Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

EL DESFILE DE ÁGATHA RUIZ DE LA PRADA INAUGURA 'ALICANTE FASHION WEEK'

Cósima Ramírez: "La marca está rodeada por una excitación positiva, que no siempre se ve en moda"

3/10/2019 - 

ALICANTE. Chandalismo conjugado con la paleta de colores en su totalidad de registro. Una mezcla rompedora, arriesgada, que sigue innovando pero que, a su vez, se mantiene fiel a los pantones del arco iris. Amarillo, verde, rojo, fucsia y el resto de compañía que identifican sin titubear los diseños de Ágatha Ruiz de la Prada, la marca que ayer miércoles 2 de octubre vistió el Hall del Edificio Séneca para convertirse en el desfile inaugural de la V edición de Alicante Fashion Week. En este quinto aniversario, el evento pretende rendir homenaje a los diseñadores y diseñadoras que apostaron por la pasarela en sus inicios en el año 2015, entre los que se encuentran nombres como el de Ágatha Ruiz de la Prada: "Yo misma estuve en esa primera edición de Alicante Fashion Week", manifiesta Cósima Ramírez, embajadora de la marca e hija de la diseñadora. "Es una gozada ver todo lo que ha evolucionado el evento. Se nota que ha habido una buena organización y que la ciudad se ha volcado con el proyecto. En las puertas hay muchísima gente esperando, lo que denota movimiento y que existe interés y pasión por la moda", interpreta.

No se trata de Milán ni de París ni de Nueva York, ni siquiera de Madrid, pero la moda no se le resiste a esta ciudad a orillas del Mediterráneo. Pese a que Alicante Fashion Week constituye una pasarela que todavía no está consagrada, sigue creciendo para hacerse un nombre en la industria de la moda, tanto que Cósima Ramírez la define "bastante potente ya y todavía con mucho potencial. Justo este tipo de pasarelas son las interesantes, porque todavía se pueden orientar hacia muchos lados". La encargada de relaciones internacionales de la marca no olvida sus inicios aquí, en una ciudad en la que "desde aquel día que vinimos por primera vez hace cinco años hemos hecho muchísimos amigos y nos han salido otros proyectos", rememora.

La colección que desfiló por el vestíbulo de la antigua Estación de Autobuses no escaseó en estimulación visual para el público a través de todos sus "colores alegres y chillones", los tilda Cósima, quien describe el hilo conductor de estos diseños de Primavera-Verano 2020 como "un chandalismo que nos hemos tomado bastante a corazón. Otra cosa importante y divertida de la pasarela es que aparecen varias telas africanas hipercoloristas que traje yo de un viaje a Kenia hace exactamente un año. Nos molaron mucho y las hemos adaptado a chándales".

Desde que la diseñadora y empresaria Ágatha Ruiz de la Prada fundara la marca homónima en los años ochenta, la firma siempre se ha caracterizado por ser divertida, colorida, arriesgada, pero también por seguir las últimas tendencias. Unos valores que siguen vivos tras más de 30 años: "La marca tiene dentro de su adn un vínculo muy fuerte con el arte, algo que tenemos la suerte de mantener, porque resulta difícil adaptarse al mercado y no elaborar una cosa muy comercial. Ese es el dilema creativo constante con el que yo vivo, el de intentar hacer cosas que la gente quiera pero, a la vez, proponer u obligar a ponerse algo que tú quieres que se pongan", explica la embajadora. Ella misma cuenta que luchó "muchísimo por crear las zapatillas de plataforma (Zapatillas Cósmicas) que son, de hecho, alicantinas, del fabricante Xyon RevolutionEsta marca creyó en mí desde el principio y me animó a lanzarme a crear algo muy heavy. Y ahora resulta que todo el mundo las quiere; han creado bastante morbo, bastante sensación. Prueba de la calidad es que yo no me las quito. Incluso me las llevé a un concierto de las Spice Girls y ahí sí que causaron furor", menciona animada.

"La marca está rodeada de una excitación positiva y de bastante felicidad, que no es necesariamente lo que se ve siempre en la moda. Para mí, esos son valores que me vienen bastante interiorizados y por los que me siento súper feliz", confiesa Cósima el orgullo que supone para ella trabajar como embajadora de la firma. "Hay ciertos valores y cierta sinergia que tiene la marca que se transmite, se ve, y que es muy pegadiza", concluye.

Alicante Fashion Week se celebrará hasta el domingo 6 de octubre con desfiles de hasta 24 colecciones de prendas y accesorios de diseñadores emergentes y consagrados, tanto del ámbito nacional como del panorama internacional. Además de las pasarelas como eje central, el evento también organiza conferencias, talleres, la fiesta Big Bang Colors en honor a Ágatha Ruiz de la Prada, exposiciones y sesiones de fotografías, entre otras actividades que permiten al proyecto consolidarse edición tras edición.

Noticias relacionadas

next
x