Hoy es 27 de febrero y se habla de

el horizonte para una contrata que integre el bus pedáneo, sigue siendo 2026

Elche tendrá que esperar al Pmome para el bus de alta capacidad, y expectante de 'pescar' el TRAM en pedanías

4/11/2022 - 

ELCHE. Este jueves la concejalía de Movilidad Sostenible daba a conocer la anunciada ampliación de transporte de autobús a las pedanías ilicitanas con las actuales concesionarias. 21 nuevas frecuencias que vienen a paliar parte de los problemas de conexión con el casco urbano y que se ha ido negociando con Subús, La Melillense y Autocaras La Inmaculada. Sin embargo, habrá que seguir esperando para la solución definitiva, que sería que la contrata del bus urbano integrara el servicio las partidas rurales, lo que salvo gran sorpresa, tiene el horizonte en 2026, como contó este diario. Pero además, con los presupuestos autonómicos tocará esperar más allá de 2023 para otros medios de transporte exigidos.

Buses de alta capacidad

A este respecto, sobre el bus de alta capacidad que conectaría con Crevillent y Alicante, no hay partida concreta sobre el mismo en las cuentas autonómicas del próximo año. Sí hay en cambio consignaciones para seguimiento y redacción de líneas de actuación del Plan de Movilidad Metropolitana Sostenible del área de Alicante-Elche (PMoMe) por un valor aproximado de 215.000 euros. La edil del área, Esther Díez, señalaba sobre esta cuestión que "habrá que esperar a que finalice la redacción del plan para que se ponga en marcha el bus de alta capacidad", un proyecto que indica han ido recordando periódicamente a la consellera de Política Territorial, Rebeca Torró. Así pues, aunque se necesariamente se tendría que licitar un estudio y propuesta para poner en marcha este medio, por lo que de ninguna manera iba a estar a corto plazo o el año que viene, es cierto que la partida presupuestaria no especifica a qué se va a destinar.

TRAM al aeropuerto desde Torrevieja... ¿y Elche?

Por otra parte, y dentro del ámbito de las comunicaciones, el presupuesto autonómico también contempla el estudio de una línea de tranvía-tren entre el Aeropuerto Alicante-Elche con Torrevieja por 100.000 euros. Algo que el alcalde Carlos González espera que suponga la conexión con las pedanías de La Marina y El Altet.  De momento hay una partida consignada para el estudio de esa conexión  del aeródromo con Santa Pola, Guardamar, Torrevieja, Orihuela y puede  que El Altet. No obstante, Díez apuntaba a que se instará a la  conselleria a que haya coordinación con el Ayuntamiento cuando se  adjudique el estudio al equipo redactor para la inclusión del municipio  ilicitano en esta línea. Eso sí, en algunas de las pedanías. 

Servicio urbano de bus a las pedanías

Por  último, y sobre el gran quid del transporte interno del casco urbano al  resto de partidas rurales, como otros Ayuntamientos, el ilicitano está  conveniando año a año con las empresas del sector las frecuencias de  concesiones que llevan caducadas años y que nunca ha pagado la  Generalitat, sino la administración local. Un chip que se ha cambiado,  ya que será la conselleria de Política Territorial la que gestiones y  asuma el coste del transporte interterritorial entre municipios, dejando  a los municipios la gestión de su comunicación interna. Mientras que en  los días pasados se han adjudicado ya el transporte de la provincia a València, y de forma muy reciente 'Elx Rodalies' para el Baix Vinalopó y Alicante,  que entrará en servicio el próximo mes, todo apunta a que habrá que  esperar a 2026 para que una contrata municipal ofrezca el servicio en el  casco urbano y con las pedanías.

Aunque  Díez incide de nuevo en que hay una opción de modificación de la actual  contrata, posible porque ya se ha incluido por ejemplo el servicio de  conexión al AVE, la futura Línea M o la puesta en marcha de la electrolinera, traslada la responsabilidad a  Contratación. Sería esta quien debería decidir, aunque por la carestía  del servicio (actualmente, son más de 700.000 euros anuales el servicio con las concesiones mencionadas),  es complicado que salga adelante. Máxime habiendo elecciones a medio  año y otras prioridades de contratos públicos por delante. La concejal  apunta en cualquier caso habría que empezar a trabajar ese futuro  contrato, quizá con lotes diferenciados para uno u otro servicio, en  2024, para tenerlo listo cuando expire la contrata, en 2026. Por tanto,  un horizonte, el de 2024, 'corto' y con unas elecciones de por medio,  por lo que previsiblemente se agotará el servicio que se presta  actualmente. 

Noticias relacionadas

next
x