Hoy es 22 de julio

entre fiestas y siestas

'Horror Vacui', el fotolibro que retrata a la generación Z valenciana

Maria Requena encapsula la vida de la generación z en Horror Vacui, un fotolibro en el que los amigos, la fiesta, el descanso y los espacios personales quedan revelados en formato analógico para exponer todas sus intimidades. Un acercamiento a los círculos de la fotógrafa a través de su lente, una fiesta visual conjunta que se celebra a lo largo de ochenta páginas

13/08/2023 - 

VALÈNCIA. Los vagos, los maleantes, la llamada “generación de cristal”... Son solo algunas maneras de referirse a los que pertenecen a la generación z. Pero faltan bastantes más atributos: currantes, inquietos, creativos… y se podría seguir hasta la infinidad. Dentro de esta generación también cabe el descanso, los amigos, la fiesta y la capacidad -y voluntad- de retratarla. Con una cámara, y ganas de explorar el universo propio de sus amigos, la fotógrafa y artista valenciana María Requena crea el fotolibro Horror Vacui, un excelente trabajo documental en el que retrata la vida de quienes estudian y trabajan para poder pagarse el piso y la vida social, un retrato del mundo de la noche y de los ratos de desahogo. En este análisis fotografiado de los de su “especie” comprende a la generación ‘horror vacui’ que vive dentro de la z. 

Foto: MARÍA REQUENA

Todo se activa en base a una investigación para su trabajo de fin de grado sobre su relación con sus padres. En la creación de este documental buscaba hablar de cómo lleva nuestra generación las relaciones y los vínculos, y sin quererlo acabó descubriendo esa parte de su generación, a la que en ese momento bautiza como vacui. Cuando se quiso dar cuenta su tutora le hizo ver que las fotografías más reales y honestas eran las que hacía a sus amigos en entornos de fiesta: “Es algo que me sale de manera orgánica, espontánea… no tenía idea del valor que podía tener realmente. Ahí me di cuenta de que llevo dos años y medio fotografiando a mi generación sin darme cuenta”. Desmembrando esa parte del documental quiso transformar el proyecto en un fotolibro, algo que se pudiera tangibilizar. Al final la historia de la noche y de los amigos de María se queda en 80 fotografías más o menos y una dedicatoria hacia sus amigos

¿Y de dónde sale lo de vacui? María contempla que los de su generación tiene una necesidad de llenar su tiempo con todo, una idea de “petarse el tiempo para no sentirse inútiles”, un miedo que a veces se proyecta en la falta de descanso: : “Estamos ante una incertidumbre abrumadora, y para sobrellevarla no paramos de llenarnos de estímulos y de actividades”, explica la autora. Y en ese momento, y a veces como desahogo y deshinibición, es cuando llega la fiesta. Una fiesta que se vive a página entera y sin dejar ningún espacio para el pensamiento. Dentro de Horror Vacui lo que se puede ver en fotografías tanto de los amigos como de los momentos de ocio.


“Leyendo sobre mi generación veo que la visión es que somos de cristal, cuando la realidad es que la fragilidad no me encuadra. Todos mis amigos y yo trabajamos mientras estudiamos para pagarnos el alquiler, veo muchas cosas en nuestra generación pero la fragilidad por ninguna parte”, explica la autora. Dentro de las cosas que sí que hace su generación ella -que los conoce mejor que nadie en calidad de amigos-  captura el espacio íntimo de sus amigos, las habitaciones y los trozos que representan “cómo se sienten”: “Están ellos dentro de sus espacios, y es una versión íntima de lo que son”, explica la fotógrafa. 

El fotolibro comienza también, a consejo de su profesora, con un autorretrato natural de ella misma, algo que comienza con ella vestida y que el fotolibro termina con una fotografía de ella misma desnuda. “Quería que terminara así porque he dejado ver al mundo lo que hay a mi alrededor, hay libros, gatos, cervezas, culos, de todo…” explica sobre el libro. Bajo la filosofía de que “cuando más borracha va mejores fotografías hace” lo que hace es ir de fiesta y capturar todo lo que le rodea, incluyendo también a personas desconocidas que le rodeen. Cualquiera que esté en el mundo de la noche de València es susceptible de aparecer en el carrete de María, que le tema (o no) al revelado.

Noticias relacionadas

next
x