concurso de explotación por un mínimo de diez años

El Puerto buscará un gestor que modernice la terminal marítima de Alicante y capte escalas

5/07/2022 - 

ALICANTE. Proceso en trámite para regularizar la gestión de la terminal de cruceros del Puerto de Alicante tras la extinción de Costablanca Portuaria: la empresa que asumió su explotación hasta principios de este año. La Autoridad Portuaria pretende convocar en septiembre el concurso necesario para encontrar un nuevo gestor, de modo que se pueda contar con un nuevo concesionario entre finales de año y principios de 2023, según avanzó el presidente del Puerto, Julián López, este lunes, con motivo de la escala inaugural de los embarques de MSC Cruceros en Alicante

El objetivo es encontrar un nuevo operador especializado que, además de organizar los procesos de embarque y desembarque, disponga de la capacidad y la experiencia necesaria para contribuir a captar la llegada de nuevas escalas, como complemento a la labor que ya se realiza desde la División Comercial del propio Puerto, desde los patronatos de Turismo del Ayuntamiento de Alicante y de la Diputación, y desde la Asociación Alicante por el Turismo de Cruceros (ALTC). Todo con el reto de llegar a rebasar la marca de las 100 escalas anuales, frente a las 83 que se habían llegado a programar hasta finales de 2021 para este ejercicio, en un año en el que se podría batir el récord histórico de cruceristas en recalar en la ciudad con el tirón de las 12 visitas con embarque del MSC Orchestra.

Lo cierto es que ya se ha constatado el interés de algunas compañías que estarían sopesando opciones de presentarse al concurso antes de que se formalice su convocatoria. Es el caso, por ejemplo, de la multinacional Global Ports, uno de los principales operadores de terminales de cruceros del mundo que asume las riendas de las terminales turísticas de 26 puertos repartidos en 14 países distintos, entre los que figura España. 

En concreto, como informó este diario, Global Ports se ocupa de gestionar la arribada de cruceros en los puertos de Barcelona y Málaga (dos de los que registran mayor actividad crucerística en el escenario nacional), además de otras terminales distribuidas en el Mediterráneo, como las de Cagliari, Catania, La Goleta, Tarento o La Valeta. 

Con todo, la multinacional basada en Reino Unido no sería la única interesada en concurrir en ese futuro concurso. Otras empresas del sector también habrían formulado consultas previas ante la Autoridad Portuaria con el fin de conocer requisitos y plazos sobre su convocatoria, a la expectativa de poder presentar sus propias ofertas. 

Por el momento, se desconocen las condiciones específicas que quedarán incorporadas en el pliego. No obstante, al margen de la especialización y la capacidad de ejercer un papel atractor de navieras, sí se delimita otro objetivo específico: la realización de obras de modernización y mantenimiento en las instalaciones de la terminal. 

Según fuentes consultadas, no se trataría de acometer grandes inversiones, puesto que el edificio ya está construido y dimensionado para las necesidades que se consideran óptimas. No obstante, sí requiere de la ejecución de algunas mejoras que faciliten el trámite del embarque y desembarque, así como una puesta a punto en aquellos equipamientos o infraestructuras que hayan podido quedar obsoletas o quedar expuestas al desgaste. 

Al margen de ello, se prevé que el periodo de concesión sea más corto que el de la concesión precedente, otorgada por 20 años de duración. En principio, se estaría calibrando la posibilidad de fijar un horizonte temporal de entre 10 y 15 años de duración con el fin de disponer de una mayor flexibilidad.

Entre tanto, a la espera de que pueda existir un nuevo adjudicatario, la operativa de la terminal sigue quedando bajo la gestión directa de la Autoridad Portuaria, a través del acuerdo de colaboración concertado con la compañía Pérez y Cía, por un año de duración, como también informó este diario.

Noticias relacionadas

next
x