X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

proyecto de reforma en el parque comercial isla de corfú

Mercadona suma y sigue: modernizará su supermercado del PAU 2 con otros 1,4 millones

6/01/2019 - 

ALICANTE. Mercadona no para. La compañía líder en el sector de la distribución en la Comunitat sigue fiel a su estrategia de modernización de tiendas y lanza otro proyecto de reforma en la ciudad de Alicante. Después de implantar su nuevo modelo de supermercado eficiente en la tienda de la avenida de las Naciones, en Playa de San Juan, y de ampliar y modernizar el supermercado de Catedrático Soler, en Benalúa, la cadena de Juan Roig pone el foco ahora en otra tienda de carácter singular: la situada en la avenida Doctor Jiménez Díaz. 

Se trata del establecimiento integrado en el parque comercial Isla de Corfú, en el que coexiste con una tienda Supercor y otra de Lidl, entre otras enseñas no relacionadas con la distribución como Sprinter, Kiabi, Prenatal o Domino's Pizza. Desde ese complejo, en una ubicación estratégica, la cadena valenciana presta servicio a los nuevos desarrollos residenciales construidos en el llamado PAU 2 o Nuevo San Blas. En esta ocasión, el proyecto contempla una amplia reforma del edificio con un presupuesto de ejecución mínimo que supera los 1,4 millones de euros. 

Como en los casos precedentes, el objetivo de la actuación es implantar los servicios y comodidades del nuevo modelo de tienda ecoeficiente que ya ha puesto en marcha en otros 12 establecimientos del conjunto de la provincia a lo largo de este año para mejorar la experiencia de compra a sus 'jefes': los clientes en la terminología de Mercadona.   


Ese nuevo modelo de establecimiento se caracteriza por la configuración de amplios espacios diáfanos que facilitan la entrada de luz natural, entrada con doble puerta acristalada que evita corrientes de aire, lineales específicos de leche fresca y zumos refrigerados, un nuevo punto de acabado para la carne, una góndola central en la perfumería, nueva exposición en la pescadería para los productos de concha, especialidades de sushi, máquina de zumo de naranja recién exprimido, sección de horno con rebanadora de pan, pastelería refrigerada o una nueva charcutería con jamón al corte y envasado.

Con esta nueva actuación en ciernes, la cadena superará un mínimo de 6,4 millones de inversión en su red de establecimientos de la capital, tras las reformas acometidas en las tiendas de Playa de San Juan (2,1 millones) y Benalúa (2,9). A esa cifra se debe añadir, además, la modernización de su supermercado situado junto al centro comercial Puerta de Alicante, en el que también se invirtió otro millón de euros en 2017.

Lo cierto es que el objetivo de la cadena que se dio a conocer cuando se aprobó la modificación puntual número 35 del Plan General (con nuevas condiciones para la implantación del gran comercio) es intervenir de manera escalonada en 17 de las 18 tiendas de las que dispone en la capital con un presupuesto que se cifró entonces en 30 millones de euros.

Noticias relacionadas

next