Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

proyecto de los gestores de marmarela para yates de grandes esloras con tiendas y coworking

Puerta del Mar incluye una sala de fiestas para 5.000 personas en la nueva marina de Alicante

10/06/2020 - 

ALICANTE. El proyecto promovido por la empresa Puerta del Mar y Ocio para construir una nueva marina deportiva entre los muelles 10, 12 y 14 del Puerto de Alicante no solo apuesta por dar cabida a yates de grandes esloras de entre 20 y 60 metros, que puedan permanecer en aguas alicantinas para pasar el invierno con todos los servicios necesarios para su mantenimiento (incluidos talleres de reparación). La propuesta de la compañía, que se convirtió en adjudicataria de la concesión el pasado febrero, como avanzó Alicante Plaza, incluye también una completa transformación de la zona de tierra del muelle 14 (así como una franja perimetral de 10 metros de acceso al agua en los muelles 10 y 12) para dar cabida a tiendas de artículos relacionados con la náutica, a la creación de hasta 20 oficinas de coworking y, sobre todo, a la ampliación de las instalaciones de la sala de fiestas Marmarela (gestionada por la propia compañía) para convertirla en uno de los mayores complejos de ocio de Europa. 

En concreto, el proyecto que ahora se expone al público para la presentación de alegaciones por un plazo de 20 días, prevé reconfigurar las actuales instalaciones de Marmarela de modo que disponga de capacidad para acoger a 5.000 personas en su doble espacio interior y exterior. En esa remodelación, se dará cabida a restaurantes, salones de banquetes, lounge bar y diferentes locales auxiliares de hostelería que ocuparán una superficie de más de 5.000 metros cuadrados.

Puerta del Mar y Ocio pretende que el complejo de ocio remodelado se convierta en uno de los principales elementos tractores que diferencien la nueva marina de otras instalaciones náuticas similares, de modo que se potencie la llegada de visitantes nacionales y extranjeros para hacer uso de los amarres o atraídos por su oferta lúdica y hostelera. Se trata de un elemento clave en el plan de amortización previsto por la compañía para poder asumir la inversión que conlleva la ejecución de la infraestructura en el plazo de concesión previsto: 10 millones de euros para un periodo de 10 años de explotación, con posibilidad de prórroga por otros 5 años más.

En la parte de tierra, además, se habilitarán otros usos náutico-deportivos mediante la disposición de áreas de talleres, escuelas de formación y tiendas, complementado con las ya citadas 20 oficinas y salas de reunión para coworking

Desde la licitación del concurso de explotación, el proyecto ha sufrido constantes evoluciones a instancias de los principales inversores y de los operadores interesados que han propuesto diferentes mejoras. Todas ellas, según las fuentes consultadas, tratarían que la infraestructura se caracterizase por ofrecer un nuevo concepto moderno de instalaciones náuticas, modulares y versátiles.

La nueva marina, proyectada por el estudio Vectia Ingeniería, del ingeniero de caminos, canales y puertos Santiago Pastor Vila, con la colaboración en las instalaciones de la Ingeniería Amat y Maestre, dispondrá de 67.230,75 metros cuadrados de lámina de agua y 20.799,70 metros de superficie de suelo en tierra, de los que 11.575,70 serán para construcciones y zonas comunes. Otros 9.223,32 metros corresponden a la construcción de un paseo marítimo en la línea de atraques de 12 metros de ancho en todo el perímetro de los muelles 10, 12 y 14 con una longitud total de 748 metros. 

Como publicó este diario, en la lámina de agua se prevé la construcción de un dique para minimizar la agitación en la dársena exterior de 6.880,27 metros cuadrados, con un trazado en diagonal desde el muelle 14 busque hasta el extremo sur del muelle 10, conformando la bocana de la marina con un dique de 500 metros cuadrados que sale a su vez del extremo sur de dicho muelle. 

El nuevo terreno ganado a la lámina de agua, será un elemento fijo que dispondrá de un paseo con servicios para las embarcaciones, aparcamientos para los vehículos y una cafetería-chill out con terraza volada donde se podrá contemplar la puesta de sol o la entrada y salida de las embarcaciones del puerto, como también informó este diario.

La lamina de agua confinada entre los dos diques dispondrá de los atraques para las embarcaciones y de determinados servicios de actividades náuticas y deportivas. Así, por un lado, se pretende la llegada de embarcaciones de gran tamaño o megayates que puedan invernar en aguas alicantinas, como puerto base para la navegación a las islas o al resto del mediterráneo durante la temporada estival.

En función de la propuesta de Puerta del Mar y Ocio, en esa temporada de verano, cuando las grandes embarcaciones hayan salido a sus diferentes destinos, el carácter modular de la marina posibilitará la llegada de otro tipo de embarcaciones de eslora menor para su pernoctación por periodos de tiempo más cortos. En esta línea, el proyecto incorpora diferentes propuestas de emplazamiento dentro de la lámina de agua para el servicio de un gran taller de mantenimiento y conservación, fundamentalmente en agua para los megayates.

Así, de acuerdo con el proyecto, se pretende destinar un área de la marina como taller para el atraque de embarcaciones que necesiten labores de mantenimiento correctivo, preventivo o predictivo, conservación o reparación sin que resulte necesario su izado.

Noticias relacionadas

next
x