Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista rubén alfaro, presidente de la fvmp

"Los ayuntamientos necesitan más recursos, o decepcionaremos a los propios vecinos" 

18/05/2020 - 

ELDA. Rubén Alfaro es el presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias. En esta entrevista con Alicante Plaza, aborda las principales problemas que han surgido para los ayuntamientos durante esta crisis, como la posibilidad de disponer de la denominada hucha de los consistorios, formada por los remanentes de ejercicios anteriores, que están en cuentas bancarias y que el Gobierno central sólo ha permitido que se gaste un 10% para servicios sociales. Alfaro también habla de la necesidad de disponer más recursos para atender con garantías los nuevos servicios derivados de la crisis, como pudiera ser la gestión de la Ingreso Mínimo Vital, si finalmente son los ayuntamientos quienes lo tramitan.

-¿Se ha convertido el ayuntamiento en una institución clave en esta crisis?

-Una de las lecciones de esta crisis es que el municipalismo es clave en la estructura del Estado. La capacidad que hemos tenido los ayuntamientos para reaccionar y adaptar las normas, y además clarificarlas a nuestros vecinos ha sido fundamental. El Gobierno y la Generalitat, sin los ayuntamientos, no hubieran sido tan eficientes a la hora de poner todas las medidas en marcha. Los ayuntamientos hemos sido muy solidarios en la gestión y hemos asumido competencias que a veces no eran del todo nuestras. Y la prueba es que el vecino llama a su ayuntamiento, no Fernando Simón o al ministro Illa. Y algunos han llamado para saber, por ejemplo, qué era un ERTE, que no lo sabían. En la vida pre Covid hay gente que no había pisado el ayuntamiento para nada y ahora pregunta para saber determinas cuestiones. Hemos sido una pieza fundamental que espero que también sea reconocida.

"El Gobierno y la Generalitat, sin los ayuntamientos, no hubieran sido tan eficientes a la hora de poner todas las medidas en marcha"


-¿Es un buen momento para reclamar que los ayuntamientos tengan una mejor financiación, o basta con qué se puedan disponer de los remanentes de tesorería que tiene cada consistorio en el banco?

-Creo que es un conjunto de ambas. A corto plazo, la reivindicación es que no dejen disponer de los ahorros de los ayuntamientos, de los esfuerzos de todos los vecinos y vecinas. Es un tema urgente. Pero también es una reflexión sobre qué medidas nos tienen que dar a los ayuntamientos, pues no hay que olvidar que todavía estamos con el universo Montoro. Y se ha demostrado en esta crisis que necesitamos ampliar ese universo Montoro, y cuando viene una situación de esta excepcionalidad, dirigentes de los ayuntamientos hemos demostrado que somos mayores de edad, están dirigidos por gente capacitada para dirigir una ciudad y que no nos tiene que tutelar nadie. Por lo tanto, hay que cambiar la legislación y fomentar programas coparticipados por dos o más administraciones. Debe haber más cogobernanza. Indistintamente del signo político de cada ayuntamiento, hemos demostrado que somos útiles para el Gobierno.

-¿Qué restricciones tienen todavía los ayuntamientos? ¿Pueden contratar personal?

-Los ayuntamientos no pueden incrementar el número de personal. Solamente nos han dejado con el remanente del superávit y de esta manera hemos podido contratar temporalmente personal para los servicios sociales. Por ejemplo, ahora hay más tareas en las nuevas instalaciones que se abren en la fase 1, como la desinfección de espacios. Habrá que incluirlo en los nuevos protocolos que no estaban planificados, y eso cuesta dinero y recursos laborales. Si seguimos con el universo Montoro, no podremos abrir muchas de estas instalaciones públicas en la nueva normalidad.

-Posiblemente, los ayuntamientos también deban gestionar la concesión del ingreso mínimo vital…

-Eso he visto. Los ayuntamientos somos una administración muy solidaria, pero también reclamamos recursos. Y con la actual carga de nuestros servicios sociales, eso es imposible. Están desbordados. Las llamadas y peticiones se han multiplicado por tres y por cuatro. Entonces, o me dejan contratar gente, o no podremos gestionar el ingreso mínimo vital. A lo mejor se generan muchas expectativas con el ingreso mínimo vital, y los ayuntamientos no podemos cumplirlas por falta de personal. Insisto, o salimos del universo Montoro, o podremos dar los servicios que valoramos positivamente.

-Otro debate que ha surgido en esta crisis es si los remanentes de los ayuntamientos se deben mancomunar o cada ayuntamiento debe disponer de los suyos…

-Somos partidarios de que cada ayuntamiento debe disponer del suyo. Pero a la vez, el Gobierno debe ser capaz de mecanismos a los ayuntamientos que están en una peor situación económica, o tienen un imprevisto, para echarles un cable con líneas de financiación.

-Esta crisis va a cambiar la gestión de movilidad, se van a tener que gestionar mejor los espacios públicos. ¿Tiene la FVMP algo pensado sobre esto, algunas pautas para los ayuntamientos, para terrazas, parques, etc?

-Ya había normas, como la agenda 2030, que ya proponían cuestiones de este tipo, y ahora se van a hacer necesarias. Conforme se avance de fases, y las personas se incorporen al espacio público y haya que garantizar la distancia social de dos metros, habrá que reestructurar no solo algunas aceras, sino los ejes comerciales, las zonas de mayor afluencia. Por ejemplo, en Elda hemos tenido que cerrar el tráfico un carril de una gran avenida, como la Avenida Ronda. El espacio público se va a tener que poner en valor no solo para peatones, sino también para patinetes y bicicletas. Todo eso se va a tener que acelerar. 

Noticias relacionadas

next
x