Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

FESTIVAL DE CINE DE L'ALFÀS DEL PI

Luis Larrodera: "Mantenemos la seña de identidad de las 30 ediciones, que es el cine de calidad"

5/07/2019 - 

L'ALFÀS DEL PI. "Alicante es un sitio privilegiado, porque lo tienes todo: si miras hacia un lado está el mar y si miras hacia el otro, la montaña. Además, cuenta con unas condiciones climatológicas excepcionales". Sin atribuirla a un panorama en concreto, esta definición encaja de manera indudable con la terreta. Aunque, en esta ocasión, es el contexto audiovisual el que deja bastante claro que Alicante constituye una provincia muy cinematográfica. Una opinión que tiene presente el nuevo director del Festival de Cine de l'Alfàs del Pi, Luis Larrodera, quien ha cogido las riendas de este evento tras la marcha de Juan Luis Iborra, fundador y anterior director. Un nuevo proyecto que Larrodera recibe "con mucha ilusión y con mucho agradecimiento por poder vivir esta experiencia", declara. Pero aunque Iborra haya pasado el testigo, la nueva dirección tiene clara la orientación del Festival, el cual se celebra del 5 al 14 de julio: "En esta edición mantenemos las señas de identidad de las 30 ediciones anteriores, que es el cine de calidad", garantiza.

Un festival que mantiene los valores, pero que incluye algunas novedades, como la suma de una nueva sede a las tres con las que ya contaba anteriormente: "Hemos añadido el escenario de las Escuelas Viejas, que nos ha parecido perfecto para realizar proyecciones cinematográficas y espectáculos que forman parte de las actividades paralelas", justifica el recién aterrizado Larrodera. Previa a la ampliación del mismo, el Festival ya contaba con otros tres puntos: "El Cine Roma, que cumple 40 años y lo celebramos con la proyección de Roma, por lo que lo hemos denominado Roma en el Cine Roma, la celebración del cine en mayúscula y nuestro particular homenaje". Otra de las sedes célebres es la Casa de Cultura, que servirá como "escenario de la gala inaugural del sábado 6, la cual presenta Álex O'Dogherty y, además, es el lugar donde se proyecta la sección oficial, los cortometrajes valencianos, los locales...", comenta el también actor y humorista. La tercera es una localización muy estival, ya que se encuentra al aire libre, aprovechando la playa del Albir, "un lugar privilegiado que hemos convertido en un improvisado cine", apunta.

Este evento del municipio de la Marina Baixa sigue siendo "unos de los festivales que más dinero reparte dentro del palmarés: 7.500 euros", se enorgullece Larrodera, en una sección de cortometrajes a concurso en la que compiten 20 producciones, "todas ellas españolas", escogidas de entre las 945 que se presentaron. La cifra representa un 2% del total de trabajos audiovisuales recibidos, "un porcentaje que tiene que ir en proporción al tiempo real para poderlos degustar", argumenta. Con una producción tan elevada de material cinematográfico, escoger esta veintena en concreto se basa en el juicio de "un comité de selección compuesto por varias personas con una formación, conocimiento y criterio cinematográfico indudable, cada uno con un estilo, lo que ha permitido que la selección sea muy rica, ya que se han valorado distintos puntos de vista", explica.

Cinco de estos cortometrajes optarán al premio especial al cine dirigido por mujeres, mientras que el corto ganador de los 20 tendrá la oportunidad de competir en los Premios Goya en la categoría Mejor Cortometraje Nacional de Ficción, debido a que la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España ha decidido que este festival de cine intervenga en la preselección. Aunque esta sección pueda considerarse como el plato principal del evento, el menú completo es digno de resaltar, ya que también se va a preestrenar la película sobre la matanza de Utoya, en un municipio como Alfàs del Pi, que cuenta con una gran comunidad noruega: "Estamos muy felices de haber conseguido que Utoya se estrene aquí antes. Poder contar con esta película que formo parte del Festival de Cine de Berlín nos parece todo un acontecimiento que se va a tratar con mucho cariño", exterioriza el director. Y, además, recuerda que "la relación de Alfàs del Pi con la comunidad noruega es la que todo el mundo ya conoce: es el núcleo urbano, fuera del propio país, con más población noruega del mundo, después de Londres".

Sin embargo, aunque el leitmotiv del Festival sea el cine, también existe programación más allá, "porque el Festival sale mucho a la calle: tenemos baile, conciertos, magia, música... Es decir, el evento se refuerza en cuanto a las actividades paralelas y sale hacia fuera con un contenido familiar y para todo el público", sostiene Larrodera. Con la trayectoria que acumula, en esta XXXI edición se espera "estar a la altura de lo que le ha traído y colocado en la posición que tiene. Y, a partir de ahí, si podemos aportar alguna cosa nueva y algo que ayude a crecer, estupendo", valora Larrodera. Un festival en el que el propio "pueblo se vuelca, lo siente como algo muy suyo y le gusta participar de todo. Y te das cuenta de que no solo en Alfàs del Pi, sino que en Alicante es un evento muy querido, al igual que en la Comunitat", considera. Este templo del audiovisual seguirá con aspiraciones de mantenerse y crecer, y con la misión de promocionar el cine con denominación española, que goza de muy buena salud: "Si hemos recibido 945 lo único que se puede decir es que el pulmón está funcionando a pleno rendimiento", confirma el nuevo director.

Noticias relacionadas

next
x