Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

proyecto premiado en los premios impulso de la ua

Fych Technologies: a por una planta donde quitar el mal olor del plástico para su reutilización industrial

31/07/2020 - 

ALICANTE. La lucha contra la invasión del plástico en el medio ambiente, uno de los elementos que más tardan en desaparecer y degradarse en el entorno, es uno de los focos donde los departamentos de investigación de la Universidad de Alicante (UA) ponen sus esfuerzos. Varios son los ejemplos de iniciativas dirigidas a eliminar su presencia en el medio, o, al menos, tratar de mejorar el tratamiento y reciclaje de este material. Entre esos ejemplos está el proyecto de Fych Technologies, una firma que busca una solución a los plásticos y que pretende aumentar la demanda de este material reciclado en varios sectores. El equipo de Fych está formado por Andrea Cabanes, Oksana Horodytska y Andrés Fullana y recientemente recibieron uno de los Premios Impulso de la UA, que se traduce en  5.000 euros, más 3.000 euros del Parque Científico de Alicante y mentorización por parte de la Cátedra Germán Bernácer, a cargo de Galán y Asociados. 

En este equipo, el doctor en Ingeniería Química y catedrático de la UA, Andrés Fullana es el director de tesis de la CEO de la startup,  Andrea Cabanes, y de la directora de operaciones, Oksana Horodytska. En breve, Horodytska defenderá su tesis y Cabanes lo hará el año que viene, en un trabajo sobre el reciclado de plásticos. Precisamente, esta empresa y proyecto salió de las tesis de ambas estudiantes. "Empezamos a investigar, en principio, en cómo quitar el olor desagradable de los contenedores de plástico", explica Andrea Cabanes, CEO de Fych Technologies, "cuando se quiere usar un plástico de nuevo en una industria, nadie quiere que huela mal. Por eso ahondamos en métodos para quitar el mal olor y descontaminar los plásticos", aporta Cabanes.

De este modo, tratando de probar métodos se dieron cuenta de que eliminar el olor con vapor de agua funcionaba, porque es capaz de arrastrar las moléculas que causan el mal olor en los residuos de este tipo de material y las destila, dejando el plástico limpio y sin tener que recurrir a ningún elemento tóxico para el proceso. 

Con ello, la idea de Fych Technologies es convertirse en un eslabón más dentro de la cadena de reciclado de plástico. La firma, con instalaciones y una planta adecuadas, se encargaría de recibir los plásticos que determinadas empresas quieran reutilizar antes del proceso de reciclado. Así, se encargarían de limpiarlo y devolverlo sin residuos y listo para el reciclaje y la posterior reutilización para la firma que lo necesitara. Sería un equipo más de tecnología en el reciclado mecánico.

La firma pretende montar esta parte del equipamiento por separado del reciclaje mecánico. Los recicladores mandan el plástico con mal olor y ellos lo devuelven sin olores. De momento solo se suele reciclar los plásticos para materiales que se convertirán en tuberías o contenedores, en usos para jardines o espacios aireados. "Con el avance que proponemos, también podrán usarse los plásticos limpios reciclados en envases de detergente, o de cosméticos. El material aumenta su valor, porque aumentan también los clientes que pueden hacer uso de él", apunta Cabanes. 

Validación

El proyecto de Fych Technologies están en fase de validación. Desde el equipo prevén formar la empresa como tal a finales de año, por cuestiones administrativas. En estos momentos trabajan por validar la tecnología que desarrollan. En este punto son capaces de limpiar algo menos de medio kilogramo de plástico por hora. Quieren mejorar el ritmo para legar a empresas grande que producen plástico nuevo y que quieren reconvertirse y hacer uso de este material reciclado, de calidad. 

A finales de 2020 quieren probar su proceso con empresas interesadas, y conseguir firmas que confíen en ellos para la inversión. También esperan conseguir una ayuda del Consell para una prueba a escala piloto que les permita introducir una máquina especial que les permita trabajar en continuo. Si no consiguen esa financiación pública recurrirán a la financiación privada. "La idea es que de aquí a medio año u ocho meses podamos tener una planta piloto que pueda limpiar de 10 a 20 kilos de plástico por hora", asegura la CEO de Fych Technologies. 

El hecho de conseguir el Premio Impulso de la UA ha supuesto para este equipo una "motivación y también un empujón para adquirir materiales como ordenadores o mobiliario para el plan, un modo de empezar". La siguiente meta será la de validar a nivel piloto su tecnología con el fin de que, en un año más, puedan llevar su proyecto a nivel industrial. 

Noticias relacionadas

next
x