmotivs de la mañana socialista: el feminismo.

Más tarde, Pedro Sánchez fue todavía más claro en su llamada a la participación: nadie se puede quedar en casa el 28A, vino a decir, para que no vuelva a pasar lo de Andalucía. "No se puede cambiar un país en nueve meses, pero sí hemos comenzado a cambiar el rumbo", dijo. Y eso, añadió, pese a contar con solo 84 diputados. Por ello, concluyó: "No vale ganar las elecciones, se tiene que poder gobernar", para no quedar bloqueado por otras formaciones, "como nos pasa ahora con la Mesa del Congreso, controlada por PP y Cs", explicó.

Noticias relacionadas

next