X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Deshonestidad y mal compañerismo

27/11/2018 - 

ELCHE. El Elche-Albacete queda cada vez más alejado en el tiempo, pero mi cabreo perdura. Ya os podéis imaginar por qué. Y seguro que otros estáis como yo. A la acción del gol de Acuña con la mano le doy mayor trascendencia que lo estrictamente futbolístico. También lo relaciono con la sociedad actual y la vida. Entiendo que es una competición en la que todos nos jugamos mucho (incluyo a la prensa), pero nada debe justificar la deshonestidad y el mal compañerismo del delantero paraguayo en el Martínez Valero.

Se habla del 'Fair Play', jugar limpio y respetar al rival, pero me callo que he marcado un gol ilegal. Me indigna mucho, y pensaría de forma similar si el Elche realizara esta acción. Tendría guasa que el Albacete diera esta semana una charla a niños sobre cómo comportarse en un campo de fútbol. Y ya si invitan a Acuña, para partirse de risa. ¿De qué me sirve que te disculpes tras un tanto con la mano que me cuesta una derrota y entrar en descenso? Hasta lo empeora.

Mi enfado se incrementa cuando leo justificaciones a una acción que incumple las reglas. Una "pillería". ¿Pillería que celebras si es a tu favor y vergonzosa que te indigna si es en tu contra? Menos hipocresía, por favor. Y si me demuestran que es un gol ilegal, hablo de un penalti con expulsión no señalado (lo era). Esto parece el PP y el PSOE echándose en cara casos de corrupción. Obvio, e incluso aplaudo lo que me beneficia y resalto lo que me perjudica. Me parece una actitud lamentable.

Aunque claro, vivimos en una sociedad en la que hay quien relaciona ser honrado con ser tonto ¿Tan terrible y motivo de mofa, e incluso insulto, sería que un futbolista admitiera que marcó un gol con la mano? Yo he visto a Miroslav Klose decirle al árbitro que anulara el gol que le concedió por meterlo con la mano. Con perspectiva, ¿seguro que no habría aficionados del Elche que llamarían "imbécil" a un jugador de su equipo si imitara a Klose? Tristemente, seguro que un nutrido grupo. Luego

queremos educar a los niños para que sean personas íntegras y exigimos limpieza a los partidos políticos.

A Pacheta se le podrá achacar que tuvo poca autocrítica con el juego ofensivo del Elche, pero dejó sentencias claras en rueda de prensa. Un árbitro te puede expulsar si protestas una acción en la que llevas razón. Una jugada tramposa, un error tangible de un colegiado (ya son varios) te puede dejar sin puesto de trabajo. ¿No es gravísimo? Ya no sólo hablo en clave franjiverde, sino en el fútbol en general.

El videoarbitraje (VAR) es lo mejor que le ha pasado a este deporte en décadas. Pongo la justicia un millón de veces por encima que el espectáculo. Hay mucho en juego. La diferencia entre categorías es muy notoria en el aspecto económico. La competición es muy igualada y un punto perdido por un error arbitral te puede costar un descenso, aunque tienes 42 jornadas para conseguir el objetivo.

Pero más allá de polémicas arbitrales, como ya han dicho varios, que los árboles tampoco nos impidan ver todo el bosque. El Elche también perdió por su incapacidad para igualar un marcador con 74 minutos por delante, 49 con superioridad numérica. Ya sea por falta de recursos atacantes, mal planteamiento o el excelente nivel defensivo del Albacete.

Un punto de los doce últimos ha metido al equipo ilicitano en puestos de descenso. 351 minutos sin marcar. Hay necesidad de soluciones, aunque quedan meses de Liga por delante. Todos los contrincantes de las seis últimas jornadas de la primera vuelta están por debajo del décimo puesto. A pesar de las adversidades, plantilla y cuerpo técnico deben levantarse del enésimo golpe duro para seguir en la pelea. Próximo objetivo: #GanarAlCórdoba.

Noticias relacionadas

next