Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

SOCIALMENTE INQUIETO / OPINIÓN

¿Cuántas veces el Rey Juan Carlos visitó Alicante?

10/08/2020 - 

Es unánime la apreciación que el Rey Juan Carlos fue el mejor embajador que ha tenido España en su historia. Abrió puertas, situó a España en el mundo. Es el “padre de la actual democracia española” en palabras del periodista Fernando Jáuregui. Consiguió pasar de la dictadura de Franco a la democracia sin derramamiento de sangre, desmontando el aparato del Estado franquista desde el poder, de la ley a través de la ley como decía Torcuato Fernández-Miranda, un aliado del Rey en esta tesitura. “Fue el motor del cambio. Recibió todos los poderes de la Dictadura y supo renunciar a ellos para que el pueblo español pudiera ejercer la plena soberanía”, en palabras de Jose María Ansón.

Si fue un excelente embajador fuera de nuestras fronteras, también fue un gran relaciones públicas por todas las tierras de España por su cercanía y su carácter campechano, queriendo conocer las inquietudes y necesidades del pueblo español para proponer soluciones a través del Gobierno de turno.

Alicante lo visitó en reiteradas ocasiones como Príncipe y como Rey. Muchas de esas visitas las retrató el fotógrafo Perfecto Arjones, quien guarda en imágenes una verdadera memoria histórica de aquellos años. Muchos fueron los ambientes sociales, económicos. culturales, que visitó Don Juan Carlos y en todos ellos generaba un interés mutuo. Permitan que cite sólo algunas de ellas. La primera fue en 1958. Era cadete de la Academia General del Aire de San Javier en Murcia. Junto con otros cadetes, compañeros de esa Academia, pasaron unos días en Alicante y se alojaron en el hotel Carlton. Don Juan Carlos hizo visitas protocolarias, entre ellas al Ayuntamiento de Alicante, y le organizaron algunas fiestas en las que disfrutar de su juventud (entonces tenía 20 años).

Tuvieron que pasar 7 años para verlo de nuevo por tierras alicantinas, fue en febrero de 1965. Durante varios días visitó fábricas en Elche, Crevillente, Ibi y Alicante. Quería conocer el tejido industrial de la provincia representada en las empresas que visitó. Después estuvo en Alicante en junio de 1974 para participar en la regata Palma de Mallorca-Alicante (ya designado heredero a título de Rey por mandato de Franco). El deporte náutico de la vela es una de sus pasiones. Llegaron de madrugada al Real Club de Regatas de Alicante a bordo del Shere-Khan, después de 34 horas de navegación. Lo recibieron el Gobernador Civil, el Alcalde de Alicante, el Presidente del Club de Regatas citado, junto con otras autoridades. El 22 de ese mes vino de Madrid para hacer la travesía Alicante-Palma de Mallorca de esa regata.

Volvió ya como Rey de España el 3 de diciembre de 1976 acompañado de la Reina Sofía. Visitaron durante varios días Dénia, Alcoy, Elda, Petrer, Elche y Alicante, pasando también por las localidades de Monforte del Cid, Monóvar, Novelda y Aspe. En Elche, asistieron al bautismo de una palmera en el Huerto del Cura que le habían puesto el nombre de Rey Juan Carlos. En la capital de la provincia asistieron a una recepción en el Ayuntamiento de Alicante con salida al balcón principal donde fueron ovacionados por una gran multitud de alicantinos. También tuvieron una reunión de trabajo en la Diputación de Alicante, después visitaron la Concatedral de San Nicolás en la que rezaron a la Virgen del Remedio, patrona de la ciudad. Finalmente, en una recepción en el Castillo Santa Bárbara, pudieron disfrutar de productos de la tierra: langostinos y cigalas de Guardamar, arroz a banda de Alicante, turrón de Jijona, peladillas y piñones de Alcoy, pasas de Dénia, almendras de Villajoyosa, dátiles del Elche, naranjas de Orihuela, manzanas de Villena, para terminar con un café granizado. Volvieron a Madrid cargados de buenas sensaciones y aclamados por el pueblo alicantino. Regresaron, esta vez con las Infantas, en 1983 asistiendo a la ampliación del aeropuerto de El Altet y de una residencia sanitaria en Elda, así como la renovación del Real Liceo Casino de Alicante y a la entrega – por las Infantas Elena y Cristina – de las banderas de combate a las fragatas que llevan su nombre y que estaban atracadas ese día en el puerto de Alicante.

Hubo otras visitas: 1994; 1995; 1997; 1999; el 2 de junio de 2000, en el que Alicante fue la sede del Día de las Fuerzas Armadas con un espectacular desfile en el que participaron dos mil soldados, que pude disfrutar desde la Tribuna de invitados en la plaza del Mar; 2004: el rey Juan Carlos presidió los actos de celebración del décimo aniversario de la OAMI; 2005; en 2008 el Rey Juan Carlos visitó tres veces Alicante: el 18 de mayo visitó en el puerto al equipo español de vela que iba a participar en la regata de la Volvo Ocean Race que saldría desde Alicante unos meses después, el 9 de octubre presidieron la entrega de los Premios Rey Jaime I celebrado en el castillo Santa Bárbara y el 11 de octubre el Rey participó de la salida de la citada regata de la vuelta al mundo a vela; …

Después de su abdicación (19 de junio de 2014) el Rey Juan Carlos visitó Alicante en la última salida de la regata Volvo Ocean Race (2017). Quizá esta haya sido su última visita oficial a Alicante.

Desde niño Don Juan Carlos fue educado para que su vida estuviera volcada al servicio de los españoles, como así ha sido, y su última decisión de residir fuera de España así lo demuestra. Esta decisión – polémica para algunos y acertada para otros –, no es una huida (no está procesado ni en España, ni en ningún otro país), ni es un exilio – no tiene motivos para solicitarlo -, ni se esconde de nada ni de nadie, estando en contacto permanente con la justicia si hace falta para aclarar todo lo que le soliciten en el caso de necesitarlo. El Gobierno de España, Casa Real y el Rey Felipe VI negociaron esta decisión con Don Juan Carlos y conocen su paradero.

Una vez más, el Rey Juan Carlos ha hecho un nuevo y enorme sacrificio de servicio: residir – momentáneamente - fuera de España. Esta decisión, avalada por el Gobierno de Pedro Sánchez, se toma para separar los designios de Don Juan Carlos con los del actual Rey Felipe VI, porque suponen que si se ataca al Rey Emérito por actos de su vida privada por parte de podemistas e independentistas, no se hace al actual Rey. Piensan que así se fortalece la Monarquía en España, además de consolidar el reinado de Felipe VI. Parece un poco enrevesado, el tiempo dirá si ha sido una decisión acertada. Y mientras el recuerdo de Don Juan Carlos en Alicante es grande por lo que será bienvenido si vuelve por esta tierra.

Noticias relacionadas

next
x