X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Aarón Galindo, ex del Hércules, cuelga las botas

6/01/2019 - 

MÉXICO (EFE). El defensa mexicano Aarón Galindo, que militó en el Toledo y el Hércules, anunció hoy su retirada como futbolista tras 16 años con algunas cuentas pendientes como la aclaración del asunto de dopaje en el 2005.

Jugando para Cruz Azul Galindo se vio envuelto en el problema de dopaje en plena Copa Confederaciones Alemania 2005 junto a su compañero Salvador Carmona, lo que le costó la suspensión de un año.

"Es una mancha que queda en mi carrera. En lo personal no me queda hacerme la víctima porque tomé decisiones equivocadas, en vez de hundirme decidí seguir mi camino, en un futuro se sabrán más detalles de este episodio, pero estoy orgulloso de que a pesar de eso pude jugar en Europa y hacerme de un prestigio", señaló

Tras ese capítulo en su trayectoria, jugó en el Hércules de Alicante en 2006, pasó por Grasshoppers de Suiza, Eintracht Frankfurt, donde se hizo de la titularidad, aunque una oferta de Chivas le hizo volver a México en el 2009.

"Me hubiera gustado irme de Cruz Azul de otra forma. A este equipo en particular le tengo mucho cariño porque me permitió ser jugador profesional de fútbol y a los 23 años, con muchas ilusiones, pero un problema de dopaje encima me fui de manera poco elegante. Tuve que ir a España sin ninguna garantía a ganarme un lugar, de eso me siento orgulloso", dijo.

Galindo fue un defensor con clase y buen toque de balón, sobre todo a la hora de salir desde la zona baja, cualidades que gustaban al entrenador argentino Ricardo La Volpe quien lo subió a la selección mexicana en 2004, sin embargo no jugó ninguna Copa Mundial.

"Estuve muchas veces a la puerta de un Mundial, participé en eliminatorias y por circunstancias nunca se dio, fue lo que me faltó. Futbolísticamente tuve momentos buenos, seguí todos los procesos en selecciones, jugué Confederaciones, fui a Europa y me gané un lugar de la nada cuando no tenía nombre ni reputación, me aceptaron y aplaudieron. No me arrepiento de nada", concluyó.

Galindo, quien cuenta en su palmarés con un título de liga en México con el Santos en 2012, terminó su carrera en el Toledo de la Segunda B de la liga española y de inmediato arrancó en agosto con los estudios pertinentes para ser entrenador y administrar empresas deportivas en la escuela del Real Madrid.

Noticias relacionadas

next
x