X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

'MUJERES QUE VEO, MUJERES QUE CONOZCO' SE PRESENTA este miércoles A LAS 20:15 HORAS

Historias de mujeres contadas por otras mujeres (y por un hombre)

27/03/2019 - 

ALICANTE. Cinco relatos escritos por cinco bolígrafos distintos con un objetivo común: "Visibilizar lo que sienten las mujeres que viven en nuestro entorno, en nuestra cercanía", subraya Juan José Cervetto, el director de Eléctrico Romance, la editorial alicantina responsable de la publicación de Mujeres que veo, mujeres que conozco. Relatos. El título del libro "tiene relación con las mujeres que están cerca, a las que tenemos la fortuna de conocer y que viven en nuestro metro cuadrado", explica el responsable. Un proyecto que se presenta al público este miércoles, 27 de marzo, en la Sede Universitaria de Alicante, a las 20:15 horas, y que se podrá adquirir en las librerías a partir del jueves.

En su actuación dentro del ámbito social, la obra pretende "concienciar a la sociedad sobre lo que les ocurre a nuestros vecinos y, en este caso, a nuestras vecinas", una labor que ayuda a fomentar "la sensibilidad por la convivencia mutua" entre mujeres y hombres. Es por ello que cuando la gente haya leído el libro "va a dedicar más tiempo a la escucha y a entender las situaciones", detalla Cervetto, porque sentencia que "si no nos entendemos estamos condenados a equivocarnos". Por su parte, la obra está compuesta por cinco voces distintas, cada una de las cuales es la responsable de un relato. Cuatro se corresponden con mujeres y la última de ellas, con un hombre, añadiendo también el prólogo a cargo de una sexta mujer, la poeta Esther Abellán.

Aunque los relatos abordan "temáticas variadas y no se encuentran interrelacionados", según aclara el director de la editorial, todos ellos cuentan historias que giran alrededor de la figura femenina. Sin embargo, este hecho no ha impedido incluir el texto de un escritor, ya que "se trata de una lacra que no solamente afecta a las mujeres, sino que el género masculino también debe implicarse", manifiesta el poeta alicantino que participa en el libro, José Luis Rico. Considera, además, que resulta importante que un libro que habla sobre la igualdad de las mujeres incluya a un varón para que la gente pueda ver que los hombres también se preocupan por este problema. 

El escritor demuestra esta preocupación a través del relato El espejo, una historia que versa sobre violencia de género. Según Rico, debido a su deseo de "resaltar el esfuerzo y la valentía de esas mujeres que son capaces de abandonar absolutamente todo su mundo en un momento determinado cuando ven que han llegado a un límite insoportable". Sin embargo, esta no es la única narración que guarda como trasfondo la violencia que sufren las mujeres a manos de ciertos hombres, ya que la poeta ilicitana Helena Vilella también ambienta su relato Es tiempo de vivir dentro de esta situación. 

No obstante, la propia autora asegura que con esta historia no intenta "señalar al agresor o buscar la culpa y la responsabilidad en el otro, sino motivar a la mujer para que se sienta lo suficientemente valerosa y especial como ser humano".Además, Vilella critica el ambiente en el que se educa a las mujeres, "una cultura que nos condiciona al machismo", expresa, por lo que a través de su relato trata de reivindicar "que la mujer se dé valor desde joven, se ame y se ponga siempre como una reina por encima de todas las circunstancia, para que nunca tenga que vivir bajo la presión y la prisión de los malos tratos y la vejación", sentencia.

Otro de los temas que incluye el libro es el que plantea la poeta alicantina Ana Simarro en La protegida de los dioses, una historia que versa sobre un amor imposible. Se encuentra personificado en dos figuras femeninas: la poeta griega Safo, quien vive enamorada de una diosa, producto de la imaginación de Simarro. Un amor no correspondido debido a que "la diosa está dotada de la imposibilidad de sentir amor para evitar así el sufrimiento", explica la alicantina. Por su parte, el relato de la escritora Pepa Navarro se titula Madres e hijas y en él reflexiona sobre "la maternidad llevada al extremo, una que es para siempre", expone la autora de Villena. Y continúa detallando que ha intentado "reflejar a un grupo de mujeres que tienen unas hijas con unas características especiales muy concretas y que no dejan de ser madres nunca, al igual que ninguna mujer deja de ser madre desde que se convierte en una".

Ágora Reix es otra de las escritoras que participa en este proyecto coral con su relato Bifurcado caminar, cuya síntesis trata de "dar a entender una identidad de género por encima de los clichés, desarrollando la igualdad entre personas y dejando el sexo opuesto como extensión de uno mismo", a través de un diálogo que establece con diferentes personajes. Una historia con la finalidad de "abrir la perspectiva o la mente de la gente y hacer caso  a la identidad de género". Afirma que la historia está dotada de "una nota cómica que rompe la narración cuando se vuelve muy reflexiva o picante".

Noticias relacionadas

next
x