X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

leyendas del rock, del 7 al 10 de agosto, en villena

Óscar Sancho (Lujuria): “Es difícil levantar al público el último día a última hora y lo hacemos”

8/08/2019 - 

VILLENA. Como diría una canción de Thin Lizzy: los chicos están de vuelta en el pueblo (The boys are back in town). El rock vuelve a su casa, después de unos primeros meses de incertidumbre, donde incluso se llegó a rumorear el cambio de emplazamiento a Benidorm. Leyendas del Rock se queda en casa, en Villena, en lo que serán cuatro días llenos de buena música y mejor ambiente, los días 7, 8, 9 y 10 en el polideportivo municipal, con bandas del nivel de los powermetaleros Avantasia, los australianos Airbourne o los argentinos Rata Blanca.

En su interés de seguir apoyando a bandas nacionales -como todo festival debería hacer-, Morphium, grupo catalán con una puesta en escena asombrosa, actuará por primera vez después de haber editado tres discos. “Estábamos apalabrados para 2020, se cayó una banda internacional este año y nos llamaron a nosotros. Siempre es una buena sorpresa”, comenta su frontman, Alex Bace. El combo está muy cerca de publicar nuevo álbum, tal vez por ello era más lógico que actuaran en la próxima edición, aunque tener a un grupo de su nivel es una gran apuesta. “Llegará en unos meses (el disco) y tenemos muchas ganas de desvelar más. Morphium se caracteriza por realizar canciones dispares y de calidad. Podéis esperaros cualquier cosa que os sorprenda, no nos limitamos”, resalta Bace.

Seguro que los catalanes darán un bolo a la altura, ya que no son nuevos en estas lides; han girado por China, Rusia o México, algo que avala un directo potente. “Tenemos muy buenos recuerdos en cada uno de los países, pero México guarda un lugar especial en nuestros corazones. Era la primera vez que estábamos en la otra punta del mundo haciendo lo que más nos gusta y, por primera vez también, nuestro trabajo era reconocido por un gran número de público. Hablamos de 2011 y seguimos recordándolo con mucho cariño”, apunta el vocalista.

También habrá una buena ración de rock de la casa, con Mind Driller como exponente. Desde Valencia llegarán Uzzhuaïa, y desde Castellón, Dry River, una muestra de cada provincia que servirá para seguir apuntalando la enorme calidad con la que cuentan los grupos locales. Ángel Belinchón, voz de Dry River  habla de la calidad de nuestras bandas: “Siempre ha habido y siempre habrá buena música en la Comunidad Valenciana. No creo que haya un boom ni nada de eso, es simplemente cuestión de lógica”, comenta. “La música es una parte muy importante de la cultura en Castellón, Valencia y Alicante y es normal que los grupos de la Comunitat se ganen buenos sitios en festivales y demás”. Y lo dice con autoridad, pues actuaron en el pasado Rock The Coast, junto a Scorpions o Europe.

Dry River tiene claro que en su concierto la gente disfrutará de lo lindo: “Un festival es una fiesta donde nos juntamos gente diversa, pero con una cosa en común, el amor por un determinado tipo de música y una manera de entender la diversión. Nosotros vamos a hacer nuestra parte, un show divertido y con notas a granel”, sentencia Belinchón. Los festivales de música tienen algo especial, que atrae a la gente, pues de otro modo no se reproducirían como setas. “Compartes backstage con otros grupos que admiras, te encuentras con fans que has conocido en los conciertos de la gira por salas, lo mismo te viene uno de Sevilla que otro de Bilbao y están todos ahí junticos, celebrando la música contigo. Es una pasada”, comenta con alegría. Por desgracia, en el reparto de horas Dry River no ha tenido suerte, ya que comenzarán a las 1:55 y terminarán a las 2:45 horas. Y, tras ellos, en el mismo lugar aparecerá Uzzhuaïa. “Por el horario que tenemos, la verdad es que poco vamos a poder ver… pero no importa. Nos gustaría echarles un ojo a Avatar, por ejemplo, a ver si nos viene bien hacerlo. Luego hay como un millón de bandas que nos encantan. Es un festivalazo”, responde Belichón.

El Leyendas del Rock, aparte de ser un referente en lo musical, es uno de los pocos festivales donde el sentimiento por el rock se vuelve más patente. Una de las bandas más longevas en el evento es Lujuria, además de Warcry -que ha tocado en todas las ediciones-. Lujuria ha actuado en todas menos en una, la primera. En esa seminal ocasión, su vocalista, Óscar Sancho, hizo de maestro de ceremonias. “Un presentador debe ser el dinamizador del peor rato de un festival, el espacio sin actuaciones entre grupo y grupo”, explica Sancho. “Lo que pasa es que ahora mismo, raro es el festival que no tiene más de un escenario y ya nunca existen espacios muertos. Cuando no hay actuación en un escenario la hay en otro. También aumenta cada vez más el número de espacios para pasar un buen rato: buenas e interesantes tiendas, garitos de todo tipo de comidas y bebidas y hasta piscina tiene el Leyendas, por lo que ya no sería tan necesario, entiendo yo”, dice.

Los presentadores de festivales han pasado a la historia. Resulta difícil encontrar ahora un concierto con esa figura. “Además un festival con varios días y muchas horas supone casi una maratón si lo hace un solo presentador. Bien hecha es una gran labor, mal hecha hasta desluce un festival. Ahora, con varios escenarios, otros espacios, pantallas, música, igual es una figura algo obsoleta”, apunta. Lujuria es, quizás, el grupo que mejor conoce el festival, no solo porque haya participado en casi todas las ediciones, sino por contar con el honor de cerrarlo con su actuación, todo un clásico ya. “La idea surgió sin premeditación alguna, cerramos el Leyendas en 2015 (era la segunda vez que lo hacíamos) y a la organización le gustó el resultado. Es difícil levantar al público el último día a última hora pero parece que lo conseguimos”, recuerda.

“Entonces, llegó la propuesta de cerrar el Leyendas en adelante y hablamos de que, en ese caso, habría que hacer algo que representase el espíritu del festival, que no es otro que apoyar el rock de este país”, añade. La esencia del Leyendas impregna a todo el festival, que se siente en el camping y a pie de escenario. Gente que espera todo el año para reencontrarse con su música y con sus amigos: “Ese apoyo se traduce en potenciar el futuro y fomentar el respeto al pasado. Para el fomento del futuro nació el concurso Tócate una con Lujuria en el Leyendas, en virtud del cual el grupo ganador sube al escenario en mitad de nuestro show, nosotros le dejamos todo nuestro material, instrumentos incluidos, y ellos se dan a conocer tocando un tema en el escenario principal y cerrando el Leyendas. El respeto al pasado lo materializamos invitando a una leyenda de nuestro rock que no haya pisado el escenario de este festival”, comenta.

“Empezamos con Flores Hernández, del mítico grupo Eva Rock, quien fue la sensación en el festival que dio origen a todo, el de Burgos del 75, al que bautizaron como la invasión de la cochambre, intentando parar lo imparable: el rock y la libertad para este país. Uníamos así el inicio de todo (Burgos 75) con el festival bandera de nuestro país, el Leyendas. Desde entonces, nos han acompañado figuras como Joana Amaro, del grupo Amaro (la voz femenina del rock en Cataluña), y Félix Bustillo, del grupo Zeus, rindiendo homenaje, además, a su compañero fallecido ese año (2018) de Zeus, Giovanni”, señala el segoviano. El Leyendas no solo es música, también es pasión y amor ella. Keep on rockin!.

Noticias relacionadas

next
x