entrevista con el senador y presidente del PP de elche

Pablo Ruz: "Los resultados del 10N confirman la apuesta del partido por Carlos Mazón en la Diputación"

18/11/2019 - 

ELCHE. Pablo Ruiz Villanueva (1983) se convirtió el pasado domingo 10 de noviembre en el senador más votado de la provincia de Alicante. Además de ello, es el presidente del PP de Elche y uno de los políticos jóvenes por los que ha apostado Pablo Casado para la renovación del PP de la provincia de Alicante. Días después de las elecciones, Ruz hace balance de los resultados electorales; de cómo se encuentra el partido tras el relevo en la presidencia y cuál de debe ser el camino para afrontar el futuro.

-Después de los resultados del 10N, ¿da por recuperado al PP con opciones de volver a la Moncloa?

-Hemos sido el partido que más parlamentarios ha subido, tanto en el Senado como en el Congreso. Hemos ganado muchas provincias; hemos recuperado la representación en el País Vasco. Esto es un motivo de esperanza, que avala a Pablo Casado, y que indica que la línea que estamos siguiendo en los últimos meses es la adecuada. Triunfalismo, ninguno, máxime teniendo en cuenta el pacto de preacuerdo entre Podemos y el PSOE. Tenemos claro que nosotros sí que vamos a ser el dique de contención ante esta locura de Gobierno, con neocomunistas, que no tiene parangón en toda Europa. Desde la moderada satisfacción, hay que asumir que tenemos una tarea pendiente importante. Y esto demuestra que la idea de España Suma era la correcta. De haber ido juntos con Ciudadanos, el PP tendría 116 diputados, Vox 47 y el PSOE, 112. Esto demuestra que el centro derecha sólo tendrá opciones reales de volver al Gobierno de la nación si va unido. Todo lo demás, es permitir que Pedro Sánchez siga en Moncloa.

-Ahora, con la debacle de Ciudadanos, ¿esa operación es más fácil?

-El bajonazo de Ciudadanos tiene una explicación muy clara: no aceptaron ese gran pacto patriótico que era España Suma. Ahora, con los resultados del domingo, sólo hay una alternativa, que es que tenemos que estar unidos, y deben aceptar un planteamiento como éste.

-Hay gente del PP que plantea que se incorporen en el partido…

-Cuando planteamos la idea de España Suma, ambos partidos debían prescindir de sus siglas. Fuimos generosos; la generosidad se tiene que ejercer…

-¿Y un Vox tan crecido es una dificultad para el PP?

-Vox es el resultado de tres cosas. La primera, de un alentamiento de la izquierda y de sus afines que pensaban que de esta manera taponaban la subida del PP; en segundo lugar, ha sido fruto de la estrategia del señor (Iván) Redondo y de Pedro Sánchez, con el circo que se inició el 28 de abril para darle alas a Vox; y el tercero, el auge de Vox es el auge de una formación nueva, que no tiene nada perder y que no ha estado en las instituciones y puede permitirse decir lo que dice a sabiendas que muchas de las cosas son materialmente imposibles de materializar. ¿Qué sí puede taponar el crecimiento del PP? Creo que son dos discursos totalmente diferentes; de hecho, el centro es una actitud, no una ideología política, y el PP lo está ocupando, que permite mirar a derecha, que es Vox, y a la izquierda, que es Ciudadanos. Cada uno en su sitio, cada uno en su ámbito; no podemos jugar a imitar a Vox porque si imitas algo, la gente se queda con el original.

-En la Comunitat Valenciana, sólo se ha crecido un diputado. ¿Esperaba más?

-El resultado ha sido positivo porque hemos crecido en porcentaje, sobre todo, en la provincia de Alicante, donde hemos subido cuatro puntos. Y en el Senado, hemos ganado; el 28A, el PP quedó en cuarta posición; ahora mismo los dos senadores electos del PP han ganado con un porcentaje de 32%. Lo cual demuestra que el PP tiene un futuro prometedor, y los resultados de Alicante dan fe de ello. Y estos resultados avalan a Pablo Casado y Carlos Mazón al frente de la Diputación de Alicante.

-¿Este nuevo poder se debería traducir en los ámbitos del poder orgánico?

-Lo que tienen que hacer los partidos es dejarse de mirar al ombligo. Hay que entender que la situación es de tanta emergencia que debemos dejar las cuestiones internas; estar unidos y sin fisuras, con un discurso unívoco y con un objetivo que es hacer Pablo Casado presidente del Gobierno. Todo lo demás son interferencias que no benefician a nadie. Cuando realmente esté despejada la situación en Madrid a nivel nacional, y veamos que Pablo Casado puede se presidente del Gobierno, entonces se podrán abrir otros debates.

-Entiende que el debate va a acabar produciéndose. ¿Será Carlos Mazón el presidente provincial del PP?

-El futuro de la provincia de Alicante pasa por Carlos Mazón…por los que actualmente están en las instituciones públicas, los que evidencian que saben gestionar mejor que nadie. Ahora, ese debate queda en un segundo plano. Ahora el debate es impedir que se produzca el Gobierno que se puede producir.

-Pero debería haber retoques en la estructura provincial….

-Creo que esos cambios ya se han hecho, con normalidad y naturalidad. Eso es lo bueno. Dimitió Pepe Císcar como presidente provincial y ha habido un proceso de normalidad…y es lo que al final se terminará imponiendo, pero sin rupturas, pues si nos enfrentamos o rompemos por otras cosas, le hacemos un favor a la izquierda. Y no estamos para ello.

-Ha hablado de las instituciones que gobierna el PP. En muchas, sus gobiernos están sustentados por Ciudadanos. ¿Teme un cambio de postura de la formación naranja?

-No lo temo. Espero que Ciudadanos tome nota y que asuma que si siguen con la línea que han seguido hasta ahora, se van a volver a equivocar. El problema es que no se equivocan ellos, se equivocan todo el constitucionalismo. Y ejemplo lo tenemos en Elche. No soy alcalde de Elche porque Ciudadanos cometió el error de cambiar el candidato a falta de dos meses de las elecciones. Fue un error, y costó la Alcaldía porque Pablo Ruz tiene los mismos resultados que Luis Barcala en Alicante…Fruto de esas decisiones erráticas, torpes, ahora estamos en lo que estamos en lo local y en lo nacional. El rumbo es la unidad.

-¿Y pactar en el futuro con Vox es problema o no? Algunas voces dicen que a Vox hay que hacerle un cordón sanitario…

-Y esas mismas voces dicen que pactar con Podemos es una oportunidad para la democracia. O todos, o ninguno. Pactar con Vox no es un problema porque Vox es un partido constitucionalista. Hay muchas cosas de Vox que no me gustan, y que no comparto. Entiendo y asumo que hay afirmaciones de Podemos que no gustarán al PSOE, y así y todo forman gobierno con el aplauso mediático de la izquierda. Y tan legítimo es un pacto, como el otro.

Noticias relacionadas

next
x