X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Rosalía Banet y Sandra Paula Fernández, premiadas

Anuncios de prostitución y canibalismo en la Biennal Miquel Navarro más reivindicativa

Rosalía Banet y Sandra Paula Fernández son las premiadas por la convocatoria de adquisición de la Biennal de Mislata 2017

8/12/2017 - 

VALÈNCIA. La Biennal de Mislata Miquel Navarro 2017 ya ha seleccionado a sus dos ganadoras del premio de adquisición, que en este caso ha ido a las artistas Rosalía Banet y Sandra Paula Fernández. De esta forma recibirán como premio 7.000 y 6.000 euros por sendos trabajos, comprometidos por la igualdad de género desde la perspectiva de las artes visuales. Esta ha sido la tónica de una selección general que recorre, de maneras más o menos explícitas, temáticas de gran calado social. “El planteamiento general nos ha llevado a resaltar tanto situaciones de desigualdad social, la lucha desde diferentes campos que se está llevando a cabo en el mundo, así como la visión más crítica y reflexiva sobre los estereotipos de género, tanto femenino, como masculino”, explica Alba Braza, comisaria de la muestra.

El primer premio de adquisición de la Biennal de Mislata Miquel Navarro de 2017 es para Rosalía Banet, artista madrileña nacida en 1972, que ha traído a la sala de exposiciones su obra El banquete hambriento 3, un óleo sobre lienzo que narra la vida de dos hermanas siamesas a través de rituales sociales relacionados con la comida (cumpleaños, navidad, meriendas y cenas con amigos, etc.). Representa una identidad doble, significa la diferencia entre lo que la sociedad nos dice que debemos ser y lo que en realidad somos y queremos ser. Sobre la mesa de este banquete no encontramos fruta ni verdura, sino fragmentos humanos. A pesar de la crudeza de su contenido, la obra tiene una estética dulce y alegre, pues refleja la sociedad de consumo como un sistema caníbal que bajo la apariencia de felicidad e hiper-abundancia genera y esconde desigualdades, prejuicios y otros horrores.

El segundo premio ha recaído en un minucioso trabajo de Sandra Paula Fernández, Enfermera, un anuncio por palabras de prensa mediante el que la artista de Oviedo hace una denuncia a la prostitución y el sometimiento de la mujer. Llama la atención por la técnica, un bordado en punto de cruz sobre tela mediante el que se escribe un descorazonador mensaje: “Enfermera harta de los recortes la chupo sin goma hasta el final”. Forma parte del proyecto de la artista 'Arte público: la vida no es coser y cantar', y plantea cuestionar que labores como la costura hayan estado siempre asociadas a lo femenino, en el ámbito doméstico, ironizando sobre la doble moral de la sociedad. “Empecé a bordar estos textos porque creo que son importantes y dan pistas acerca de nuestra sociedad actual y la doble moral que se exhibe en torno a estos temas. No sólo he bordado anuncios de periódicos sino también textos extraídos de páginas web de contactos en las que se aprecia toda la crudeza de este tipo de anuncios”, indica la artista. Además, esta pieza se exhibe, como casualidad, dos meses después de que el Consell firmará el Pacto Valenciano contra la Violencia de Género y Machista, un texto que señala que las "administraciones públicas valencianas no contratarán y/o subvencionarán medios de comunicación que utilizan la cosificación de las mujeres y la prostitución". La medida, en cualquier caso, está aún por aplicar. 

La muestra la completan otras ocho obras seleccionadas por el jurado, que recibirán 250 euros por ser exhibidas en Mislata durante estos dos meses. Muchas de ellas también hablan de este tipo de temáticas, como la propuesta por María Carbonell, que muestra con Our Body, our Fight (Nuestro cuerpo, nuestra lucha) la lucha activa de las mujeres por conseguir sus derechos a partir de una pintura al óleo en la que presenta a tres componentes del grupo feminista y activista FEMEN en plena carrera atlética; mientras que Manuel Antonio Domínguez Gómez cuestiona en Más adelante actitudes dominantes respecto a la sexualidad y se reconsidera la educación y su importancia en la formación de las identidades sexuales y de género; o Andrea Hauer (Concepción, Chile, 1974), que presenta Living, obra que pertenece a la serie Hogar Dulce Hogar y que nace como reacción al cambio vital que vivió al ser madre y tener que quedarse en casa y al cuidado de sus hijos, unas nuevas obligaciones que le hacen tomar conciencia de cómo ha sido delimitado el papel como mujer en la sociedad, de cómo la educación ha considerado “naturales” unos comportamientos subjetivos fruto de la construcción social, explica la creadora. Completa la lista de creadores participantes Gabriela Bettini, Sonia Navarro, Diego Díez, Gema Rupérez y María Gimeno. Permanecerán en la sala de exposiciones del Centro Cultural de Mislata hasta el 31 de enero.

“Esta convocatoria es una apuesta valiente por convertir la cultura en una plataforma de compromiso social, trabajando aspectos tan vigentes y sensibles como la igualdad de género; la libertad de mujeres y hombres, y la denuncia a conductas machistas”, indica el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa. Durante las semanas de exposición de los Premios de Adquisición Biennal de Mislata, la Concejalía de Cultura programará visitas guiadas para grupos, que ayuden a comprender el calado de las obras, su compromiso social, y su relación con la igualdad de género. “El arte es una plataforma más desde la que trabajar y hacer pedagogía de la igualdad de género, y en Mislata estamos tan sensibilizados con las políticas igualdad como con el apoyo rotundo a la creación artística y, en general, a la cultura”, concluyó Fernández Bielsa.

Noticias relacionadas

next
x