X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

con una explotación que durará 9 años

Urbaser solicita licencia para crear otro 'vertedero' en la sierra Els Cremats de Elche: la Celda 2

9/07/2019 - 

ELCHE. El departamento de Urbanismo ha publicado el Plan de Participación Pública para el estudio de integración paisajística del proyecto de ejecución de las fases V y VI de la Celda 2 del vertedero de residuos no peligrosos 'Els Cremats', ubicado en el término municipal de Elche, a unos 10 kilómetros hacia el Noreste, junto a la Serra Grossa. En otras palabras, en el vaso de vertido, es decir la ocupación total del vertedero, se van adecuando según las necesidades, celdas internamente, que son grandes superficies para depositar los residuos que posteriormente se sellarán. Ahora la UTE Urbahormar, formada por Urbaser y CHM, ha pedido Licencia Municipal de Obras para crear esta nueva celda. Como consecuencia, se publica este plan de participación, como procede en este tipo de casos en los que actuaciones urbanísticas pueden afectar al paisaje, para que la ciudadanía 'avale' el proyecto. Esta celda tendrá una vida útil prevista de unos 9 años.

El objetivo del estudio de integración paisajística realizado previamente a partir del redactado por Vielca Ingenieros en 2002 es conocer la incidencia que tendrá sobre el paisaje esta nueva actuación. Al igual que ocurría con el sellado de la Celda nº 1, ya explotada y sellada, así como en la construcción y explotación de las fases anteriores —I.1, I.2, II y III—, se diseña el vaso de vertido de modo que el balance de tierras (extracción-terraplenado) sea mínimo pero el suficiente como para generar suficiente excedente para acopios que servirán como material de cobertura, bien de las fases en explotación, bien para la construcción de nuevas fases. De este modo, para la actual fase se aprovechará material excedente de la excavación para la formación del propio vaso de Fase V-VI o sucesivas, "optimizándose por tanto el proceso constructivo", señala el informe.

En ese sentido, la celda 1 tiene completa la capacidad prevista y la Fase I.1, Fases II, III ésta última en explotación actualmente, agotarán su capacidad útil en breve. Tras la concesión de la licencia, los terrenos en los que se desarrollará la actuación de Sellado y Restauración de la Celda Nº. 2, propiedad del Consorcio para la Gestión de Residuos Urbanos del Baix Vinalopó, siendo la calificación de los terrenos de Suelo común de reserva (clave 52) según el Plan General ilicitano. Respecto al vertedero, la parcela cuenta con una superficie total de 46,08 hectáreas, es decir 492.130 m², de los cuales afectados por la Fase V-VI de Celda nº 2, hay un total de un total de 33.443 m2. En cuanto a la cota prevista de residuos, ésta será de 243 metros, que tras el sellado a realizar una vez que se haya alcanzado la cota máxima de vertido será de 245,60 metros. 

Según el estudio, los terrenos en los cuales se llevó a cabo la construcción de la Celda nº 1 y ahora se pretende llevar a cabo su ampliación de Celda nº 2, no están afectados por ninguna zona protegida. Una vez que se proceda a la cobertura de los residuos se colocará una barrera impermeable y cobertura de tierras con propiedades drenantes, todo ello encaminado a evitar la formación de lixiviados a la par de favorecer la re-vegetación de la zona, recuperando así una zona muy degradada por la acción del hombre. Una vez finalizada la vida útil de esta fase y la capacidad de almacenaje de residuos de este nuevo 'vertedero', será íntegramente restaurada paisajísticamente e integrada en su entorno, "por lo que la alteración del paisaje será prácticamente nula", defiende el estudio. Dicha restauración, que ha de ser compatible con el clima y el entorno, con elementos que tengan buen arraigo en las condiciones características de los vertederos restauradas, "se hará con raíces superficiales en lugar de profundas y con plantas que sean autóctonas (romero, lavanda, retamas, tomillo, majuelo, mezcla de herbáceas, etc)".

Se prevé una duración de las obras de conformación del vaso de vertido y de instalaciones complementarias no superiores a 4,5 meses, que tras el sellado a realizar —con una duración mínima de 30 años— una vez que se haya alcanzado la cota máxima de vertido será de 245,60 metros. Precisamente con la altura, sobre la afección visual de la obra, el estudio señala que se divisará desde la Autovía A-7 que conecta con Monforte del Cid o el Sendero GR-125 ‘Senda del Poeta’, dedicado a Miguel Hernández. También dentro del ámbito visual de afección del estudio se encuentra la red de vías pecuarias como "recurso cultural", es decir, valor patrimonial. En definitiva, el estudio señala que la sensibilidad del impacto es media-baja. Una vez determinados los impactos significativos y su magnitud, se han propuesto medidas correctoras que no eliminando totalmente los impactos, "los reducen hasta minimizarlos y hacer la actuación compatible con el paisaje". 

Así pues, este plan de participación pública —que no incluye en la encuesta preguntas sobre olores— es un paso más hacia la construcción de la nueva 'celda', para la que hay que solicitar licencia cada vez y que suelen tener una vida útil de varios años. En total, la previsión de llenar el vaso es en 2030. Entonces habrá que sacar a concurso la gestión del mismo. 

Noticias relacionadas

next
x